Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Las sensaciones tampoco acompañan ya a la SD Huesca

El naufragio en la Copa del Rey ante el Alcoyano puso aún más en entredicho la capacidad de reacción de los azulgranas.

alcoy.7.1-2021-alcoy 2 huesca1foto joaquin de haro.
Míchel Sánchez, durante el partido entre el Alcoyano y la SD Huesca.
Joaquín de Haro/ LOF

Eran el sostén que mantenía el crédito de los jugadores y el entrenador, un intangible que no servía para alimentar a un cuerpo hambriento de puntos, pero que reconfortaba el alma y permitía confiar en un futuro más halagüeño. Junto a la falta de buenos resultados, en sus últimas actuaciones la SD Huesca también ha perdido las buenas sensaciones que al menos sí le habían venido acompañando en parte importante de sus partidos en esta temporada poniendo así en entredicho la valía del bloque y de Míchel Sánchez, cuya continuidad podría quedar a expensas de lo que ocurra en la visita del Betis el próximo lunes (21.00). La puesta en escena en el estreno de 2021 ante el Barça no fue la mejor a pesar de la derrota por la mínima (0-1) y la Copa del Rey, lejos de servir el jueves para rearmarse de razones, acrecentó las dudas con la eliminación ante el Alcoyano, un Segunda B.

A falta de dos jornadas para el final de la primera vuelta, los azulgranas se encuentran a cuatro puntos de la salvación, una distancia perfectamente asumible aunque con el matiz de que varios de los rivales tienen encuentros pendientes. Además, suman doce puntos, por lo que todavía pueden alcanzar el ecuador dentro de los objetivos marcados por el técnico y cifrados en entre 18 y 20 puntos. Hasta ahí el lado menos malos de los números que arrastran, el peor dice que son el segundo conjunto más goleado de la categoría, que solo dos han marcado menos goles y que su tarjeta de resultados en al Liga incluye siete derrotas, nueve empates y una sola victoria.

Ese primer y único triunfo hasta la fecha en el torneo de la regularidad se produjo al 13º intento. Se confiaba en que una vez conseguido el equipo se quitaría un peso de encima y lograría remontar el vuelo, pero ha sucedido todo lo contrario. Tras el 1-0 con el Alavés se consiguió un 2-3 en la primera ronda de la Copa del Rey en la que fue necesaria una prórroga y un triplete de Rafa Mir para eliminar al Marchamalo, un Tercera División, y en las cinco citas posteriores se han producido cuatro derrotas y un empate, la peor racha de la campaña.

En todos esos encuentros se ha puesto de manifiesto tanto la falta de pegada ante la meta contraria como la debilidad en la propia ya detectada mucho tiempo atrás. Los altoaragoneses han recibido en este periodo seis tantos y solo han marcado dos. Las acciones a balón parado costaron caras en el 2-0 frente al Athletic en San Mamés y en el 1-1 con el Levante, y los fallos puntuales conllevaron el 2-1 de la visita al Celta.

El duelo en Balaídos hizo reconocer a Míchel que la idea y el sistema de juego inamovibles hasta entonces necesitaban cuando menos una revisión y frente al Barcelona se renunció por completo a ellos. Del 4-3-3 se pasó a un dibujo con tres centrales y dos carrileros con la idea de resistir atrás los embates culés, justo lo contrario a lo que se venía defendiendo. El equipo que había salido a competir de tú a tú siempre independientemente del rival y que así había conseguido un 0-0 con el Atlético de Madrid y un 1-1 con el Villarreal, también dos negativos 4-1 con el Real Madrid y la Real Sociedad, fue sometido y obligado a resistir como buenamente pudo.

Ante el Alcoyano se apostó por un 4-2-3-1 y por dar paso a los menos habituales; no respondieron como se esperaba al igual que ya había ocurrido anteriormente con el Marchamalo. Las últimas jornadas han hecho a este respecto que Míchel esté confiando en un grupo más reducido de jugadores. Desde el duelo con el Alavés y hasta el desplazamiento a Vigo su once solo se movió obligado por las lesiones y las sanciones. Contra el Barcelona, la modificación del sistema supuso también la introducción de cuatro novedades.

En este tiempo ha surgido Ontiveros como factor diferencial, pero ante la regularidad de piezas ya importantes en Segunda como Rico y Mosquera, ha faltado más constancia en otras como Borja García y Ferreiro. Adelante, Okazaki venía siendo el elegido hasta que Mir reapareció en el once frente a los culés, En ese choque Pulido, que se había alternado con Insua como pareja de Siovas en el eje de la zaga hizo de lateral derecho. Galán está destacando en el izquierdo, Álvaro se ha consolidado como el meta de referencia por delante de Andrés y Seoane, como ya lo hizo al inicio del curso, vuelve a llamar con fuerza a la titularidad.

Los objetivos principales en el mercado de invierno ya abierto son un extremo y un medio, y tampoco se descarta un defensa. Para todo ello primero se debe hacer hueco, Eugeni y Escriche aparecen entre los que podrían salir, y resolver la situación del banquillo.

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios