Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca quiere reaccionar a tiempo

Tras tres derrotas consecutivas y a tres puntos de la salvación, los azulgranas aspiran a levantarse ante una Real Sociedad pletórica (18.3o).

Rafa Mir controla la pelota durante el entrenamiento del viernes.
Rafa Mir controla la pelota durante el entrenamiento del viernes.
SD Huesca

La SD Huesca se agarra a la vida. Con las uñas, los dientes y el corazón. Luchando contra gigantes como el que este sábado visita El Alcoraz (18.30, Movistar LaLiga). La Real Sociedad, reciente campeona de Copa y quinta tras el cuarteto que pelea el título. Sin darse por rendido, el equipo azulgrana recurre a las matemáticas porque, tras las tres últimas derrotas, las sensaciones van en la dirección contraria. A tres puntos de la permanencia con 15 todavía por disputarse, los de Pacheta tiene al alcance el objetivo. Pero urge recuperar las sensaciones de hace solo dos semanas, los días de vino y rosas en los que se abandonaron los puestos de descenso que ahora les vuelven a alojar.

Los golpes consecutivos ante Alavés (1-0), Atlético (2-0) y, sobre todo, Getafe (0-1) han dejado en la lona a un Huesca al límite físico, anímico y futbolístico. Todavía con pulmones y cintura para pelear y recursos para plantar cara al enemigo de turno. La extraordinaria reacción desde el mes de enero y una segunda vuelta notable han prolongado la esperanza de vida más allá de lo imaginable. Las señales emitidas ante los azulones, que superaron al cuadro aragonés en todos los aspectos y sobre todo en intensidad, helaron las expectativas. Pecado mortal y desacostumbrado con el burgalés en el banquillo, de ahí que la fatiga sea un enemigo tan considerable como la Real y el principal obstáculo a derribar.

Las posibilidades de éxito en estas cinco jornadas pasan en buena medida por hacer acopio de fuerzas y el Huesca cuenta con casi todo su ejército. La meteórica mejoría de Pablo Maffeo y Javi Ontiveros alimenta el fondo de armario para Pacheta. El primero tiene incluso opciones de ser titular y con el segundo se quiere ser más cautos. Pese a contar con un once más o menos definido y un esquema asentado, el edificio ha zozobrado en el momento clave de la temporada hasta estrecharse el margen de error al mínimo. El burgalés puede introducir variables y, por ello, contar con Maffeo o Gastón Silva solo puede ser saludado como una buena noticia.

La nota más sorprendente de las últimas semanas ha sido los relevos en la portería entre Andrés y Álvaro, con el murciano como posible titular frente a los donostiarras. El criterio de Pacheta, siempre en busca de la opción que dote de más seguridad al once azulgrana, puede dar todavía giros en estos últimos encuentros ante Real, Cádiz, Athletic, Betis y Valencia. Lo que no admite debate posible es la importancia de Rafa Mir para que las posibilidades de éxito sigan vigentes. El ariete no ha visto puerta en estas tres últimas jornadas de menor flujo ofensivo y aguarda a los donostiarras con el colmillo afilado para dar la tarde a Álex Remiro, el portero del primer ascenso del Huesca a la élite en 2018.

La zona baja se modificó poco con el partido que tenía pendiente el Valladolid y que empató en San Mamés. El Huesca se encuentra a tres puntos de la salvación, marcada ahora por los pucelanos, y de un Elche que cayó a la antepenúltima plaza. Por simplificar al máximo: el cuadro de Pacheta debe ganar un partido más que ambos para salvarse. Con el Eibar cada vez más desahuciado y el Alavés en una dinámica clara de permanencia, da la sensación de que entre Huesca, Elche y Valladolid se definirán dos de los tres descensos.

Una dinámica, por supuesto, cambiante y que puede desalojar a los aragoneses de las tres últimas plazas este mismo fin de semana. La carambola exige derrotar a la Real Sociedad, que los ilicitanos pierdan con el Atlético y los blanquivioletas este domingo ante el Betis. El golaverage particular beneficia a los aragoneses, y en el caso de un triple empate también saldría ganando. Pequeños hitos que pueden cobrar una gran importancia el 23 de mayo, la fecha en la que de verdad importa estar fuera del descenso.

La exigencia es máxima ante los guipuzcoanos. Campeones de Copa en la primera de las dos finales jugadas este curso, son una máquina precisa y sin sentimientos: el pasado lunes derrotó a sus vecinos del Eibar. Han dejado atrás el agotamiento que les produjo la acumulación de partidos en tres competiciones y llegan frescos al final, con un David Silva que ha superado la lesión que le había mantenido fuera los cinco últimos encuentros. Si así lo quiere Imanol Alguacil podrá lucir su chistera en El Alcoraz. Tras el último entrenamiento el técnico determinó su inclusión en la lista de 21 jugadores con rumbo a la capital oscense.

El Mago de Arguineguín, otro campeón del mundo que pisará el césped de El Alcoraz, vuelve tras casi un mes de baja por una lesión muscular. Le acompañarán el portero Miguel Ángel Moyá, tras cuatro meses fuera, y Aritz Elustondo, sancionado en Éibar. A cambio se cayó a última hora el defensa Igor Zubeldia, que se suma a la lista de bajas a la que también pertenecen Illarramendi, Merino, Carlos Fernández, Aihen y Luca Sangalli, todos ellos lesionados.

Posibles alineaciones

SD Huesca: Andrés; Maffeo, Vavro, Pulido, Insua, Galán, Mosquera, Seoane, Ferreiro, Sandro y Rafa Mir.

Real Sociedad: Remiro; Gorosabel, Aritz, Le Normand, Monreal,  Zubimendi, Guridi, Guevara, Oyarzabal, Portu e Isak.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano).

Estadio: El Alcoraz (18.30, Movistar LaLiga).

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión