Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Nacho Ambriz: "No nos podemos permitir tres derrotas consecutivas"

El técnico mexicano de la SD Huesca confía en enderezar el rumbo en la visita del lunes al Lugo tras los tropiezos en Las Palmas y ante el Oviedo, y después de una semana de análisis de las cuestiones a mejorar.

Nacho Ambriz, técnico de la SD Huesca, en la rueda de prensa previa a la visita al Lugo.
Nacho Ambriz, técnico de la SD Huesca, en la rueda de prensa previa a la visita al Lugo.
Rafael Gobantes

No puede haber un nuevo tropiezo. A las dos victorias consecutivas acompañadas de un juego convincente con las que la SD Huesca inició el curso le han seguido otros tantos marcadores adversos que han hecho que ponga los pies en el suelo y que han servido de recordatorio de lo dura que es la Segunda División para los que ya la conocían y de encuentro con la realidad para los que la están descubriendo. Los azulgranas visitan el lunes al Lugo en el duelo que cerrará a partir de las 21.00 la quinta jornada y, a pesar de que la cita aún corresponde a la fase inicial del calendario, su entrenador Nacho Ambriz lo tiene muy claro. "No nos podemos permitir tres derrotas consecutivas", fue categórico este sábado en su habitual rueda de prensa previa a los partidos, que se tuvo que adelantar un día respecto a lo habitual debido a lo largo del viaje hasta tierras gallegas y en la que también quiso mandar "un abrazo y fuerza al país" tras el terremoto sufrido en México esta semana.

El tiempo transcurrido desde el 1-2 con el Oviedo del lunes pasado en El Alcoraz ha sido de análisis y reflexión en el cuerpo técnico azulgrana en busca de las causas de los últimos malos resultados. "Hemos cometido errores que nos están costando puntos importantes tanto fuera como en casa", lamentó Ambriz quien afirmó que "el equipo tiene esa rabia de no haber podido al menos empatar" y que quiso sacar el lado positivo de la derrota: "El haber perdido dos veces nos tiene con mejor tensión". "No estamos tan finos como al principio", reconoció el entrenador, quien pidió a los suyos "más atención a los detalles".

"No está faltando cierta tranquilidad en algunos momentos, no podemos jugar al mismo ritmo cuando recuperamos la pelota que cuando la tenemos", expuso considerando que los goles en los instantes iniciales de los choques en Las Palmas (2-1) y frente al Oviedo "no se pueden sentir tanto".

En esos dos partidos, los rivales cerraron los espacios. "Nos faltó menear rápido la pelota", comentó. "Hemos perdido un poco en la reacción ante la pérdida de balón", reconoció subrayando también que deben mejorar "la coordinación y la movilidad". "Hay momentos en los que nos atascamos porque estamos dos jugadores en la misma línea y no escalonamos o que no somos lo suficientemente rápidos para llegar a ciertas zonas mientras el contrario bascula", examinó a su equipo. De todos modos, también quiso resaltar lo positivo: "Si hablamos de centros y de remates, llevamos la pelota donde queremos".

El Huesca de Ambriz sigue en proceso de construcción, encajando a marchas forzadas las últimas piezas en llegar, jugadores que deben ser importantes desde el primer momento. Ignasi Miquel, "un tipo con experiencia y muchos partidos en la competición", debutará como titular en el eje de la zaga tras la expulsión de Pulido por protestar en los instantes finales frente al Oviedo. "Tenemos que tener paciencia y no perder la compostura porque después se sufre por no poder contar con un hombre importante", lamentó el preparador. Arriba, mientras, baraja si repetir de inicio con Gaich o dar la alternativa a Pitta, ninguno de los dos están "todavía bien físicamente".

"¿Qué equipo no tiene presión? Simplemente hay que saber aceptarla", respondió al ser cuestionado por cómo asimilaba el vestuario la exigencia de tener que ganar. "La presión hace que estés con los cinco sentidos, qué bonito es tener presión en tu trabajo", añadió.

Enfrente tendrá al Lugo, un oponente que todavía no ha ganado, pero que ha empatado tres veces y ante el que no descarta alguna "sorpresa" aunque sin renunciar "a nuestro juego y forma de jugar". A los gallegos los considera "muy bien trabajados". "Están estructurados y son peligrosos a la contra", los describió.

Ambriz, que todavía no había vivido de primera mano cómo es la Segunda División, ha corroborado en el mes que esta lleva en marcha la impresión que se había formado previamente por los informes que había reunido y los comentarios que le habían trasladado los miembros del cuerpo técnico que ya llevan varias temporadas en el club. "Cualquiera gana a cualquiera, te relajas y te llevas un golpe", dijo de una liga "larga y muy cerrada en la que se dan resultados cortos". "Vamos a ver pocos 4-0 o 3-0, la mayoría de los resultados serán de 1-0, 2-1 o 2-0", reflexionó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión