SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca y el Granada, conectados vía Venezuela

En el próximo rival de los azulgranas militan Darwin Machís y Yangel Herrera, dos de sus cuatro ex con orígenes en el país sudamericano.

Yangel Herrera se ha vestido de corto para pisar el césped de El Alcoraz este miércoles.
Yangel Herrera se ha vestido de corto para pisar el césped de El Alcoraz este miércoles.
Rafael Gobantes

Sus carreras comenzaron a despegar como azulgranas, sus nombres han sonado más de una vez como posibles refuerzos y este domingo a partir de las 14.00 aparecerán en las filas del rival. En busca de su primera victoria del curso y de abandonar el farolillo rojo, la SD Huesca visita al Granada en cuyas filas militan dos viejos conocidos Darwin Machís y Yangel Herrera, un delantero y un centrocampista que comparten equipo y origen, Venezuela, país que sin ser una gran potencia ha exportado en los últimos años varios jugadores a la Liga y que en El Alcoraz han tenido una buena acogida. No en vano, son cuatro ya los que han vestido de azulgrana y durante cuatro temporadas, las que van desde la 2015-16 hasta la 2018-19, fue una constante contar en la plantilla con alguien que guardase ese pasaporte en la mesilla. Además de los ahora nazaríes, el grupo lo completan Alexander González y Juanpi Añor.

El primero llegó en 2015 al igual que Machís de cara al segundo salto a Segunda División y se mantuvo con los oscenses hasta lograr el ascenso a la élite. El segundo, como Herrera, fue uno de los refuerzos contratados en el mercado de invierno en la campaña del debut en la máxima categoría.

Machís llegó a Huesca como un joven proyecto que tras destacar en su país había sido captado por el entramado de clubes controlado por la familia Pozzo y que incluía por entonces al Udinese, como entidad de cabecera, y al Granada, como satélite. A pesar de haber debutado en Primera División y de haber contado con cesiones anteriores en Portugal y el Hércules, el curso anterior lo había completado en Segunda B con el filial de los andaluces, en los que llamó la atención con siete goles en 22 partidos.

Ya con la camiseta azulgrana y con 22 años fue un fijo desde el principio tanto para Tevenet como, después, para Anquela. Participó en 38 jornadas y con nueve dianas se convirtió en el pichichi de un equipo que finalizaría 12º. Su siguiente parada, de nuevo a préstamo, la encontró en el Leganés para competir en Primera. A continuación, en la 2017-18 dio otro paso atrás en lo que a divisiones se refiere para enfundarse la camiseta del Granada y rubricar 14 goles, y, aunque acabó recalando en el Udinese y posteriormente en el Cádiz, su tercera etapa en la ciudad de la Alhambra está siendo la de su consolidación como jugador de élite. En el anterior ejercicio fue clave en la clasificación de los del Nuevo Los Cármenes para las competiciones continentales y en el actual ya ha superado en cinco ocasiones al meta rival entre la Liga y la Liga Europa.

Herrera también fue pieza básica en los éxitos que los de Diego Martínez están tratando de emular en el presente curso, en el que incluso fueron líderes de Primera en sus primeros compases. Se encarga de controlar la medular e incluso se suma al ataque. En este curso ya ha festejado seis goles, entre ellos el primero de toda la Liga.

El medio, que durante el último periodo de fichajes coqueteó con el Valencia, cumple su segundo ejercicio con los nazaríes cedido por el Manchester City, que en primer término, tras reclutarlo en su país, lo fogueó en su franquicia estadounidense, el New York City. Allí coincidió con el actual director deportivo de la SD Huesca, Rubén García, que atisbó su potencial y lo recomendó a la SD Huesca, a la que aún no estaba ligado. Su préstamo, tras la marcha de Sastre, fue la primera operación que los azulgranas cerraron en el mercado de invierno de 2019 y pronto se reveló como un jugador muy útil para Francisco gracias a su polivalencia al ser capaz de iniciar el ataque, pero también de realizar tareas de contención. Debutó en la jornada 20 contra el Atlético de Madrid dos días después de haberse oficializado su llegada y participó en 16 encuentros siendo titular en 14. Tras el descenso, de cara al nuevo proyecto en Segunda, se intentó lograr su continuidad, pero no fue posible.

Mikel Rico, el traspaso de los 600.000 euros

Como en el mundo del fútbol los vasos comunicantes son frecuentes. También en la SD Huesca y hay un ex del Granada, Mikel Rico. El medio puso rumbo a Andalucía en 2011 poniendo fin así a la que era su segunda etapa en El Alcoraz. La operación resultó en su momento histórica para los oscenses y es considerada el primer gran traspaso al ingresar en sus arcas 600.000 euros. A los pies de Sierra Nevada, el vizcaíno pasó tres campañas, una en Segunda División y dos en Primera, en las que se vistió de corto en 114 jornadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión