SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca defiende mejor y ataca peor con Xisco Muñoz

En cinco jornadas con el balear, los azulgranas han marcado tres goles y recibido cuatro. En el arranque de Ambriz anotaron ocho y encajaron siete.

Foto del partido SD Huesca - Ibiza, de la 17ª jornada de Segunda División, en El Alcoraz
Xisco Muñoz, en los minutos previos al partido frente al Ibiza en El Alcoraz.
Rafael Gobantes

El arranque de la SD Huesca de Xisco Muñoz busca la fiabilidad defensiva y acusa los mismos problemas ante la portería rival que ya mostró el equipo con Nacho Ambriz. En busca del ansiado equilibrio, las cinco jornadas del balear en el banquillo ofrecen idéntico balance de puntos que el del comienzo del campeonato: seis puntos. Las diferencias se encuentran en los goles a favor y en contra. Los azulgranas marcaban más tantos con el centroamericano pero también encajaban más que en la actualidad.

Los números dejan paso a los matices. Ambriz dispuso de una pretemporada de la que Xisco no ha disfrutado y el mexicano vio cómo los refuerzos y salidas se iban produciendo de manera paulatina, mientras que el balear ya sabe de qué plantel dispone hasta que se desarrolle el mercado invernal de fichajes. El gran arranque con las victorias ante Eibar y Cartagena en El Alcoraz, dio paso a tres derrotas consecutivas -Las Palmas, Real Oviedo y Lugo- que empezaron a evidenciar que el proyecto hacia aguas. Las victorias ante Real B y Girona fueron sendos espejismos y Ambriz fue destituido tras la debacle en Burgos.

La exigencia con Xisco fue inmediata y ya en su primera semana en el cargo se sentó tres veces en el banquillo para los empates ante Amorebieta y Ponferradina y la derrota contra el Leganés en casa. Su sello se ha podido empezar a atisbar cuando ha podido trabajar con más reposo. El Huesca derrotó al Anduva (0-1) y firmó tablas con el Ibiza en El Alcoraz (0-0) antes de otra semana intensa que va a enfrentarle al Almería de Rubi y al Real Valladolid de Pacheta con la Copa del Rey entre medias.

En estas cinco jornadas, el Huesca solo ha marcado tres goles frente a los ocho que sumó en el arranque. Uno en propia puerta, de Luengo (Amorebieta); el de Seoane de penalti en El Toralín y el de Marc Mateu en Miranda de Ebro. A cambio, ha mantenido la propia portería a cero en estas dos últimas semanas y recibido solo cuatro dianas. El balance a favor y en contra sigue siendo negativo. Con Ambriz fue de ocho a favor y siete en contra. Un punto de partida y unos males que el técnico detecta y sigue trabajando.

Los azulgranas carecieron de puntería el pasado domingo, con cinco disparos entre palos, pero solo recibieron dos de su rival. Eso sí, con mucho peligro. En Anduva se repartieron cuatro lanzamientos por conjunto y el Leganés marcó dos goles en tres intentos. Las estadísticas señalan que todavía se produce poco en ataque, por debajo de la etapa Ambriz, y que el rival de turno hace mucho daño a pesar de que se defienda mejor que entonces.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión