Despliega el menú
Deportes

CAI BM ARAGÓN

"Si es imprescindible..."

Mariano Ortega, una leyenda recién retirada del balonmano, baraja seriamente la posibilidad de volver a jugar. Es segundo entrenador del CAI Aragón, un equipo que sufre el azote de las bajas.

Hace días que Mariano Ortega, segundo entrenador del CAI, se ha vuelto a vestir de corto, a saltar a la cancha, a hacer circular el balón. Las ausencias de internacionales y la cadena de bajas provocadas por problemas físicos, obligaron al lateral zurdo a implicarse en los entrenamientos. Pero, ¿solo en los entrenamientos? El posible nuevo fichaje del CAI Balonmano se llama Mariano Ortega. La entidad sopesa muy seriamente abrir ficha al internacional, que en la actualidad ejerce como segundo de Veroljub Kosovac en el equipo naranja.

El propio Ortega no suelta prenda. Reconoce que es una posibilidad, aunque prefiere distanciarse, manejarlo en el terreno de la posibilidad remota, de la incógnita. Aunque se le apriete responde con los genéricos "nunca se sabe..." o aquel otro "si es imprescindible...".

"Hemos tenido muchos problemas de jugadores, bien por las lesiones, bien porque han tenido partidos con sus selecciones, así que participo en los entrenamientos para ayudar", indica el de Esparraguera.

Y es que Kosovac trabaja bajo mínimos: Stankovic y Sifré se ejercitan a un ritmo menor por diversos problemas físicos y la formación arrastra también las bajas de Toño Cartón y del recién lesionado Iago Muiña, que estará entre dos semanas y un mes ausente.

"Lo que yo quiero -señala el catalán- es aportar y ayudar. De momento, no hay zurdos, aunque todos esperamos poder recuperarlos". Ese es el reto y la ambición de Kosovac, de Óscar Mainer y del propio Ortega. Pero, ¿si se torcieran las cosas? "Siempre he pensado en las necesidades del equipo y es verdad que, después de la retirada, cabía la posibilidad de volver a jugar, en función de las lesiones y si el equipo lo requería".

Es el trozo de puerta que deja abierto Mariano Ortega. No va más allá e, incluso, apunta que resulta "improbable". "No me puede hacer ilusión -continúa el lateral derecho- porque la posibilidad de que vuelva a jugar pasa por la lesión de un compañero, y eso es muy duro tanto para él como para el equipo. Y tampoco me produce vértigo, porque yo siempre he competido y me encuentro preparado para afrontar ese reto".

De hecho, Ortega llevó a cabo una primera puesta a punto con la formación zaragozana, antes de asumir la tarea de segundo entrenador, al lado de Kosovac. Estaba pendiente de una posible llamada del seleccionador Juan Carlos Pastor al combinado nacional para disputar los Juegos Olímpicos de Pekín. Lo que pone de relieve se excelente momento de forma cuando decidió poner fin a su carrera deportiva.

El catalán dice que es difícil y que aún debería hablarlo en serio con Kosovac y Óscar Mainer. Que habrá que ver cómo vienen los internacionales y cómo evolucionan de sus lesiones los 'tocados'. Pero es cierto que es una opción que baraja esta leyenda del balonmano. Y que, sin duda, enriquecerá a una formación aún descentrada en el inicio de la Liga.

"No nos ha beneficiado el calendario -se disculpa Ortega- y tampoco hemos tenido suerte con las lesiones". Este viernes, el conjunto naranja viaja para enfrentarse con el Arrate (21.00), en un partido que el segundo técnico califica de "muy complicado", debido a las dificultades que atraviesan los vascos. "A ver cómo viene la gente...", anuncia. Tal vez para entonces Ortega comparta las tareas de entrenador y jugador. Y contribuya a abrillantar el juego del CAI Balonmano Aragón.

Etiquetas