SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

Miquel, Poveda y Sandro, tres frentes de la SD Huesca abiertos con el Getafe

Los azulgranas quieren retener al central y también hay que solucionar el futuro de los delanteros.

Ignasi Miquel y Poveda se abrazan durante un entrenamiento con la SD Huesca.
Ignasi Miquel y Poveda se abrazan durante un entrenamiento con la SD Huesca.
SD Huesca

Fuera ya por completo de la carrera por el ascenso, la SD Huesca lleva semanas trabajando en el diseño y confección de la que será su próxima plantilla. Se han trazado líneas de actuación claras como que la adquisición de delanteros contrastados será prioritaria, se ha renovado a Joaquín y está en marcha el proceso de selección del nuevo entrenador toda vez que el propio Xisco anunció tras el derbi que no continuaría. Entre los asuntos a decidir hay tres con un denominador común, el Getafe. Las buenas relaciones que se mantienen con el club azulón han propiciado varias operaciones y en estos momentos en el Coliseo Alfonso Pérez hay un azulgrana jugando de prestado y en El Alcoraz, dos con contrato con los madrileños. El primero es Sandro Ramírez y los otros Ignasi Miquel y Darío Poveda. En los tres casos su situación actual caduca el 30 de junio por lo que habrá que sentarse a decidir qué ocurre con ellos.

El Huesca quiere a Miquel, una pieza por la que había tenido interés tiempo atrás y que en el último mercado de verano consiguió hacerse con sus servicios. El central está siendo uno de los mejores jugadores del curso afianzándose como un fijo en la zaga ya sea con Pulido o Insua como compañeros o en la línea de tres empleada durante parte de la segunda vuelta. Desde que debutó en la visita al Lugo de la quinta jornada (3-2) ha disputado 31 encuentros, treinta de ellos como titular y, además, a su labor de contención ha sumado cuatro goles. Es el cuarto jugador de campo con más minutos (2.632).

Su vinculación con el Getafe concluye la temporada que viene. Allí no ha jugado casi, participó en siete encuentros en la 2018-19 y después, antes de la de El Alcoraz, encadenó cesiones con el Girona y el Leganés. No apunta a que vaya a regresar y él se ha encontrado bien en Huesca. Eso sí, sobre su futuro ya ha expuesto que quiere "seguir al máximo nivel que pueda".

Su ficha para una economía como la del Huesca, que deberá ajustarse un punto más el cinturón, resultará elevada. Una opción sería que rescindiese su contrato actual y a continuación se ligase a los azulgranas con un vínculo de larga duración, como ya hizo en invierno Timor. Otra, jugar con lo que pueda ocurrir con Sandro.

El pasado verano, el canario marchó al Getafe después de renovar hasta 2024 y previo pago de un millón de euros por parte de los azulones, que se guardaron una opción de compra. El delantero, no lleva marcados muchos goles, tres, pero sí que ha sido una opción recurrente para Míchel primero y para Quique Sánchez Flores después. Tiene una cláusula de rescisión de diez millones de euros y su actual equipo tendrá que tomar una decisión, aunque ahora lo más prioritario es cerrar la permanencia en Primera. A falta de tres jornadas tiene cinco puntos de ventaja sobre el descenso.

En el préstamo de Poveda en invierno no se plasmó una opción de compra, pero sí que se encaminó una posible continuidad si su rendimiento convencía. Éste, sin embargo, ha ido a menos. Comenzó marcando dos goles y siendo titular, pero su rol ha pasado a ser secundario en las últimas jornadas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión