SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Arranca la era Xisco en la SD Huesca

El nuevo técnico se estrena con el Amorebieta a El Alcoraz. Vuelve David Ferreiro a un bloque que tiene la misión de ganar y volver a ilusionar.

Xisco Muñoz, con Adrián Sipán en el entrenamiento del viernes.
Xisco Muñoz, con Adrián Sipán en el entrenamiento del viernes.
Pablo Segura

Arranca la era Xisco Muñoz en la SD Huesca. El técnico balear se sube a un tren en marcha con la misión de que no descarrile y de conducirlo a las estaciones que mantengan vivo el sueño que ahora mismo parece una utopía. El ascenso, palabra que se evitó pronunciar durante su presentación el jueves. Con la energía de la novedad y el aval de su buen trabajo en Georgia e Inglaterra, no dispone de tiempo para armar una pretemporada en condiciones. Los azulgranas encaran tres partidos en una semana; el primero, esté sábado ante el Amorebieta en un Alcoraz donde hay que vencer y convencer (16.00, Movistar LaLiga).

El martes aguarda la Ponferradina y el viernes 5 de noviembre el Leganés de nuevo en El Alcoraz. Una corta etapa con tres llegadas en alto para las que el club ha decidido cortar por lo sano. Nacho Ambriz es desde el lunes historia. La conclusión con el mexicano es que su mensaje no ha calado, que el equipo no jugaba a lo que él quería y que ese juego no servía para cumplir objetivos en la categoría de plata. El pasado domingo en Burgos se tocó fondo (3-1), pero las dudas acompañaban al equipo desde la derrota de la tercera jornada en Las Palmas. El pleno de seis puntos de las dos primeras tuvo tanto de espejismo como de reflejo de lo que este Huesca puede llegar a ser.

Y el cometido de Xisco empieza por recuperar la versión que se había traspapelado en este periodo de dos meses, con un bagaje de dos victorias engañosas, tres empates y cinco derrotas que alojan a los oscenses todavía a tiempo de todo pero en los márgenes de donde deberían estar. En una peligrosa tierra de nadie. Con un mensaje estimulante, repleto de optimismo y convencimiento, Xisco Muñoz ha aterrizado en el club como la otra cara de su predecesor. Más próximo por su energía y capacidad de aglutinar al vestuario a Pacheta y a Anquela que a Ambriz o Míchel Sánchez. También, habituado a hacerse con proyectos con la temporada en curso y cumplir los objetivos que se le encomiendan.

Y en este sábado lluvioso, ¿qué hacer? ¿Un once de transición o revolucionarlo? Xisco ha dispuesto de tres entrenamientos y de muchas horas de vídeo para empaparse junto a sus ayudantes de la realidad azulgrana. Sabe qué tiene y qué no en los dos próximos meses hasta que se abra el mercado invernal de fichajes. En su puesta de largo insistió en el corto plazo y se mostró conforme con el actual estado de las cosas. 21 jugadores que son menos si se excluye al lesionado Joaquín Muñoz, que aún tardará unas jornadas en reincorporarse, y a un Pablo Insua muy mejorado, que ya trabaja con el grupo pero que se ha de volver a acostumbrar al ritmo de competición. Ferreiro ya se encuentra recuperado y se le ha echado de menos.

En sus anteriores equipos, el balear ha podido moverse entre el 4-3-3 y el 4-4-2. Tendrá que articular una alineación en la que se conjuguen las virtudes que expone en sus comparecencias públicas: pegada, agresividad y equilibrio. Promete un arranque de partido vertiginoso, que siente las bases del Huesca del presente y el futuro. Un Huesca que encuentre el gol en las botas de sus delanteros, la fluidez en el centro del campo y la seguridad defensiva que casi nunca han aparecido. En suma, que sea un bloque dominador, a la altura de su nombre y de su presupuesto. La del Amorebieta es la primera prueba, nada sencilla pese a la delicada posición de los vascos.

Entrenados por Iñigo Vélez, son penúltimos y además no pueden contar con el exguardameta azulgrana Roberto Santamaría, lesionado del hombro. Es otro de los recién ascendidos, que conserva parte del bloque de la pasada temporada y solo ha ganado un partido; eso sí, al potente Almería (2-1). Como visitantes solo han obtenido dos empates y sus estadísticas no han de conducir ni mucho menos al exceso de confianza puesto que el equipo local no ha sido fiable. Empezar a hacerlo pasa por vencer y convencer a una afición desencantada que está deseando vibrar con el Huesca de Xisco Muñoz.

Posibles alineaciones

SD Huesca: Andrés; Ratiu, Pulido, Ignasi Miquel, Marc Mateu, Salvador, Seoane, Nwakali, Ferreiro, Escriche y Pitta

Amorebieta: Saizar; Larrazabal, Oscar Gil, Markel Lozano, Luengo, Seguín, Olaetxea, San José, Iker Bilbao, Guruzeta y Unzueta.

Árbitro: Quintero González (Comité Andaluz).

Estadio: El Alcoraz (16.00, Movistar LaLiga).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión