Deportes
Suscríbete

CICLISMO

Gilbert salda sus cuentas personales

El belga Philippe Gilbert, que superó un cáncer de piel, da en la diana por partida doble: vence en Málaga y se coloca líder.

Gilbert cruza victorioso la meta de Málaga.
Gilbert salda sus cuentas personales
JOSé JORDáN/AFP

A las 11.00, un coche del equipo Lotto recorría los kilómetros finales de una de esas llegadas, en el Castillo de Gibralfaro, que conjugan, como debería de ser casi siempre, cultura y deporte. Solo que los belgas llevaban dentro a uno de sus mejores corredores, Philipe Gilbert, un valón que no prestaba mucha atención a las bellezas de Málaga. Lo que iba haciendo era memorizando una subida muy corta en la que sabía que tenía posibilidades de vencer.

Siete horas después, con 157 kilómetros en las piernas, la memoria no le jugó una mala pasada y Gilbert vencía. En tres días saldaba todas las cuentas personales que tenía. Si dando pedales es rápido, hablando es un torrente de palabras que llegan a abrumar. "Vine a la Vuelta a España con dos objetivos: preparar el Mundial y ganar un etapa. El segundo ya lo he conseguido y el primero lo voy cumpliendo", explicaba.

Cuando pasó la línea de meta, besó dos medallas que llevaba en su cuello: "Eran regalos de mi madre y de mi mujer". También pudo tener un recuerdo para ellas. Gilbert está recién casado. Lo hizo después de la Clásica de San Sebastián. Por si le faltase algo, le daba al Lotto su cuarta victoria de la temporada. El final en Gibralfaro tenía una cierta similitud con el de la Amstel Gold Race, que también ha ganado este año.

"Es parecido, pero el de la carrera holandesa es más largo". Gilbert, que superó un cáncer de piel en un muslo en 2007, del que ya no se acuerda, dio un salto de calidad en 2009, cuando encadenó al final de temporada una serie de triunfos importantes. Antes había ganado una etapa del Giro de Italia. Después del Campeonato del Mundo encadenó cuatro victorias, Copa Sabatini, París-Tours, Giro del Piamonte y Giro de Lombardía.

Sus logros comienzan a resultar cada vez más importantes: "Es la primera vez que me pongo de líder en una prueba de tres semanas. Ya había sido segundo en una general del Tour detrás de Valverde y sexto en una del Giro, pero nunca me había puesto de líder". Gilbert le sacaba tres segundos a Joaquín Rodríguez, el vencedor de la etapa del Tour que finalizó este año en Mende por delante de Alberto Contador. "Gestioné mal la última curva y me sacó unos metros que ya no hubo forma de recuperar. De todas formas iba muy fuerte", comentaba el catalán.

Los dos estuvieron en la lucha por la etapa, con Igor Anton y Nibali dando tiempo a un grupo en el que aparecían Bole, Roche, Menchov, Mosquera y Arroyo. Gilbert decía:

Hoy habrá más tensión. La Vuelta a España no tendrá tranquilidad un día después de llegar al Castillo de Gibralfaro.

Etiquetas