Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Pacheta empieza a utilizar su libro de estilo en la SD Huesca

El técnico trata de ganarse la confianza de sus futbolistas como hizo en sus anteriores destinos. En el Elche se decantó por un esquema 4-2-3-1.

Pacheta se dirige a sus jugadores durante la sesión de este viernes.
Pacheta se dirige a sus jugadores durante la sesión de este viernes.
SD Huesca

Como avisó en la rueda de prensa de su presentación, Pacheta es un técnico flexible y que se adapta tanto a sus recursos como a la mejor manera de neutralizar al rival. El nuevo técnico de la SD Huesca ha consumido este viernes, y por espacio de casi dos horas, la segunda de las seis jornadas de trabajo que le separan de su debut en el Coliseum Alfonso Pérez del Getafe. El miércoles (19.00, Movistar LaLiga) pondrá en escena su primer once, su primer esquema y el primer atisbo de qué grupo de futbolistas cuenta ya con su confianza. El último Pacheta fue el que ascendió al Elche a Primera a partir de unas premisas que puede aplicar ahora en el conjunto azulgrana.

El burgalés alcanzó el éxito en un equipo al que había dirigido desde dos cursos antes en Segunda B; lo ascendió en 2018 a la categoría de plata con una única derrota en 17 encuentros y al año siguiente le dio una cómoda permanencia. Ahora dispone de 20 partidos y una meta clara: la salvación. El Elche de la temporada pasada contaba con el quinto presupuesto más bajo y se acabó imponiendo en el ‘play off’ al más alto, el del Girona. Por el camino, Pacheta armó un bloque efectivo en las dos áreas y que sacó provecho de la estrategia. Completó la fase de ascenso a Primera sin recibir goles en las cuatro citas y venciendo a domicilio a Real Zaragoza y Girona.

La figura de Pacheta adquirió una altura decisiva para el éxito de un Elche en el que todos los jugadores comulgaban con la idea del entrenador. Sin el bloque y sin aquel convencimiento trasladado por el hoy azulgrana no hubiese sido posible tal éxito. Se apoyó de manera habitual en un círculo de 22 futbolistas aunque utilizó a 28 en total. El esquema más utilizado fue el 4-2-3-1: dos medios, uno de contención y otro de creación, extremos natos y un segundo delantero con mucha movilidad. En su mano estará trasladar esta idea a la plantilla de la SD Huesca o introducir variantes; durante el ‘play off’ también escogió una defensa de tres centrales y jugó con dos puntas. Otra posibilidad pasada ha sido el 4-1-4-1.

El espíritu colectivo no exime a los jugadores de ofrecer un alto rendimiento individual. El Elche del ascenso se apoyó en varios nombres propios. Por ejemplo el del portero Edgar Badía, que fue al final del curso el meta con más paradas de la Segunda División. O el central oscense Dani Calvo. Fidel, Pere Milla o Jonathas fueron otros de los que dinamizaron el ataque ilicitano, como también Juan Cruz, Iván Sánchez o el eterno Nino. En sus cuatro experiencias con equipos en dificultades y sus proyectos ‘exóticos’ en Polonia y Tailandia Pacheta siguió dando forma al ideario que trata de aplicar ya en el club oscense.

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios