SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

El laberinto de Sandro Ramírez

La salida del delantero de la SD Huesca, aún atascada, tiene como más probable destino la UD Las Palmas.

Sandro celebra un gol en el entrenamiento de este domingo por la tarde.
Sandro celebra un gol en un entrenamiento en Benasque.
SD Huesca

Sandro Ramírez jugó su último partido con la SD Huesca, oficial o no, el 22 de mayo de 2021. Ese día, el equipo azulgrana bajó a Segunda División y el delantero canario, que había firmado por tres temporadas tratando de revalorizarse en el fútbol español, ya tenía la determinación tomada de que iba a seguir en la élite. 14 meses después y con una cesión al Getafe entre medias, sigue pensando lo mismo. Pero esta vez su destino parece ligado a la categoría de plata. Eso sí, lejos de El Alcoraz. La UD Las Palmas es el club más próximo a desatascar una situación enquistada, que está ralentizando la planificación de una campaña que está a una semana de comenzar. No es una situación que se vaya a resolver de manera inmediata.

Por segundo verano consecutivo, Sandro es protagonista de la pretemporada. Y no por sus goles ni por su rendimiento en los amistosos. Lo es porque sus ausencias del trabajo diario del grupo, una manera de declararse en rebeldía y presionar para cumplir su deseo de abandonar la entidad, se han convertido en habituales y ya no sorprenden. El canario completó un entrenamiento por última vez, sobre el césped y realizando los mismos ejercicios que sus compañeros, el 15 de julio. La plantilla había regresado de la concentración de Benasque, donde solo se había perdido un entrenamiento que se justificó con unas molestias físicas.

De vuelta a la capital oscense se dejó ver por última vez el 22 de julio, vísperas del amistoso con Osasuna, cuando realizó el primer tramo junto al resto de jugadores y después se fue al margen. Desde entonces no ha habido más apariciones de Sandro en el IES Pirámide y su futuro se juega en los despachos. La situación presenta unas similitudes evidentes con la del estío anterior. Entonces se aclaró el 2 de agosto, cuando se hizo oficial la cesión al Getafe. El club azulón pagó un millón de euros y se hizo cargo de la ficha del canario. Antes, la entidad le renovó por un año más, hasta 2024, como una manera de tratar de asegurarse una rentabilidad futura.

¿Será así? En lo deportivo, el canario no terminó de responder en el Getafe, que no ha ejecutado la opción de compra de que disponía. Jugó 29 partidos, 19 de ellos como titular, y marcó tres goles. Por establecer comparaciones, el curso anterior con el Huesca disputó 20 encuentros y anotó seis tantos. Sin hueco aparente en Primera, y con algún canto de sirena que le ha llegado del fútbol italiano, la opción más factible desde hace semanas es la de la UD Las Palmas. El club canario marca distancias con Sandro de manera pública. Su director deportivo, Luis Helguera, fue jugador azulgrana y desempeñó esta misma actividad en la capital oscense entre 2014 y 2015. Respeto máximo.

Sin embargo, el entorno del futbolista ha filtrado las cifras que abrirían las puertas de su salida: medio millón de euros por la cesión y un millón y medio por el traspaso. De ser así, lejos de los cuatro millones en que se valoraba su venta en un primer momento. El director deportivo, Ángel Martín González, dejó claro en la presentación de Kento Hashimoso que la voluntad de Sandro Ramírez de marcharse debía ir aparejada con un beneficio para el club. El mensaje del madrileño ha rebajado el optimismo del comienzo del verano, cuando indicó su confianza en que el ariete terminara quedándose a las órdenes de Cuco Ziganda.

La continuidad del grancanario tapona la configuración de la plantilla que ha de estar cerrada antes del límite del 1 de septiembre a la medianoche. Con Escriche, Kanté y Kevin Carlos como delanteros, la necesidad de un ariete que asegure una cifra de goles elevada será otra de las tareas de la dirección deportiva.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión