SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

La SD Huesca se suelta la melena para golear al Mirandés

Los azulgranas consiguieron un 4-0 en un partido en el que fueron de menos a más y en el que en la segunda parte marcaron Escriche, Valentín, Seoane y Poveda.

Foto del partido SD Huesca-Ponferradina, de la jornada 24 de Segunda División
Foto del partido SD Huesca-Ponferradina, de la jornada 24 de Segunda División.
Javier Navarro

La SD Huesca volvió a sonreír y de qué manera, enseñando toda su dentadura. Los azulgranas se impusieron por 4-0 al Mirandés en un partido en el que a una primera parte de lucha poco vistosa le siguió un desenlace brillante. Fue una actuación reivindicativa del equipo en general y de también algunos nombres propios. Abrió el marcador el siempre luchador Escriche, amplió ventajas el debutante Gerard Valentín, le echó dos candados a la victoria Seoane y la redondeó Poveda desde el punto de penalti en su estreno goleador. Tanto en la primera diana como en la segunda el asistente fue Mateu, el hombre que había sido señalado en la derrota de la semana anterior en Eibar.

El triunfo, el más amplio de la temporada, fue también el del reencuentro con la afición después de un curso en el que de El Alcoraz han volado 25 puntos; una de las causas que explican que el Huesca arrancase el choque a cinco puntos del descenso y a once del ‘play off’, completamente desubicado de donde al inicio de la temporada se esperaba que estuviese a estas alturas. La zona alta y la baja quedan ahora equidistantes, a a ocho puntos, pero cabe ilusionarse con que un resultado así pueda ser el revulsivo que Xisco viene buscando para conseguir el despegue en la tabla.

El técnico balear apostó por una alineación similar a la de Ipurua en cuanto a nombres y planteamiento táctico, pero con alguna modificación. Gerard Valentín, suplió en el lateral derecho al sancionado Ratiu, y en el izquierdo se situó Mateu, en detrimento de Ignasi Miquel, que se quedó de inicio en el banquillo y dejó su sitio en el eje de la zaga a Miguel.

El Huesca entró bien en el partido -con la valentía que había pedido Xisco-, durante un buen puñado de minutos se apagó y cuando el descanso ya aparecía en el horizonte resurgió. La primera parte fue de mucho desgaste físico, pero éste resultó poco efectivo sobre el terreno de juego a la hora de generar ocasiones o de dominar al rival. Los locales optaron por presionar desde muy arriba y por atacar de forma vertical y de hecho se sintieron más cómodos galopando que teniendo que menear a los visitantes. En esos primeros 45 minutos la gran acumulación de gente en el centro del campo hizo complicado que ambos contendientes llegasen con fluidez al área de enfrente.

El arranque del segundo acto siguió el mismo patrón hasta que a los 61 minutos el gol lo cambió todo. El Huesca se desprendió de lo nervios que le habían atenazado y el Mirandés se vino abajo. Los de Lolo Escobar se habían presentado en El Alcoraz con los mismos treinta puntos que los locales después de haber ganado en la jornada anterior al Málaga (3-0), pero con un debe en su papel como visitantes. No ganan a domicilio desde octubre.

En la primera parte cada uno contó con una auténtica buena ocasión. La más temprana fue la del Mirandés. Imanol que ya había generado problemas con anterioridad en la banda derecha se coló para buscar a Camello cerca de la línea de gol. El balón llegó hasta sus pies y el disparo se le fue a las nubes. Poco después, cuando se cumplía la media hora de juego, Escriche recogió un centro de Seoane, pero Lizoain, el portero de los burgaleses, interpuso su cuerpo para mantener el empate a cero.

Hubo sustos, como el que produjo una mala entrega de Andrés, que Hassan no aprovechó y la posterior contra local que condujo Joaquín. El VAR revisó un posible penalti de Pulido por mano que no fue y también se pidió uno a Valentín.

El Huesca tuvo la posesión y consiguió sacar siete córners, pero fueron inocuos. En el minuto 43 Pulido tuvo un tiro al borde del área que se estrelló en Arroyo. La presencia del capitán en esa zona del campo como si del final del partido se tratase fue todo un ejemplo de las prisas por adelantarse que tenía el equipo y del desorden que esto generaba.

Tras el paso por los vestuarios, Pulido, que ya había visto una amarilla que le inhabilitaba para la próxima jornada, algo que también le sucedió ya en la prolongación a Miguel, tuvo que entregar lesionado el testigo a Ignasi Miquel. Seis minutos después, la segunda ventana de cambios se empleó para dar entrada a Poveda en sustitución de Joaquín. El Huesca estaba forzando acciones a balón parado, pero no las estaba aprovechando. Así, el espigado ariete cedido por el Getafe se situó arriba desplazando a Escriche a la derecha.

Los azulgranas estaban más ordenados y eran más dominadores. Cuando se cumplía la hora de partido, Mateu se internó por su banda, centró y en el palo corto surgió Escriche para conseguir de cabeza el 1-0. El gol les asentó aún más y justo cuando Xisco les estaba pidiendo que no se echasen atrás, cantaron el segundo. Tras un ataque capitalizado por Poveda, Gerard Valentín se hizo con el balón para romper por la derecha y llevar el balón a la red.

Ahora ya sí, el Huesca se hizo con el control total del careo. Miguel se plantó ante Lizoain tras una serie de combinaciones que amenazaron con que el francés acabase entrando en la portería; algo que casi consiguió Seoane en el 3-0. El medio finalizó una contra recogiendo el servicio de Mateu, que acto seguido fue ovacionado en su sustitución. Se fue también Pablo Martínez y ocuparon sus puestos Mosquera y Lago Junior.

Por delante quedó un cuarto de hora para gustarse en el que todavía hubo cosas qué decir. Poveda forzó un penalti al intentar un recorte que él mismo convirtió en el 4-0 e incluso consiguió un quinto tanto que no fue validado. Escriche se encontró con el larguero y en el saque de esquina posterior el alicantino marcó en una acción en la que el árbitro Gálvez Rascón vio el empujón de Miguel.

Ficha técnica

SD Huesca: Andrés, Valentín, Insua, Pulido(Miquel, 51), Miguel, Mateu (Lago Junior, 76), Timor, Pablo Martínez (Mosquera, 76), Joaquín (Poveda, 57), Seoane y Escriche

CD Mirandés: Lizoaín, Carreira, Arroyo, Odei, Jorge Sáenz(Martín, 76), Imanol, Hassan (Vicente, 76), Meseguer, Álex López (Riquelme, 66), Brugué (Marques, 66) y Camello (Tchimbembé, 84).

Goles: 1-0 , min. 61: Escriche. 2-0, min. 70: Gerard Valentín. 3-0, min. 75: Seoane. 4-0, min. 85: Poveda, de penalti.

Árbitro: Gálvez Rascón (Comité Madrileño). Mostró amarilla a los locales Pulido (17) y Miguel (91), y al visitante Jorge Sáenz (60).

Incidencias: Partido correspondiente a la 26ª jornada de liga disputado en El Alcoraz ante 5.434 espectadores. Tarde soleada en la capital oscense.

Placeholder mam module
Así hemos vivido el Huesca 4 - 0 Mirandés
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión