Despliega el menú
Deportes

ENTREVISTA A WILLY VILLAR

"Hemos hecho lo imposible para que juegue Lescano"

El dirigente rojillo mantiene el optimismo y la ilusión de cara al ascenso directo, reconoce la necesidad y las dificultades de fichar actualmente y asume que tener al capitán sin jugar ha sido "tremendamente doloroso".

Willy Villar, director deportivo del CAI, en las oficinas del club zaragozano.
"Hemos hecho lo imposible para que juegue Lescano"
José Miguel Marco

Un balance de 14-6 en 20 jornadas, ¿qué le dicen esos números?

A nivel numérico lógicamente podemos pensar que es mejorable, pero yo diría que de las seis derrotas las dos que nos han dolido, porque han seguido el mismo patrón, son las de Tarragona y Málaga. Es lo más doloroso, pero a la vez es lo que nos hace crecer de cara al futuro para que no vuelva a ocurrir. El club que queremos no puede permitir que haya actitudes como la de esos partidos. El balance es que hay que evitar ese tipo de derrotas pero, con las circunstancias que hemos tenido, sin ser brillantes, no es malo tampoco.

Siguiendo esta progresión numérica no se llega a ser primero.

Si continuara igual seríamos segundos, que no sería una mala posición aunque lógicamente el objetivo es ser primeros. Y nos vemos capaces, porque lo normal es ir mejorando conforme avance la liga. Pero si fuéramos segundos habría que ir al 'play off' con el ánimo intacto y sin depresión. Lo importante es estar en ACB.

Esa afirmación de que el segundo puesto no sería una mala posición no gustará demasiado.

No he dicho eso, lo que he dicho es que el objetivo es ser primero, pero que si somos segundos hay que encararlo desde la ilusión para estar en la ACB y no llegar psicológicamente peor que los rivales.

Los seis tropiezos han sido fuera de casa y parece que no hay arreglo a este problema.

Tenemos detectados los problemas que hemos tenido y nos han dificultado los partidos fuera de casa y estamos poniendo todos los medios y el trabajo para arreglarlos. Ese trabajo va a ser duro, complicado y nos va a costar, pero lo tenemos que sacar adelante.

¿Le ha decepcionado la plantilla que confeccionó?

En absoluto, al contrario. Lo que hemos conseguido, en las condiciones que hemos tenido, dice mucho del nivel de implicación de la plantilla. Lo que se debe pedir a un profesional es que dé el máximo esfuerzo y, salvo en momentos puntuales que se ha fallado, he detectado receptividad y mucha autocrítica del grupo. La calidad nos ha costado sacarla fuera de casa, pero con esa implicación el equipo está seguro de lograr los objetivos.

Y ahora hay que fichar.

Al estar lesionado Guerra lógicamente hay que buscar un sustituto en esta posición, independientemente de lo que pase con los papeles de Matías. Con lo cual es absolutamente imprescindible fichar un alero para tener una rotación.

¿Y cómo van las gestiones?

Lo complicado de fichar ahora es que todos los jugadores que son susceptibles de venir tienen equipo, y eso aumenta la dificultad. Además, si siempre hay que ser discreto, ahora más porque cualquier cosa que salga a la luz implica a mucha gente y es complicado.

¿Alero español; pívot español y cambios en el perímetro...? Dígame qué le pasa por la cabeza.

Todas las opciones. Partíamos de una máxima que es respetar al grupo que trabaja cada día para que el CAI esté en la ACB. Con esto quiero decir que especular o abrir cualquier abanico de posibilidades implica que haya alguna persona que no pueda seguir en el club. Con lo cual, lo mejor es hacer las cosas que tengamos que hacer por dolorosas que sean y cuando hayamos tomado una decisión decirlo.

Ha hablado de lesiones, pero alguno ya vino 'tocado', algo que no le deja en buen lugar.

En el caso de Kiefer es cierto que casi desde que llega tiene unas molestias en la rodilla, que nunca había sufrido, y que no le permiten estar al nivel que todos sabemos que puede estar. Uno no es adivino y cuando lo fichamos no había ningún antecedente que nos alertase. Y en el caso de Hettsheimeir sí que reconozco que puede haber una parte de culpa en mi planificación, ya que sabía que no acabó la temporada anterior y que con el antecedente de una fractura, ya uno aprende para el futuro que el reconocimiento hay que realizarlo cuando se ficha.

Y el caso de Lloreda.

Nosotros sabíamos que en su curriculum tenía una fractura de estrés que se cura hace un año y medio. Por su calidad y por lo que venía haciendo en otros torneos asumimos que había que arriesgar con él. Fue mala suerte.

¿Se arrepiente de la decisión tomada con Lescano tanto en el tema de los papeles como en cuanto a ser el sacrificado?

En el tema de los papeles, si se volviera a repetir, caería de nuevo. Pero sí que he aprendido que en un futuro por mucho que me garanticen un tema burocrático no me fiaré lo más mínimo, porque ha sido muy doloroso tener a Matías sin ser utilizado. Al optar por Barlow creo que hemos hecho lo correcto en base a lo que en un principio se planificó. Pero es una situación de lo más desagradable que estoy viviendo como director deportivo.

¿El club podía haber hecho más?

Imposible. He llevado este tema prácticamente a diario. El club no puede decir públicamente lo que ha hecho porque se implica a personas de mucha influencia, pero cualquiera puede imaginar que se ha hecho más de lo que nadie pueda pensar y el jugador tiene conocimiento de todo.

¿No le parece que se ha valorado muy poco al emblema, el capitán y alma mater de este equipo?

Tener que dejar sin jugar a un jugador de la calidad de Matías es una situación tremendamente dura, pero es la que hay y según el equipo que tenemos es la menos dañina dentro de que el tema es grave y desagradable.

Y por ejemplo, ¿por qué no lo renuevan para que él no decida marcharse a otro sitio?

Creo que hay que separar un poco la planificación del equipo y el futuro del tema de los papeles, pero dicho esto, por supuesto que el club está valorando la implicación, la paciencia y la forma de obrar en una situación tan dura para el jugador y por supuesto que Matías tiene que saber que se le valora, que es importante y que eso se va a tener en cuenta. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Hablando de ausentes, ¿qué va a pasar con Hettsheimeir?

Vamos a apurar hasta el último minuto para tomar la decisión. Ahora, además de la valoración técnica del jugador, tenemos por en medio una valoración médica. Hay que valorarlo todo.

¿Les habría venido bien en este tiempo no?

Es fácil pensar, que si mañana estuviese en el equipo, qué pasaría si Rafa jugase muy mal. Creo que con eso lo contesto. Nosotros apostamos por personas, por proyectos y siempre he dicho que a Rafa se le cede, se le recupera y se le renueva para otra temporada pero es un jugador que lleva seis meses sin jugar, no se sabe su nivel en la ACB, viene de una lesión y aún no había demostrado nada. Se nos puede decir cualquier cosa pero si hay alguien que ha demostrado toda la confianza del mundo en él ha sido el CAI. Creo que hemos hecho una grandísima gestión con él.

Lo digo también porque el juego interior no está funcionando como hubiera deseado.

Lógico. Pero que nadie garantiza que con Hettsheimeir hubiera sido todavía mucho peor.

¿Ve a José Luis Abós capacitado para reconducir la situación después de decir en Tarragona que su mensaje no llegaba al grupo?

Quiso decir que el trabajo de concienciación y de avisar sobre la dificultad de aquel partido se hizo pero el jugador no lo valora porque cree que el cuerpo técnico sobrevaloraba al contrario. Dijo sentirse frustrado por eso, pero no que no fuese capaz de llegar a los jugadores. El tema de José Luis va mucho más allá de ratificarlo. La posición en la que estamos no es para plantear absolutamente nada porque tenemos la ilusión de subir a la ACB y no solo lo vemos capacitado para conseguir el objetivo sino que esperamos que sea un entrenador de futuro del club.

¿Le destituiría, llegado el momento, aunque sea su amigo?

Es amigo personal y sería muy fácil, en base a esa confianza, destituir a Abós porque cuando hay esa confianza sabes que no hay traición y que profesionalmente tomas la decisión que crees más correcta. Aún así, creo que los entrenadores, desde mi punto de vista, se van solos, no se les echa.

Y tiran del carro jugadores que ya había, como DP o Quinteros.

Hay que dejar de lado los personalismos. Uno no hace el equipo en base a temas personales de quedar mejor o peor. El hecho de que estén Quinteros o DP es algo que ha hecho bien el club y que sigan es un éxito de la entidad. Esto es un trabajo en equipo.

¿Siente que se la juega en los dos cambios que le restan?

Nos la jugamos todos. Nos gustaría no haber tenido que fichar ahora. No es el mejor escenario para tomar decisiones, pero todos los que queden en el grupo van a ser capaces de optar al objetivo.

¿Sigue creyendo en el ascenso directo?

Absolutamente. Lo que pasa es que va a ser un camino durísimo. Vendrán derrotas y momentos difíciles, pero está en nuestra mano el conseguir el ascenso directo.

Etiquetas