Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Okazaki pide calma ante la falta de victorias

“Creo que sentimos demasiada prisa, si seguimos haciendo buen fútbol estaremos cerca de ganar”, expone el delantero de la SD Huesca tras su reaparición en el empate con Osasuna.

Okazaki, durante el entrenamiento del sábado posterior al empate con Osasuna.
Okazaki, durante el entrenamiento del sábado posterior al empate con Osasuna.
SD Huesca

Fueron quince minutos, un cuarto de hora en el que Shinji Okazaki volvió a los terrenos de juego dejando atrás su mes y medio en el dique seco por una lesión muscular, la primera en toda su carrera. No fue como titular, condición que había ostentado siempre este curso antes de sus problemas en el bíceps femoral izquierdo, pero al menos el delantero de 34 años pudo estar presente en el 1-1 de la SD Huesca en su visita a Osasuna. “Necesitábamos los tres puntos y me hubiera gustado marcar, fue una pena, sobre todo por el equipo”, valora en unas declaraciones difundidas por el club. En ellas, pide calma ante la falta de victorias cuando ya han transcurrido diez jornadas. “Creo que sentimos demasiada prisa, si seguimos haciendo buen fútbol estaremos más cerca de ganar”, expone añadiendo que “lo importante es seguir jugando con confianza unidos”.

El nipón, que se está estrenando en la Primera División, pero que cuenta con una amplia experiencia en la Bundesliga y en la Premier League, en la que se proclamó campeón con el Leicester, mira el lado bueno de la racha de resultados de los oscenses: “No ganar durante tanto tiempo puede suponer estrés, pero perder solo tres partidos es algo positivo”. Por ello, considera “clave convertir los empates en triunfos”. Son siete las tablas acumuladas, una tendencia que ve posible mejorar “cambiando un poco”.

“En la primera parte pudimos hacer daño a la contra, pero en la segunda el rival se sobrepuso poco a poco y acabamos encajando cuando más atacaban. Con otro gol antes del descanso habríamos tenido más opciones”, resumió el choque en El Sadar.

Ante Osasuna, Okazaki recogió el testigo de Sandro. Ya sin Mir sobre el césped y con el 1-1 en el marcador, quedó como única referencia ofensiva. Bien cubierto por la zaga local, tuvo pocas oportunidades de entrar en contacto con el balón.

Hasta su lesión en la primera mitad de la visita al Elche (0-0), y tras ser el máximo goleador de los azulgranas el curso pasado en Segunda División con doce dianas, había participado de inicio en las cinco primeras jornadas. Aún sin haber conseguido todavía ningún acierto ante la meta rival su técnico Míchel Sánchez lo considera básico en su esquema por su trabajo y disciplina sobre el césped, además de por el juego que es capaz de generar aún sin balón con sus desmarques. Su inclusión en el once el próximo sábado en la visita del Sevilla (18.30) es una de las opciones que hay sobre la mesa.

Etiquetas
Comentarios