SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

La SD Huesca focaliza sus esfuerzos en el último día de mercado en un central

Se persigue a un defensa de rendimiento contrastado que pueda encajar dentro de una masa salarial con escaso margen de maniobra. El anhelo del centrocampista queda en un segundo plano.

Cuco Ziganda, técnico del Huesca, y Mossa, su asistente, observan el entrenamiento del miércoles en El Alcoraz.
Cuco Ziganda, técnico del Huesca, y Mossa, su asistente, observan el entrenamiento del miércoles en El Alcoraz.
SD Huesca

Habrá una décima incorporación, o al menos eso es lo que perseguirá la SD Huesca este jueves en el último día de mercado. Hasta que la ventanilla de la Liga eche el cierre con la medianoche, la entidad azulgrana se va a esforzar por tratar de reforzar más una plantilla que en las primeras jornadas, con solo un punto de nueve sumado, ha dejado patente que arrastra carencias. De no lograrlo, no cejará en el intento. La posterior bolsa de jugadores en paro es otra posibilidad. El director deportivo Ángel Martín González dio a entender el martes en la presentación de Rubén Pulido cual sería el escenario ideal, la firma de un medio y un central, pero las limitaciones económicas que maniatan al club, con el límite salarial saturado, van a hacer que los esfuerzos se concentren en lo segundo, en un zaguero.

El análisis de la plantilla delata que es la posición más desguarnecida. Ya no tanto en cuanto a número -con el fichaje de Rubén Pulido son cinco los efectivos con los que cuenta Ziganda-, pero sí a lo que rendimiento contrastado en la categoría se refiere, justo lo que se rastrea. El último en llegar, una pieza codiciada a lo largo de todo el verano, cumplirá mañana 22 años y suma dos campañas jugando en Segunda. Jérémy Blasco, de 23 años, incorporado durante la pretemporada y aún pendiente de debutar con el Huesca, se estrenó en la división de plata en el curso pasado, y los canteranos Euse (21 años) y Anglada (22) están dando sus primeros pasos. Solo el capitán Jorge Pulido (31 años) puede presumir de muchas horas de vuelo. Entre Primera y Segunda son 253 partidos los que ha jugado.

La pretensión no es nueva. Martín González manifestó ya durante la concentración de Benasque en el inicio de la pretemporada que para él resultaba clave conseguir dos centrales con experiencia. Después, el devenir del mercado, con escasez de oferta, ha demorado los movimientos junto a los problemas con la masa salarial, lo que hizo que llegase a comentar la semana pasada que se podría conformar con conseguir solo uno más.

La misión ahora, de todos modos, no resulta sencilla. El Huesca trata de activar sus propias palancas económicas para afrontarla. Las últimas cesiones, las de Sandro y Álvaro, van a servir para completar las inscripciones de José Ángel Carrillo y Rubén Pulido. A partir de ahí, se van a tratar de hacer efectivos varios patrocinios pendientes de ser computados por la Liga. La opción de que se pueda producir alguna salida más, prácticamente se da por descartada. También cabe la posibilidad de los avales personales.

Con el central en el punto de mira, la idea de traer también un centrocampista queda en un segundo plano. Javi Mier, con el que Martín González y Ziganda habían coincidido en el Oviedo, estaba bien posicionado y hubiese desembarcado en El Alcoraz en calidad de cedido. Sin embargo, el club carbayón comunicó el miércoles al futbolista, al que días antes le habían recomendado buscar equipo, que cuentan con él.   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión