SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca sigue en caída libre tras la primera semana de Xisco en el banquillo

Tras la primera semana con el balear al frente, los azulgranas mantienen los problemas defensivos y en ataque.

Xisco Muñoz, en el entrenamiento de este sábado en el IES Pirámide.
Xisco Muñoz, en el entrenamiento de este sábado en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

La temporada de la SD Huesca ha dado un giro después de que se acumulen cinco jornadas sin ganar, las transcurridas entre el empate con el Málaga en casa y la derrota del viernes frente al Leganés también en El Alcoraz (0-2). Entre medias se produjo el relevo en el banquillo, de Nacho Ambriz a Xisco Muñoz, y el balear ha cerrado una primera e intensa semana de tres partidos en los que de momento persisten los problemas de un equipo que sigue en el diván y ve cómo se aleja el ‘play off’ y se acerca una inesperada lucha por la supervivencia. Los azulgranas han sumado dos puntos de nueve en juego, marcado dos goles -uno en propia puerta y otro de penalti- y recibido cuatro.

Un bagaje insuficiente que marca los primeros pasos de Xisco en busca de un sello propio y del máximo rendimiento de un bloque que mantiene las mismas constantes en las 15 jornadas disputadas y una alarmante endeblez mental que el propio técnico ha radiografiado. Problemas para generar peligro y una endeblez defensiva en la que el preparador ha puesto el foco en estos pasos iniciales. El nuevo Huesca ha enseñado algunas variantes nuevas que hasta la fecha no tapan las carencias de siempre en busca de automatismos y de lo que el técnico define como “salir de la zona de confort”. En pos de esas soluciones, Xisco se decanta hasta el momento por el esquema 4-3-3 de inicio y ha empleado a 17 futbolistas ante Amorebieta (1-1), Ponferradina (1-1) y Leganés (0-2).

Dentro de su toma de decisiones ha debido enfrentarse a problemas como las ausencias por lesión de Joaquín Muñoz e Ignasi Miquel, que reapareció el viernes, o a la sanción para esta cita de Marc Mateu después de ser expulsado en Ponferrada. Y parece ampararse en una base sobre la que levantar el resto del edificio. Busca la fiabilidad defensiva antes de poner el acento en el crecimiento ofensivo y, por tanto, en el tan deseado equilibrio. Pulido es el único futbolista de campo que ha jugado todos los minutos y uno de los seis que han sido titulares en las tres jornadas; los otros son Andrés Fernández, Ratiu, Florian Miguel, Pedro Mosquera y Cristian Salvador.

La poca capacidad de maniobra en defensa provoca que las únicas variables posibles en este momento -y hasta que pueda reaparecer Pablo Insua- sean la inclusión de Miquel o Salvador junto al capitán y a Ratiu o Buffarini en el lateral diestro. Ambos actuaron de inicio en El Toralín en una opción táctica que no volvió a repetirse contra el Leganés. Xisco Muñoz pretende dotar de más seguridad a la defensa y en este sentido cobra un papel importante Mosquera, que ejerce de nexo entre la zaga y el centro del campo y a menudo se encuadra entre los centrales. Le ayuda en estas lides Salvador en cuanto abandona el papel de zaguero. Los tres pivotes más puros han jugado un número similar de minutos: Mikel Rico ha acumulado 235 minutos, Mosquera 228 y Seoane, suplente el pasado viernes, 225.

La acusada debilidad defensiva del Huesca se paga a un alto precio. El Amorebieta sumó un punto con un único disparo entre los tres palos y el autogol de Marc Mateu y el Leganés se impuso con una efectividad gigantesca: tres lanzamientos, dos goles. Frente a la Ponferradina se mantuvo a raya a los bercianos hasta que los azulgranas se quedaron en inferioridad numérica. En general, se ha ido de más a menos en este apartado en el transcurso de estos tres partidos. De poco servirá corregir esta estadística si no se mejora ante la meta contraria, y en este sentido la libreta de Xisco Muñoz ha abundado en pruebas para tratar de revertir la tendencia general de la temporada y reactivar a sus delanteros.

Gaich (90 minutos acumulados), Pitta (118) y Escriche (100) han sido los delanteros titulares ante Amorebieta, Ponferradina y Leganés, respectivamente, y la puntería ha seguido brillando por sus ausencia. Entre los tres partidos se han producido siete disparos a puerta y los azulgranas sufren para llegar a posiciones de remate con claridad. Enzo Lombardo permanece inédito y Ratiu, Marc Mateu, Ferreiro, Nwakali o Juan Carlos han tenido la responsabilidad de afilar el colmillo de un equipo romo, en el que Xisco tiene la misión de dotarle de equilibrio sin desorientarlo con las pruebas que ha de seguir introduciendo. Desde esta semana, con más tiempo para preparar los partidos; primero, el sábado con el Mirandés en Anduva (18.15, Movistar LaLiga).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión