Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca, con dos centrales puros ante el Fuenlabrada

Ambriz tiene la opción de alinear juntos en el partido del domingo a Pulido e Ignasi Miquel, algo que nunca ha ocurrido hasta ahora. 

Ignasi Miquel, durante el entrenamiento de este miércoles de la SD Huesca.
Ignasi Miquel, durante el entrenamiento de este miércoles de la SD Huesca.
SD Huesca

Lo que tras cinco jornadas por extraño que pueda parecer todavía no ha sucedido en lo que va de temporada, podría ocurrir el próximo domingo en la visita del Fuenlabrada a El Alcoraz (14.00). De cara a ese ese encuentro, Ambriz tiene lo mimbres suficientes para alinear una defensa en el Huesca en la que todos sus miembros sean eso, defensas. Una vez cumplido el partido de sanción con el que fue castigado por la expulsión en los instantes finales frente al Oviedo, Jorge Pulido vuelve a estar disponible, todos los laterales están sanos e Ignasi Miquel, el otro central con el que puede contar el técnico mexicano -a Insua no se le espera hasta noviembre-, también está ya en condiciones de jugar como demostró en el 3-2 del lunes en Lugo.

Ya en la anterior cita en casa, la del tropiezo con los carbayones (1-2), se había dado sobre el papel esta circunstancia. Sin embargo, entonces Ambriz consideró que Miquel, llegado menos de una semana antes, todavía no estaba preparado para jugar, al menos de inicio.

Hasta el momento, dentro de la defensa de cuatro por la que ha abogado el técnico solo dos piezas se han mantenido inalterables en el once, el lateral derecho Julio Buffarini y Cristian Salvador. La posición natural del zamorano es la de centrocampista, pero las necesidades de la plantilla han hecho que ya desde mediada la pretemporada haya tenido que emplearse como zaguero ante la falta de alternativas. Primero ejerció de pareja de Pulido y en el Anxo Carro hizo dupla con Miquel.

También en el lateral izquierdo ha habido baile de nombres. Debido a una situación similar a la de Miquel ante el Oviedo, Marc Mateu inició la liga en ese puesto a pesar de estar acostumbrado a desempeñarse en posiciones más avanzadas. En el vestuario ya se encontraba Florian Miguel, el futbolista contratado para cubrir ese hueco, pero Ambriz vio oportuno dar continuidad durante los tres primeros encuentros oficiales al que había desempeñado ese papel en la mayoría de los amistosos. En las dos jornadas siguientes ya ha sido el francés el que ha asumido esa responsabilidad colocándose por detrás del valenciano.

Aunque no se pueden achacar solo a la defensa y muchos han tenido como origen fallos personales, lo cierto es que una de las varas de medir que se emplea para calibrar su rendimiento es el número de tantos encajados. El Huesca acumula siete, solo el Amorebieta, con ocho, ha recibido más.

"Más que por no estar bien posicionados, muchos de los goles que nos han marcado vienen de contras", afirmó este miércoles Miquel tras el segundo entrenamiento de la semana. El catalán, que ve "fácil" jugar al lado tanto de Pulido como de Salvador, considera que él y sus compañeros se deben "posicionar mejor". "Los defensas somos los apagafuegos y debemos estar preparados para cualquier cosa", expuso subrayando que, en referencia al partido en Lugo, "no puede volver a pasar que nos marquen tres veces".

Ese duelo supuso su debut como azulgrana. En él se vio "bien", pero reconoce que "queda mucho por mejorar en lo personal y en lo colectivo". Miquel lamentó que "tras el 2-2 dimos un bajón mental que no nos lo podemos permitir porque sacar al menos un punto hubiese cambiado las cosas". Ahora, para medirse al Fuenlabrada, un rival "competitivo que te pone los partidos muy difíciles", no observa al equipo "ansioso por tener que ganar". "Estamos construyendo una base fuerte desde la que trabajar y solo veo ambición por ganar el próximo partido", afirmó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión