Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Las manos derechas de Ambriz en la SD Huesca

Edgar Solano y Luis Martínez, el segundo entrenador y el preparador físico que llegaron a la entidad azulgrana junto al técnico mexicano valoran positivamente sus primeras semanas en España y se muestran convencidos de que conseguirán triunfar.

Edgar Solano y Luis Martínez, en la concentración de la SD Huesca en Benasque.
Edgar Solano y Luis Martínez, en la concentración de la SD Huesca en Benasque.
Heraldo.es

Están ilusionados y convencidos de que podrán llevar a la SD Huesca de nuevo a Primera División; una presión por estar en los puestos altos de la tabla a la que están más que acostumbrados. Tienen un método que hasta ahora les ha funcionado, en el que confían y que ya están poniendo en práctica. Nacho Ambriz no llegó solo desde México, con él trajo a dos hombres de su máxima confianza para que le siguiesen apoyando como ya lo habían hecho en el León de su país, su anterior destino y en el que fueron campeones de liga en 2020. Edgar Solano, el segundo entrenador, y Luis Martínez, el preparador físico, son las dos manos derechas con las que lleva contando el técnico azulgrana desde 2018, los dos hombres a los que llamó para iniciar la aventura española y que confiesan que no dudaron ni un segundo en seguirle.

A Solano, el ofrecimiento le llegó estando a punto de regresar a México tras un viaje: "Una grata sorpresa". Martínez, por su parte, se encontraba en plena mudanza. "Había habido opciones con la selección de Costa Rica que no salieron y tampoco nos habíamos arreglado con el León, me había mentalizado de que íbamos a tardar un par de meses en conseguir trabajo e iba a volver a mi ciudad, Aguas Calientes", comenta, "muy feliz y contento de vivir una experiencia que mucha gente en México no ha valorado porque venimos a Segunda División".

Ambos hablan de Ambriz con admiración. La relación de Solano con el entrenador empezó en el Necaxa siendo la de dos jugadores que comparten vestuario. "Era el veterano que te guiaba, ya se veía entonces que tenía perfil de entrenador. Venía de jugar el Mundial 94, era un ídolo para mí, que se convirtió en compañero. Luego la vida te vuelve a encontrar y hace ya casi nueve años, en el Queretaro, se inició una relación laboral que ahora es una amistad entrañable", narra.

El primer contacto de Martínez con Ambriz fue desde la distancia: "Vi un entrenamiento de Nacho en el Queretaro y pensé, con él podría trabajar". "Tiempo después un amigo común le habló de mí y un día recibí su llamada, me entrevistó por el móvil y a los dos días ya estábamos juntos", recuerda cómo se produjo su debut en un equipo de élite con 31 años. Ahora, aunque ya han transcurrido tres años, todavía "no hay un día en que no me enseñe algo".

Ambriz se apoya mucho en sus colaboradores, en los que vinieron con él y en los que ya estaban en el club. "Es una de sus virtudes, delega. Deja participar a todos y que crezcamos", explica Solano, que también alaba a sus nuevos compañeros. "Nos hemos encontrado con un cuerpo técnico muy joven, con ganas de trascender y que es de la casa, lo que hace que tenga un sentimiento muy arraigado". "Nacho antes que míster es persona y siempre confía en todos, en el punto de vista de los técnicos, de los médicos, del mío y de los utilleros, eso te hace ser muy responsable", corrobora Martínez.

Durante sus primeras tres semanas de trabajo ya han podido observar diferencias respecto a lo que estaban acostumbrados. "Lo que más nos ha sorprendido es la manera de vivir del futbolista español, que es diferente a la del mexicano, son muy profesionales, se dedican al 100% y se cuidan", dice Solano. "El europeo tiene una noción más competitiva, hay diferentes formas de pensar y trabajar, lo que no quiere decir que una sea mala, porque las dos han funcionado", añade Martínez, que ya había tenido una primera toma de contacto con el deporte español a través de un máster que cursó en Barcelona.

El equipo que se han encontrado en el Huesca es, según Martínez, "muy trabajador, humilde, caluroso entre ellos y con nosotros". "Hay gente que ha estado en el Barça, en el Madrid y que vienen en disposición de aprender, es muy gratificante", apunta. "Jugadores como Rico, Pulido, y Andrés dan ejemplo y además predican la filosofía del club. Lo de Sandro también es muy notable y esperemos poder contar con él", señala Solano que considera que espera que "se vaya incorporando más nombres".

El segundo entrenador es consciente de que "la Liga va a ser complicada, de alta competitividad". "La estamos conociendo y estaremos listos para ser candidatos al ascenso", afirma. "Durante la competición se verá un equipo fresco e intenso", promete Martínez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión