Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

"Hemos subido un peldaño de una escalera enorme"

José Aurelio Gay da indicaciones a Suazo y Lafita, ayer en Tenerife.
"Hemos subido un peldaño de una escalera enorme"
JUAN GARCÍA CRUZ - MIGUEL BARRETO

La cuestión principal son los puntos, la tabla, sobrevivir , levantarse por encima del puesto 18, dejar a tres equipos por debajo de los talones, huir de las llamas impulsado por las matemáticas? Pero también juega el ánimo, ese estado moral triturado en el Zaragoza hasta que ayer, por fin, por fin, por fin, se recompuso. El Zaragoza necesitaba ganar sobre todo por eso, por la confianza, la autoestima y la psicología. Ahora ya existe un punto de partida. Es ganar y ánimo, en este orden y no a la inversa. Solo las victorias estimulan.

Y así lo entendió ayer perfectamente José Aurelio Gay tras el partido, su primera victoria, su primera tarde soleada y apacible: "Remontar un partido que vas perdiendo es muy importante. Cuando un equipo está tan tocado anímicamente necesita algo así, esta victoria ayuda, pero sobre todo ayuda desde el punto de vista moral. Un triunfo tan cntundente es una gran inyección anímica".

Los modos inesperados del triunfo también contribuyen a ese rearme anímico del equipo. Levantar un partido puesto cuesta arriba multiplica la felicidad. "El partido ha confirmado que tenemos un problema psicológico. Parecía que estábamos muertos, con algunos futbolistas bloqueados, pero con su gol hemos reaccionado. Saldremos adelante, este equipo tiene cosas peligrosas, pero esto solo es un peldaño de una esclarea enorme", advirtió José Aurelio Gay, felizmente sosegado.

El técnico repasó las alegrías de los recién llegados: "Contini ha estado fantástico, nos ha transmitido la seguridad que tanto necesitábamos. Colunga ha sido decisivo. Nos ha dado frescura. Y 'Chupete' se ha estrenado, ha sido mediante un penalti, pero es importante que haya marcado".

José Aurelio Gay transmitió la liberación que vivió el vestuario con el triunfo, con escenas de alegría colosal y alguna lágrima suelta por la tensión del momento: "Los chicos estaban como locos por romper la mala dinámica. Esta victoria es una alegría sobre todo desde el punto de vista anímico porque este grupo se está esforzando mucho en el día a día. Nadie sabe el esfuerzo que hace el vestuario para salir adelante, hemos tenido un poco de fortuna pero por fin hemos roto un maleficio".

El entrenador del Real Zaragoza se marchó feliz, pero intranquilo con el hecho de que su equipo solo responda bajo estímulos negativos: "Hemos reaccionado. Tenemos esa capacidad, como ya demostramos en Villarreal, pero debemos hacerlo antes de encajar un gol".

El análisis del partido también tuvo cabida en el discurso de José Aurelio Gay: "Al Tenerife le hemos sorprendido metiendo tanta gente arriba. La primera mitad ha sido de ellos, pero en la segunda apenas nos han inquietado. Creo que la diferencia ha estado en que nosotros hemos tenido el acierto que le ha faltado al Tenerife en la primera parte. La puntería ha marcado la diferencia. Siempre vi que, por lo menos, teníamos la posibilidad del empate".

Por último, Gay frenó la euforia con una frase rotunda y repleta de sentido. "No tenemos que lanza ahora las campanas al vuelo".

Etiquetas