Despliega el menú
SD Huesca

SD Huesca

Tres jugadores del Huesca dan positivo en un control

Luis García, Rivas y Omar sobrepasaron la tasa de alcohol en sangre en un test hecho sobre las cuatro de la madrugada de ayer, en Zaragoza, tras saltarse un semáforo en rojo.

David Rivas.
Tres jugadores del Huesca dan positivo en un control
JAVI BLASCO

Luis García, portero de la Sociedad Deportiva Huesca y ex del Real Zaragoza entre otros equipos; David Rivas, ex futbolista del Betis durante varias temporadas y hoy también en las filas azulgranas; y Omar Ramos, reciente adquisición del club oscense procedente del Almería, dieron positivo en un control de alcoholomia que tuvo lugar en Zaragoza en la madrugada del jueves, alrededor de las cuatro de la mañana.El vehículo, uno de los Fiat que este patrocinador de la entidad facilita a personal del club con arreglo a determinados acuerdos, era conducido por el guardameta Luis García en el momento en que este se saltó un semáforo en rojo. Ese fue el motivo de que una patrulla de la Policía Local les obligara a detener el coche.

Según ha podido saber HERALDO DE ARAGÓN de fuentes policiales, los jugadores se habían trasladado junto a un grupo de compañeros a una cena que celebraban en un restaurante de la capital aragonesa, y en ese momento se disponían a emprender el viaje de regreso a Huesca, ya que a las once de la mañana había programado un entrenamiento del equipo.

Los agentes practicaron el preceptiva prueba de alcoholemia al conductor, Luis García, que arrojó una tasa de 0,37, superior al límite fijado en 0,25. Tras obtener este dato, García fue conducido a dependencias policiales para un segundo test de etilometría de mayor precisión, en el que el nivel de alcohol en sangre se redujo a 0,32, lo que definitivamente le acarreó una multa de 500 euros.

Ante la posibilidad, en un primer momento de la actuación, de que cualquiera de sus dos compañeros, David Rivas u Omar Ramos, se pudieran hacer cargo del vehículo, los agentes les realizaron la etilometría también a ellos. El andaluz superaba el 0,30, mientras que el tinerfeño Omar se situaba en torno al 0,50.

A la mañana siguiente, los tres futbolistas acudieron con normalidad al entrenamiento junto al resto de sus compañeros, en una sesión que tuvo como emplazamiento un campo de hierba natural de un instituto situado a las afueras de Huesca, el IES Pirámide, en el que el equipo azulgrana puede ejercitarse a través de un convenio suscrito con la Diputación General de Aragón.

Momento comprometido

El Huesca vive un momento delicado de la temporada, ya que se encuentra situado desde hace muchas jornadas en posiciones de descenso y está a cuatro puntos de la permanencia. Tras el cambio del entrenador aragonés Ángel Royo por Quique Hernández, el combinado azulgrana apenas ha mejorado la imagen y los resultados cosechados.

Este sábado, a las seis de la tarde en el estadio Alcoraz, el bloque oscense tiene un importante compromiso contra el Guadalajara. Los alcarreños aventajan en diez puntos a los altoaragoneses, por lo que una derrota ante un rival que podría considerarse aún directo sería un duro golpe para la moral del equipo, pese a que aún restarían muchas jornadas.

Etiquetas