Deportes
Suscríbete

BALONMANO HUESCA

Hoy se cumple un sueño

El Balonmano Huesca debuta en la ansiada Liga Asobal en casa y ante el histórico San Antonio (21.00).

La plantilla del Club Balonmano Huesca.
Hoy se cumple un sueño
J. BLASCO

El Balonmano Huesca llamó a las puertas del cielo y estas se abrieron con aquella inolvidable parada de Julio Rodríguez. Pero había un trabajo detrás, mucho trabajo. Una andadura de 15 años desde el primer escalón hasta la elite. La Liga Asobal se va a disfrutar en el Alto Aragón. Ya la tenemos aquí. Si aquel domingo de mayo en el Palacio de los Deportes el obstáculo era Anaitasuna, hoy el primer invitado es el otro conjunto pamplonés de la categoría, el Amaya Sport San Antonio (21.00). Para comenzar, un clásico de este deporte y una bienvenida exigente a una de las mejores ligas del mundo con permiso de la alemana.

Si la capital disfruta de un extraordiario momento deportivo, con la SD Huesca en Segunda y el Peñas en LEB Oro, el club presidido por Pachi Giné ha tocado techo en el ámbito de los deportes de equipo. La ciudad no se empapaba de un vértigo competitivo tal desde la gloria peñista en la ACB. Por encima de la Asobal no hay nada, tan solo las competiciones europeas. El BM Huesca ha accedido al distinguido club de los 16 equipos que, sorteando una coyuntura económica poco favorable, conforman una competición con los mismos problemas que el resto. Sin ir más lejos, los árbitros convocaron el pasado fin de semana una huelga por impagos abortada pocas horas después.

Los oscenses, con una bien labrada fama de equipo serio y trabajador, culmina una escalada durante la que, año a año, se ha ido haciendo un nombre. No tan lejos quedan los tiempos de la Primera Nacional y aquel salto a la División de Honor B en 2004, cuando se compró la plaza del Granollers y se accedió a un planeta desconocido en el que se ha permanecido durante siete años de altos y bajos rubricados en el 'play off' que se celebró en la pista oscense. Ahora, se anuncia que el cambio es aún más traumático y que la liga seguirá cumpliendo un guión conocido: distancias siderales entre las escuadras llamadas a pelear por los títulos y el resto. La permanencia es la meta, una guerra de guerrillas en la que aparecerán involucrados al menos la mitad de los contendientes. Y el BM Huesca será uno de ellos; en su ADN lleva instalada la abnegación para los próximos meses.

Con las estadísticas de años anteriores, parece que con ocho victorias puede resultar suficiente para salvarse. Un saldo para el que se antojan como determinantes los compromisos en el Palacio de los Deportes. El de hoy es el primero, pero pase lo que pase aún restarán 14 partidos. El San Antonio ya no es el de antaño, aquel que conquistó ligas y reinó en Europa con Zupo Equisoain en el banco y jugadores como Jackson Richardson. Ya no es el Portland. Con un proyecto más austero, se inscribe en el grupo de clubes que pueden aspirar a Europa. Grano a grano, los de José Francisco Nolasco se darán codazos con Anaitasuna, Pilotes, Guadalajara, Puerto Sagunto, Torrevieja, Antequera o La Rioja por evitar las dos plazas que condenan a retornar a la categoría de plata.

Los oscenses han logrado mantener el bloque de la pasada temporada con ajustes necesarios en todas las líneas hasta conformar una plantilla compensada y con alternativas en todas las líneas. Llegaron seis fichajes (Blaz Voncina, Milos Pesic, Álvaro Ruiz, Federico Vieyra, Joan Saubich y Vítor Tremps) entre la juventud y la veteranía, horas de vuelo en la elite y ganas de reivindicarse. Siguen los Julio Rodríguez, Álex Álvarez, Javier Ancizu, Ibai Cano, Carlos Grau o Emilio Esteban. La única baja para hoy por lesión es la del lateral Javier Bertos. Al mando técnico José Francisco Nolasco, dispuesto a mantener sus preceptos en una Asobal que recibe con los brazos abiertos a los de su especie.

El equipo espera esta noche el respaldo de una afición que se enganchó durante la fase de ascenso y no debe dejar solo ahora al Balonmano Huesca. En busca de un último repunte para la campaña de socios -mejor si son 1.500-, el idilio tiene un ilusionante punto de partida que deberá continuar en los próximos meses. Hoy, los árbitros serán García Fernández y Pastor Gamón.

Etiquetas