Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Gay se rearma

El entrenador podrá contar para el partido del miércoles, frente al Espanyol, con Matteo Contini, Javier Arizmendi y Eliseu.

Gay se rearma
Gay se rearma

Vuelve Matteo Contini a la agenda de trabajo de José Aurelio Gay. Regresa la fuerza. Reaparece la contundencia. Se recupera el carácter. De la personalidad del italiano ha brotado en determinadas fases del campeonato el carácter del grupo. Perdido por exceso durante el encuentro disputado frente al Real Madrid y por defecto -debido a que tuvo que cumplir partido de sanción- frente al Deportivo de La Coruña, José Aurelio Gay y Nayim pretenden recuperar ahora la mejor versión del italiano, esa que condujo a la rehabilitación futbolística del central transalpino tras su salida del Nápoles y al Real Zaragoza a ser otro equipo, por completo distinto al que se vio durante la decadente primera vuelta.

El Contini centrado y sereno, templado y firme al mismo tiempo en el despliegue de su fútbol, ha sido una de las claves de la revolución de invierno, y para el partido frente al Espanyol se le demanda ese mismo comportamiento. Puede tratarse del encuentro definitivo en la carrera por la salvación, en el que el Real Zaragoza necesitará la claridad mental que han aportado las principales figuras de la reconversión efectuada, entre las que se cuenta, sin duda, el italiano en primer término.

De Contini se pretende extraer otra vez el tipo de jugador que le hizo sobresalir en distintos partidos, como sucedió, por ejemplo, frente al Atlético de Madrid: un defensa bien situado, seguro en la marca que le atañe directamente, listo en las coberturas, capaz por arriba y por abajo y solvente en la salida del balón.

Al temperamento indómito que llevó a Contini a enseñar el codo a Cristiano Ronaldo y al Pipa Higuaín, o a pisar en su día a Alessandro Del Piero, se le quiere poner puertas blindadas. El camino elegido por el cuerpo técnico para la reaparición de Contini es el otro: el del saber estar sobre el terreno de juego por alta que sea la presión ambiental y el de la jerarquía. En varios partidos mostró una y otra cosa. Entonces se situó en el interés de varios equipos españoles.

La ausencia de Jari Jarosik, que deberá cumplir partido de sanción por acumulación de amonestaciones, eleva circunstancialmente la importancia de la aportación de Contini. Deberá asumir el liderazgo que de modo tan satisfactorio ha desarrollado el central checo en las últimas citas.

Corresponde a este momento quizá definitivo, en el que el Real Zaragoza puede sellar la permanencia en Primera División, un intercambio de papeles, de roles. Jarosik pasará inevitablemente al limbo donde se purgan las penas reglamentarias y Matteo Contini al mando de las operaciones en la línea de atrás. Su presencia combinada, que es la que brinda mayores garantías, tendrá que esperar una semana más, acaso para momentos ya que no vayan a resultar determinantes.

Contini, en todo caso, no significará el único mecanismo de rearme del Real Zaragoza para el embate del Espanyol. Gay contará con otras dos piezas que han sido frecuentes en los planteamientos por los que ha mostrado mayor querencia: el portugués Eliseu y Javier Arizmendi. Ellos son los elegidos habitualmente por el entrenador para ocupar los flancos del equipo, unas veces a pierna cambiada y otras -la mayoría- según la lateralidad natural de cada uno.

Eliseu ha cumplido el partido de sanción con el que debió cargar y Arizmendi, a la espera de lo que digan los entrenamientos previos al encuentro frente al Espanyol, estará a disposición de José Aurelio Gay. La sobrecarga en los abudctores que le afecta desde hace más de una semana ha remitido. Si la evolución es favorable, estará de nuevo en disposición de saltar al terreno de juego. En caso contrario, Ángel Lafita ha entrado en los engranajes del equipo. Frente al Deportivo mostró talla y poso. Es una alternativa con la que no se resiente el equipo.

Etiquetas