SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca, con todos sus efectivos en el final de la primera vuelta

La vuelta de Joaquín Muñoz e Insua es inminente a la espera del rumano Ratiu, única baja segura este sábado ante el Mirandés en Anduva.

El inicio de los entrenamientos tiene siempre un componente lúdico.
El inicio de los entrenamientos tiene siempre un componente lúdico.
Rafael Gobantes

Asoma el partido de este sábado en Anduva como un punto de partida para la SD Huesca. Un segundo inicio de la era Xisco Muñoz ante el Mirandés (18.15, Movistar LaLiga) si se asume que los tres partidos de la semana pasada tuvieron más de transición entre Nacho Ambriz y el balear que de aplicación efectiva de los métodos del nuevo entrenador. También se trata del primero de los seis partidos marcados en el calendario hasta el final de la primera vuelta y la apertura del mercado invernal de fichajes. Un periodo este último en cuyo desarrollo se alojan muchas esperanzas de que el rumbo azulgrana se enderece. Hasta entonces, Xisco cuenta con 21 jugadores y está muy cerca de disponer de todos ellos.

No lo conseguirá en Miranda de Ebro, pero se trata de un horizonte que se puede empezar a ver despejado a partir de la visita del Ibiza a El Alcoraz el domingo 21 de noviembre (18.15). Será imposible, ante todo, por la baja del internacional rumano Andrei Ratiu, concentrado con su selección, y porque no se quieren tomar riesgos con Joaquín Muñoz y Pablo Insua pese a que con el alta médica de ambos ya se ha vaciado la enfermería de la Sociedad Deportiva Huesca en los últimos días.

Joaquín sumó este jueves su segunda sesión de trabajo con el grupo, pero hasta que no se conozca la convocatoria no puede asegurarse que vaya a desplazarse con sus compañeros. Fue uno más, pero se trataba de un entrenamiento de menor carga física que los anteriores y más centrado en la estrategia. El andaluz está cerca de cumplir un mes de ausencia de los terrenos de juego, por lo que la puesta a punto tras sufrir una rotura fibrilar en la primera parte del duelo con el Málaga ha respondido a las previsiones estimadas. Si no viaja este viernes se espera su restablecimiento pleno para el próximo fin de semana.

Por su parte, Pablo Insua también cuenta con el alta médica y su ingreso en los planes de Xisco Muñoz tras haber accedido a las últimas convocatorias es cuestión de que su puesta a punto física así lo aconseje. El central gallego ha sido uno más durante una semana marcada por el acento en uno de los aspectos que el balear ha detectado como más flojos. La vuelta del defensa a los terrenos de juego representará el punto final a un nuevo calvario, esta vez de cerca de siete meses de duración y tras haber disputado su última cita oficial el 25 de abril de este año, en la derrota ante el Getafe por 0-2.

La suma de efectivos, pues también regresa Marc Mateu tras cumplir un partido de castigo, tendrá su primera piedra de toque ante un Mirandés que es uno de los bloques más exigentes en lo físico de la Segunda División. Por su estilo de juego y porque se trata de la segunda plantilla con la media de edad más baja de la categoría de plata con 23,5 años. Solo le supera la Real Sociedad B. Los mirandeses, no obstante, tendrán las bajas de los internacionales sub 21 Camello y Carreira, mientras que Odei sufre una lesión muscular.

Más de 400 aficionados en las gradas

Más de 400 aficionados en seis autocares fletados por el Huesca, con desplazamiento y entrada gratuitos, acompañarán a los azulgranas en Anduva. Este jueves se vendieron las últimas entradas disponibles y el consejero delegado, Manolo Torres, le dio un valor "extraordinario": "No constituye una sorpresa y la afición siempre ha respondido. No por esperado no deja de ser de agradecer el apoyo de la afición en un momento de cierta decepción tras las expectativas generadas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión