Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL

Hola Ibrahimovic, adiós Eto'o

Laporta ha confirmado el principio de acuerdo con el Inter de Milán. El traspaso del camerunés y la cesión del Hleb rondarían los 45 millones. La operación está abierta, falta cerrar los contratos de los jugadores y, por si todo se complica, el presidente no ha descartado a Villa.

El Barça está a punto de culminar una carambola maestra: la llegada de Ibrahimovic, el primer '9' que pidió Pep Guardiola al término de la pasada Liga, y la marcha de Eto'o, cuya relación con el club azulgrana era insostenible.

La sorpresiva operación comenzó a gestarse en la madrugada del jueves al viernes tras un viaje relámpago a Milán de Joan Laporta, presidente culé, que acudió acompañado del secretario técnico, Txiki Begiristain, y del director del área de fútbol, Raül Sanllehí.

Allí cenaron con el presidente del Inter, Massimo Moratti, y el director general del club italiano, Marco Branca. Los términos del principio de acuerdo circularon este viernes en los medios de comunicación de todo el mundo: 45 millones de euros, el traspaso de Eto'o y la cesión por un año de Hleb.

Teniendo en cuenta que el Barça había pedido 30 millones al Manchester City por el camerunés y que el bielorruso costó 15 millones el pasado verano, el fichaje del internacional sueco le va a salir muy caro al club azulgrana, casi a la altura de los 90 millones que pagó el Madrid por Cristiano Ronaldo. Sólo la cantidad, 45 millones, ya supondría el refuerzo más caro en la historia del club. La calidad se paga.

El viernes por la tarde, en la presentación del lateral brasileño Maxwell, Laporta y Txiki dejaron muy claro que la operación todavía no está cerrada, pero confirmaron que va por buen camino. "Depende de Eto'o, de Ibrahimovic, del redactado de ambos contratos. De momento sólo hay un principio de acuerdo con el Inter, la dinámica es buena, pero puede pasar de todo, la operación está abierta", explicó Laporta, quien ya ha hablado dos veces por teléfono con el delantero camerunés para comunicarle el interés del Inter y de su técnico, Jose Mourinho, en cerrar el mal llamado 'trueque'.

Los clubes están de acuerdo, a los jugadores les apetece el cambio de aires, pero falta algo muy importante: la ficha que cobrarán y las comisiones de los agentes Mino Raiola (el mismo de Maxwell), en el caso del sueco, y Josep Maria Mesalles, en el caso del africano.

Por cosas menos importantes se han roto a veces los acuerdos verbales. Laporta matizó que con esta operación se matan dos pájaros de un tiro: un '9' para el Barça y la solución al 'problema Eto'o' ya que la llegada de Villa no garantizaba la marcha del camerunés.

Por si el tema se complicara, Laporta ha asegurado que "Villa no está descartado". Y se ha mostrado sensible con la situación anímica en la que queda ahora el delantero asturiano: "Sé que la secretaría técnica está en contacto con Villa por la situación de ansiedad y angustia en la que se encontraba. Pero es lo mismo que ha pasado con Maxwell. Estudiamos opciones y al final decidimos". El presidente azulgrana revelaba así que el aviso a Manuel Llorente, presidente del Valencia, había sido real.

Si no aceptaba los 42 millones, "reactivaremos otras opciones", dijo. Y Villa puede está a punto de quedarse como Filipe Luis en el Deportivo. Enojado y con la sensación de haber dejado escapar el tren de su vida por la avaricia de un directivo.

El preferido de 'Pep'

 

Txiki Begiristain ha recordado que la de Ibrahimovic fue la primera operación que intentaron al principio del verano porque el Inter había mostrado interés por Eto'o. Ciertamente, es el delantero que realmente encandila a Guardiola.

Ya lo quiso cuando cogió las riendas del primer equipo el pasado verano. Tiene potencia física, talento, envergadura, calidad y mucho gol. Curiosamente, también es conocido por su carácter conflictivo por lo que algunos no acaban de entender la apuesta por otro Eto'o, en ese sentido.

Maxwell, que ha coincidido con Ibrahimovic en el Ajax antes que en el Inter, donde son habituales compañeros de habitación, ya tuvo que defenderle ayer de esa acusación.

El secretario técnico también ha reconocido estar trabajando en la opción de un central. Ese defensa no será Chygrynskiy, el deseado por Guardiola. La delegación azulgrana que cenó el jueves por la noche con Moratti aprovechó el jet privado para viajar antes a Donetsk con la intención de convencer al multimillonario propietario del Shakhtar, Rinat Akhmetov, pero no cedió y el ucraniano no será azulgrana.

Txiki, al hablar de que Ibrahimovic siempre mostró interés en vestir de azulgrana, reveló que también Ribéry lo hizo en su día, "pero hablamos con el Bayern y nos dijeron que no vendían".

Etiquetas