SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

La SD Huesca retendrá a Seoane en el mercado de invierno

Aunque el contrato del medio finaliza en junio, el club no se plantea la salida de su principal goleador y asistente, y que en los últimos partidos ha recuperado el nivel exhibido al inicio del curso.

Seoane, durante el entrenamiento que ha realizado este sábado la SD Huesca en Mareo antes de regresar a casa.
Seoane, durante el entrenamiento que ha realizado este sábado la SD Huesca en Mareo antes de regresar a casa.
SD Huesca

Es su máximo goleador y su principal asistente. Jaime Seoane envió el viernes a la red el 1-1 con el que se cerró la visita de la SD Huesca al Sporting, un encuentro que tras una irregular primera parte se había complicado en la segunda con el gol de Pedro Díaz y la cuestionable expulsión de Miquel. Joaquín condujo la contra por la derecha y al llegar al pico del área centró para encontrar la cabeza del medio y hacer que los azulgranas puntuasen por quinta jornada consecutiva. Los de Xisco Muñoz atraviesan por su mejor momento y entre los nombres que sobresalen aparece el del madrileño, llamado a ser pieza clave y que ha recuperado el nivel exhibido al inicio del curso. Entonces, antes del final del mercado de verano, sonaron los cantos de sirena de la Primera División, especialmente insistentes fueron los del Elche, y ahora, a las puertas del zoco invernal podrían repetirse; no en vano su contrato concluye en junio. La postura del club a finales de agosto fue firme y la repetirá en enero. El jugador no se va a mover, se afirma desde las oficinas de El Alcoraz, donde el trabajo se centra en encontrar refuerzos, principalmente un central, un extremo y un delantero.

Seoane, por su parte, se centra en lo deportivo y en seguir creciendo. "Uno de mis objetivos esta temporada era mejorar mis números goleadores y espero poder seguir en este camino", manifestó en El Molinón. Su marca de siete aciertos ante la meta rival es de hecho la mejor de su carrera desde que debutó en Segunda B con el Castilla, y por el momento ningún compañero puede seguir su ritmo. Los que más se le acercan son Escriche, Mateu, Joaquín y Pitta con dos cada uno. Más allá de lo personal también piensa en clave grupal: "Nos centramos ya en el siguiente partido, en seguir corrigiendo errores y mejorando como equipo".

Además de las siete dianas, en 19 jornadas Seoane ha repartido también tres asistencias y no solo eso. Dentro del Huesca es el que más veces ha tirado entre los tres palos, diez, el jugador de campo con más minutos en la liga -1.627, uno más que Mateu- y el cuarto que más pases ha dado. Salvo en la Copa, ha estado sobre el césped en todos los partidos y solo en dos no ha sido titular. En la derrota en Burgos (1-3) que condujo a la destitución de Ambriz y en el 0-2 en El Alcoraz frente al Leganés en plena fase de pruebas por parte de Xisco.

El futbolista de 24 años, firmado tras el primer descenso a Segunda y que con Míchel Sánchez en el banquillo no tuvo fácil jugar -llegó a ser cedido al Lugo en busca de minutos-, está alcanzando la madurez en el juego y tomando los galones que se le reservaron a la hora de diseñar el proyecto para la actual campaña. En el Huesca incluso se considera que su importancia debería ser similar a la de Melero en el ascenso de la 2017-18 cuando marcó 17 goles.

La comparativa con el actual jugador del Levante en el aspecto ofensivo por el momento no va mal encaminada. Él también ex de la cantera blanca consiguió durante la primera vuelta, a la que ahora le resta una jornada, once dianas. Las siete de Seoane son el mejor registro de un azulgrana en el mimos espacio de tiempo desde entonces.

En la actual campaña ha sido empleado en prácticamente todas las posiciones del centro del campo, desde hombre cercano a la defensa hasta enganche con el delantero o jugador de banda, rol que Xisco le ha reservado acostado a la izquierda tanto en El Molinón como en la victoria de la semana anterior frente al Valladolid (3-2).

En ese partido se reencontró con el gol gracias a una galopada que dio la tranquilidad con el 3-1. Antes había estrenado su cuenta ya en la primera jornada frente al Eibar rematando un centro de Miguel y repetido en la segunda con el Cartagena en otro 2-0 victorioso gracias a un latigazo desde fuera del área. No volvió a ver puerta hasta ocho jornadas después, en el 1-3 con el Girona en el que rubricó un doblete remachando un envío de Ratiu y finalizando una contra. Para el siguiente tanto pasaron otros cuatro partidos, fue de penalti en el 97 y supuso el 1-1 con la Ponferradina, y después ya hubo que esperar a la semana pasada con los pucelanos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión