SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Xisco Muñoz, ante su primera semana 'normal' al frente de la SD Huesca

Después de haberse estrenado afrontando tres partidos en seis días, el técnico azulgrana va a contar ahora con cinco entrenamientos para preparar la visita al Mirandés, en la que su mano se tiene que empezar a notar.

Xisco da toques a la pelota durante un entrenamiento de la SD Huesca.
Xisco da toques a la pelota durante un entrenamiento de la SD Huesca.
Pablo Segura

Dos empates, una derrota y prácticamente las mismas malas sensaciones previas a su llegada. El aterrizaje de Xisco Muñoz no ha sido el deseado, pero en su descargo cabe decir que, más allá de dirigir los partidos, poco tiempo para más ha tenido. Entre el 1-1 con el Amorebieta y el 0-2 frente al Leganés del viernes no pasaron más que seis días con el duelo de por medio -desplazamiento incluido- frente a la Ponferradina, otro 1-1. Superado ese tramo frenético del calendario liguero, y dejando al margen la Copa del Rey, éste toma ahora ya hasta el final su cadencia tradicional de una jornada por semana. La siguiente será el próximo sábado frente al Mirandés en Anduva (18.15), rival que suma un punto más. Es decir que, tras guardar descanso este domingo, el técnico balear va a contar con cinco días para preparar el careo, cinco sesiones de entrenamiento en las que su impronta se tiene que empezar a notar en la plantilla; la situación en la tabla lo exige.

Sin casi oportunidades para ensayar, Xisco se ha centrado más en el plano teórico, en la pizarra y el vídeo. Ha tratado de elevar la moral del grupo y de fortalecer el entramado defensivo. Sin embargo, el guion de los partidos, aún a pesar de que en Ponferrada se firmaron las tablas con un gol de penalti en el descuento, ha mostrado a un bloque que va de más a menos. Que arranca intenso y disciplinado, pero que en las segundas partes se diluye y al que le cuesta generar ocasiones. Cuestión esta última que el ex del Watford achaca a que es la parcela más difícil de trabajar y que exigirá tomar medidas en el mercado de invierno.

De cara al choque con el Mirandés, la buena noticia de entrada es que volverá a tener disponible a Marc Mateu una vez que ya ha cumplido el partido de sanción impuesto por su expulsión en El Toralín. Además, también se espera que pueda actuar con normalidad Ignasi Miquel. El central, que regresó a la acción después de haberse quedado en el dique seco en las dos citas anteriores por unas molestias, tuvo que pedir el cambio contra el Leganés. En principio, el problema no va más allá de una sobrecarga que en los próximos días debería quedar solventada. Ratiu, por su parte, no podrá jugar al haber sido convocado de nuevo por Rumanía.

En el terreno de la esperanza queda la posible entrada en la convocatoria de Joaquín Muñoz. El extremo andaluz, que se recupera de una rotura de fibras en la pierna izquierda, ya ha comenzado a tocar balón dando muestras de que evoluciona favorablemente.

Entre las intenciones que maneja Xisco para los próximos entrenamientos está la de incrementar la exigencia de los mismos pensando en Pablo Insua. Aunque el central, que lleva sin participar en un partido desde que en mayo se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, ha entrado en las últimas citaciones, todavía debe recuperar el ritmo competitivo. Contra el Leganés, de hecho, a pesar de encontrarse en el banquillo, el sustituto de Miquel fue Buffarini, lateral derecho que pasó a ocupar el carril izquierdo para que Miguel formase pareja en la zaga con Pulido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión