Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Gay: "Me siento tranquilo y protegido"

José Aurelio Gay da instrucciones a sus jugadores, en el entrenamiento de ayer en Tenerife.
Gay: "Me siento tranquilo y protegido"
JUAN GARCÍA CRUZ

"Las conclusiones son muy positivas. Hemos logrado una mejor convivencia, una mayor adaptación de los nuevos jugadores respecto de los que ya estaban y hemos conseguido preparar lo mejor posible este partido ante el Tenerife que, para nosotros, es muy importante". José Aurelio Gay estaba exultante de satisfacción ayer al mediodía en la sala de prensa del Top Training de Adeje, a la conclusión del último entrenamiento en estas magníficas instalaciones del sur de la isla tinerfeña, donde el Real Zaragoza ha trabajado intensivamente desde el pasado miércoles.

"Ahora nos urge ganar. Este es un partido especial, como lo van a ser ya todos hasta el final. Los nuevos están todos en concidiones de jugar. Tengo decidida la alineación, pero no la voy a dar todavía porque aún no se la he comunicado a ellos", prosiguió Gay en su cascada de declaraciones previas a un duelo que puede marcar el futuro del equipo, para bien o para mal.

El entrenador sabe de la envergadura del envite y no ha dudado en cargar de responsabilidad a los futbolistas para que lo afronten como si fuese el choque definitivo para lograr el objetivo de la permanencia. "Yo entiendo que es una final. Ese calificativo nos sirve perfectamente esta vez. Para nosotros, todos los partidos van a ser finales desde hoy. Juguemos donde juguemos y contra el rival que sea. Con solo 14 puntos en la clasificación, sobran explicaciones. Hay que ganar cada día, sin mirar al adversario ni si jugamos en casa o fuera. Y espero que esto que digo no cause ninguna presión a los jugadores. Hay que aceptar que estamos en una situación muy difícil y hay que saber afrontarla tal y como es", apuntó Gay.

El madrileño habla siempre en genérico, de forma colectiva. En ningún caso observa las circunstancias desde un prisma personal. "Para mí no es un partido extraordinario, no tiene ninguna connotación especial, salvo que recuerde que hace 17 años me quiso fichar el Tenerife antes de renovar mi contrato con el Real Zaragoza", dijo con sorna.

Gay insiste permanentemente en que no siente que, si hoy vuelve a añadir un nuevo marcador adverso en su tortuoso caminar al frente del equipo zaragocista (cinco partidos sin conocer el triunfo), su puesto corra peligro. "Estoy tranquilo y me siento protegido. Hablo con frecuencia con el presidente y con la dirección deportiva y yo no he notado ninguna duda. Insisto en que estoy convencido y entusiasmado. Los resultados no están siendo buenos, es verdad, pero no veo dudas sobre mi trabajo ni mi forma de ser", esgrimió.

El técnico sigue pidiendo tiempo, pese a que ese bien es escasísimo en todo el entorno zaragocista desde hace ya un par de meses. "El reto es difícil desde el principio. Pero, esta situación, no es posible solventarla en cuatro semanas. Espero que haya tiempo para arreglarla. Reitero que necesitamos tiempo", redundó una vez más, incansable en su solicitud.

Radiografía del Tenerife

José Aurelio Gay, por supuesto, también habló del rival de esta tarde. De ese Tenerife que precede al Real Zaragoza en la tabla clasificatoria y que, con tres puntos más, también ocupa puesto de descenso. "Juegan como un equipo que no está en posición de bajar a Segunda. Muy convencidos de su estilo, muy peligrosos. Tienen siempre un arranque de partido muy fuerte, algo parecido a lo que vimos el otro día con el Villarreal. Juegan francamente bien, sobre todo al contraataque", describió. "Lo que ocurre es que, si están tan mal clasificados, algo tiene que fallarles", añadió en busca de un asidero optimista al que el Zaragoza pueda agarrarse esta tarde.

"Esta vez no se puede repetir lo que nos pasó hace una semana en Villarreal. Tenemos la lección aprendida y lo hemos hablado y visto en vídeo. Si nos ocurriera dos veces seguidas lo mismo, sería muy preocupante", indicó Gay, muy confiado en sus jugadores.

Etiquetas