Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca busca una faena para despejar todas las dudas

Los azulgranas quieren la primera victoria a costa del Sevilla, que llega este sábado tras la Champions y con bajas (18.30, Movistar LaLiga).

Varios futbolistas se abrazan durante un ejercicio de este viernes.
Varios futbolistas se abrazan durante un ejercicio de este viernes.
SD Huesca

En otras circunstancias, la visita del Sevilla a El Alcoraz se saludaría como otra tarde de fiesta. Y más, con el recuerdo de la victoria de hace dos temporadas y aquel golazo del añorado Chimy Ávila. Entonces, la SD Huesca se agarraba con más ganas que argumentos a la vida y ahora persigue el necesario giro de timón que le aleje de los tiburones y le lleve a navegar por aguas menos procelosas. En condiciones diferentes, un punto ante los hispalenses se celebraría como un hijo; los tres, como una hazaña. Ahora se asemejan mucho a una necesidad. Quizá sean el rival y la tarde propicios para alcanzar esa tan anhelada alegría que dé sentido a los siete empates en diez jornadas (18.30, Movistar LaLiga).

Los azulgranas no han ganado. Poner el acento en el aspecto negativo puede resultar tan certero como hacerlo en el hecho de que solo han perdido tres partidos. Los mismos que el Sevilla, el Barça o el Granada. Y menos que todos sus rivales directos. En una Liga de dos puntos la situación de los de Míchel Sánchez sería mucho más desahogada, pero como se llevan 25 años premiando los triunfos con tres y penalizando los empates con uno, es de sobra sabido que de tablas en tablas no se construye ningún hogar seguro. La temporada avanza a una velocidad extraordinaria y los oscenses la miran desde la penúltima plaza, cerca de la salvación y cara a cara con el riesgo de encallarse en arenas movedizas.

La visita del Sevilla puede suponer un tormento o el éxtasis. Puerta grande o enfermería. A pesar de tanta igualada, la SD Huesca no ha dejado indiferente a nadie. Ha completado faenas notables y apenas los revolcones con Cádiz, Real Sociedad y Real Madrid. Siempre ha faltado ese palmo que acercase el triunfo. O por poca puntería o por un desliz defensivo. El empate del pasado fin de semana ante Osasuna ejemplifica estas dos caras: una primera en la que el equipo funcionó con la exactitud de un ballet ruso y una segunda en la que hubo que correr hacia el refugio antiaéreo para protegerse de los bombarderos navarros. Los oscenses amarraron un punto con un sabor menos dulce que los de Villarreal, Valencia o Atlético, los ejemplos a los que siguen acudiendo los entrenadores rivales para cantar las alabanzas de los de Míchel Sánchez.

Solo el tiempo dirá si el clima que rodea a la SD Huesca es demasiado crítico o excesivamente benévolo. Seguramente, equilibrado y justo con los méritos y las carencias que todavía enseña. Míchel incide en la idea de que sumergirse en los defectos puede llegar a ser contraproducente y no le falta razón. Con un ambiente enrarecido sería imposible plantar cara a un equipo que estará entre los 16 mejores de Europa y que puede aspirar todavía a algo grande en el campeonato doméstico.

Por todo ello, cabe pensar en que Míchel se apoye en los clásicos. Con la duda de Pedro López, a quien un esguince de tobillo inoportuno pero que ha podido superar puede apartarle de la cita, Pulido y Okazaki pueden regresar al once. La ausencia del central y capitán en Pamplona fue la gran sorpresa después de haberse perdido el duelo anterior con el Eibar por culpa de una gastroenteritis. El Huesca siempre es más con el manchego y también reclama la mejor versión del delantero japonés. El samurái reapareció la pasada jornada sin margen para mostrar lo que puede demandar el Huesca ante los hispalenses: trabajo, trabajo y más trabajo. Y gol, claro. Gastón Silva representa otra saludable novedad y son baja Doumbia y Valera.

Los de Julen Lopetegui, con el luto del adiós al un día sevillista Maradona, acuden a la capital oscense entre partido y partido de Champions. Solo han vencido a domicilio en Cádiz y presentan problemas en el lateral izquierdo por las lesiones de Escudero y Acuña, por lo que Rekik jugará en ese puesto. Tampoco han viajado Suso Fernández, Carlos Fernández y Bono, estos dos últimos con covid-19. Con todo, el vasco tiene mucho y bueno donde elegir.

Posibles alineaciones

SD Huesca: Andrés; Maffeo o Pedro López, Pulido, Siovas, Galán, Mosquera, Mikel Rico, Borja García, Ferreiro, Rafa Mir y Okazaki o Sandro.

Sevilla: Vaclík; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Rekik, Fernando, Jordán, Rakitic, Ocampos, Munir y De Jong.

Árbitro: Cuadra Fernández (Comité Balear).

Estadio: El Alcoraz (18.30, Movistar LaLiga).

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios