Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Míchel: “Tendremos que quitar el balón al Sevilla y correr mucho para ganarle”

El técnico de la SD Huesca, que confía en contar con Pedro López, considera a los sevillistas candidatos a ganar la Liga y elogia a Julen Lopetegui.

Míchel da instrucciones durante la sesión matinal de este viernes.
Míchel da instrucciones durante un entrenamiento de la SD Huesca.
SD Huesca

Con respeto reverencial pero convencido de que se puede bloquear el paso al Sevilla ha hablado este viernes el entrenador de la SD Huesca, Míchel Sánchez, en la previa de la visita hispalense este sábado a El Alcoraz (18.30, Movistar LaLiga). También ha elogiado a Julen Lopetegui, “uno de los mejores entrenadores de España y del mundo”, y compañero durante cinco campañas en el Rayo Vallecano. Los azulgranas perseguirán de nuevo la victoria amplificando al máximo sus virtudes y tratando de evitar que los errores les alejen de los tres puntos.

Míchel ha recordado, ya en su primera respuesta, que el Sevilla es “el actual campeón de la Europa League, le veo peleando por la Liga y con posibilidades de todo”. Se trata de un rival “fortísimo, y hay que reforzar lo que hacemos bien y mejorar lo malo. Es el equipo con más posesión y tendremos que correr mucho”. Para afrontar este desafío, el madrileño confía en contar con el lateral diestro Pedro López, quien todavía deberá superar un último test para dar por superado su esguince de tobillo, a falta de los lesionados Valera y Doumbia. Cuenta con 24 futbolistas y el añadido de Gastón Silva después de trabajar durante la semana con normalidad.

Frente a un Sevilla “incómodo en la presión, que tiene el mayor índice posesión del campeonato y va hacia adelante”, la SD Huesca debe “saber defender porque generan mucho con Navas y Ocampos y tienen buenos puntos de remate, con altura. Todas esas vías de ataque que tienen hay que taparlas. Si les quitamos la pelota tendremos mucho ganado, o si corren para atrás. Tenemos que intentarlo con la dificultad que tiene”.

El central Jorge Pulido, ausente por decisión técnica en El Sadar, se encuentra “bien, como el resto de la plantilla. Es nuestro capitán y uno de nuestros líderes. Qué voy a decir, lo ha jugado casi todo y es importantísimo para mí y para el Huesca”. También se le ha vuelto a preguntar por el meta Álvaro Fernández, a quien ha elogiado de nuevo: “Tiene una personalidad tremenda y muchas ganas de jugar, es patrimonio nuestro y puede entrar en competición en cualquier momento. Andrés cuenta con un altísimo nivel y en portería solo tenemos el problema de Valera. Cuando le toque a Álvaro va a ofrecer un gran rendimiento”.

Míchel no cree que afecte al Sevilla su perfil Champions, con desplazamiento a Rusia la pasada semana y duelo ante el Chelsea la que viene. “Jugaron el martes y han tenido mucho tiempo de recuperación. Espero al mejor Sevilla, acostumbrado a participar en varias competiciones. Es una gran plantilla y no creo que el viaje a Krasnodar les haya condicionado. Proponen mucha intensidad, espero correr mucho y tener compromiso, una actitud espectacular en ataque y defensa en el equipo”.

La paulatina entrada de Gastón Silva en sus planes se explica con los hechos de que “estuvo mucho tiempo sin poder competir, con el covid-19 en Argentina y el retraso del tránsfer. Ha estado lesionado las dos últimas semanas, tiene muchas ganas y talento para ayudarnos. Ya lo ha hecho en alguna situación y tendrá su sitio a lo largo de la temporada. Es muy competitivo y ha adquirido los hábitos y valores que creemos importantes, en una dinámica de trabajo muy buena”.

Míchel y Lopetegui, Lopetegui y Míchel, compartieron vestuario varios años y el guipuzcoano, de 54 años, fue capitán del vallecano, de 45. “Tiene todos los valores que me gustarían de un gran capitán. Aprendí muchísimo de él. Como entrenador estamos lejos pero me fijo en lo bueno que hace y siempre me ha dado consejos y ayudado. Es uno de los mejores técnicos del mundo y le deseo siempre lo mejor”, ha señalado.

Aquel gol del Chimy...

Corría el minuto 97, uno más de los señalados por el colegiado para el añadido, y el partido entre la SD Huesca y el Sevilla en su primera visita a El Alcoraz parecía condenado al 1-1. Pero Enric Gallego peleó una pelota aérea lanzada por Etxeita, Pulido recogió el rechace y cedió el balón al Chimy para que armase un remate inverosímil por oportuno y plástico, elevándolo a la escuadra de Vaclík y haciendo estallar de júbilo a El Alcoraz como nunca aquella campaña.

El único precedente del duelo de esta tarde presenta un recuerdo más que feliz. Apenas quedan un puñado de futbolistas en los dos equipos, dirigidos entonces por Francisco y Pablo Machín. El Huesca boqueaba en busca de oxígeno y pareció encontrarlo puesto que se situó a tres puntos de la permanencia en la jornada 26. Fue el último baile. Se tardaron ocho más en volver a ganar y después las cuentas ya no salieron.

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios