Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca, con la obligación de ganar en Lugo

Los azulgranas tratarán de cortar esta noche en el Anxo Carro su mala racha tras los tropiezos en Las Palmas y con el Oviedo.

Nacho Ambriz, durante el entrenamiento del domingo de la SD Huesca.
Nacho Ambriz, durante el entrenamiento del domingo de la SD Huesca.
SD Huesca

“No nos podemos permitir tres derrotas consecutivas”. Nacho Ambriz dejó bien claro el sábado el espíritu y la misión con los que la SD Huesca afronta la visita de este lunes al Lugo (21.00). Tras el 2-1 en Las Palmas y el 1-2 con el Oviedo que han ensombrecido las dos victorias festejadas en el inicio de la competición, no puede haber un nuevo resultado adverso. En el Anxo Carro se deben resolver las dudas generadas durante las últimas semanas para poder seguir conformando un equipo que, si bien ya tiene a todas sus piezas, todavía se encuentra en proceso de construcción. Regresar con los tres puntos es más que obligatorio, lo dicta la necesidad de mantener elevada la moral de un grupo llamado a pelear por los puestos altos de la tabla y también la estadística. En ninguno de sus dos últimos ascensos, los azulgranas atravesaron por una racha de tropiezos que fuese más allá de los dos compromisos.

Los oscenses saben que deben regresar al conjunto ágil y dinámico que entraba en los partidos a morder desde el primer minuto visto frente al Eibar y el Cartagena, dos choques resueltos por 2-0, y dejar de lado su versión posterior. Esa que le llevó a encajar goles pronto, que le ha hecho sufrir en defensa y que le ha mostrado más plano en ataque. Ambriz y el cuerpo técnico dicen tener localizados los fallos y los han tratado de solucionar, aunque no han tenido fácil preparar el duelo con el que se cerrará la quinta jornada. Gaich, Florian Miguel e Ignasi Miquel fueron vacunados de covid-19 el jueves. La reacción que les produjo hizo que el viernes no pudiesen entrenar y que el sábado la sesión tuviese que ser más suave de lo previsto. Ya ayer, antes de coger el autobús para desplazarse a tierras gallegas, se pudo trabajar con mayor normalidad.

Los tres afectados apuntan a ser titulares. Ante la baja por sanción de Pulido y con Insua lesionado, Ignasi Miquel, que vivirá su debut como azulgrana, es el único central puro disponible. Aunque Ambriz ha jugado con la idea de una línea de tres, lo más probable es que mantenga su habitual formación de cuatro zagueros. Su acompañante en el centro sería el medio Cristian Salvador, remiendo elegido en todo lo que se lleva de campeonato, y en los laterales quedarían Buffarini y Florian Miguel con Ferreiro y Mateu por delante de ellos si se repite el último esquema. En la medular, Seoane parece inamovible, mientras que junto a él no sería de extrañar que Rico dejase su sitio a otras opciones como Nwakali y Mosquera. Arriba, por delante de Escriche, quedaría Gaich, aunque no se puede descartar del todo a Pitta.

El paraguayo ha entrado en una convocatoria por primera vez desde su aterrizaje en Huesca hace casi un mes una vez solventados su problemas de rodilla. Ambriz no lo ve ni a él ni a Gaich listos para aguantar un partido completo, pero tiene en mente dar entrada de inicio a uno de los dos y guardar al otro para el tramo final de la segunda parte. La otra novedad en la citación, compuesta por veinte nombres, es el regreso de Ratiu tras su exitoso paso por la selección absoluta de Rumanía.

Enfrente, el Huesca se va a cruzar con un contrincante que aún no sabe lo que es ganar, pero que no resulta nada fácil de derrotar. En zona de descenso, los gallegos acumulan tres empates y una derrota, un 0-2 con el Valladolid. El bloque que dirige Rubén Albés es correoso y peligroso a la contra. Serán baja Carrillo, Rodríguez, Moyano, Pedro López y Juanpe Jiménez. Aún así, entre sus filas hay jugadores como mucha mili hecha como Pita, Manu Barreiro, Xavi Torres, Canella y Fernando Seoane. Bajo palos habrá un aragonés, el exazulgrana Óscar Whalley.

Un histórico de resultados favorable al Huesca

Lugo está marcado con letras de oro en la historia de la SD Huesca y su visita siempre resultará especial. Allí, el 21 de mayo de 2018 los azulgranas alcanzaron la gloria, su primer ascenso a Primera División, gracias a un 0-2 que rubricaron Gallar y Pulido. Sin embargo, su idilio con el Anxo Carro va mucho más allá. Lo han visitado en seis ocasiones y solo han perdido una vez, curiosamente en el precedente más cercano, el de la jornada 12ª de hace dos temporadas. Fue un partido de desarrollo movido.

Los albivermellos se adelantaron con un 2-0 en la primera parte, pero sufrieron la expulsión de Rahmani. El Huesca lo aprovechó para empatar con los tantos de Okazaki y Miguelón, y, tras la marcha de Josué Sá al ver su segunda amarilla, Peybernes estableció el definitivo 3-2. El primer precedente se remonta al curso 1978-79 en Segunda B, que finalizó sin goles. Después, todos los demás desplazamientos han sido ya en Segunda División. Hasta llegar a 2018, se habían producido la victoria por 2-4 en la 2012-13 y dos 1-1 en la 2015-16 y en la 2016-17. En El Alcoraz el balance es de pleno de victorias locales.

La expedición azulgrana pernoctó ayer en Ponferrada, a donde llegó sobre las 20.00 después de haber partido por carrera a las 11.00. Este lunes se continuará el viaje con la idea de alcanzar Lugo a las 14.00. La vuelta será directa tras el partido.

CD Lugo-SD Huesca

CD Lugo: Whalley; Campabadal, Alende, Xavi Torres, Ros, Lebedenko; Hugo Rama, Señé; Gerard Valentín, Manu Barreiro y Chris Ramos.

SD Huesca: Andrés; Buffarini, Salvador, Ignasi Miquel, Florian Miguel; Ferreiro, Seoane, Rico, Mateu; Escriche y Gaich.

Árbitro: Ais Reig, Comité Catalán

Hora: 21.00.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión