Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Las sustituciones en la SD Huesca no dan resultado

Los cambios de los azulgranas en el empate ante Osasuna del viernes no fueron capaces de cambiar el sino del partido, un mal que ya ha ocurrido en más ocasiones a lo largo del curso

Partido Osasuna-SD Huesca.
Partido Osasuna-SD Huesca.
Jesus Diges/EFE

La primera parte había ido mal, los suyos habían encajado pronto un gol y se habían desdibujado. Aún así, quedaban por delante 45 minutos en los que era más que posible cambiar la trayectoria del partido. De cara a la segunda mitad se retiraron Juan Cruz y Roberto Torres y entraron Moncayola y Enric Gallego. Su fútbol fue más vertical, se insistió por las bandas y se bombardeó el área a base de centros. Las ocasiones no tardaron en llegar y se acabó rescatando el empate (1-1). El planteamiento inicial de la SD Huesca puso el viernes muy cuesta arriba el choque a Osasuna. Sin embargo, su técnico, Jagoba Arrasate, supo dar con la tecla para voltear la situación echando mano de su banquillo y variando la forma de jugar de su equipo. No ocurrió así en las filas de enfrente, en las que las sustituciones no mejoraron las prestaciones.

Para tratar de recuperar el control en el centro del campo en plena ofensiva navarra, Míchel retiró a Rafa Mir, un referente arriba por su juego y su físico, y dio entrada a Nwakali, que no firmó su mejor actuación. Después, con las tablas ya en el marcador, se marchó el único delantero que quedaba sobre el césped, Sandro, el autor del gol oscense, entregando el testigo a falta de un cuarto de hora a otro ariete, Okazaki, que regresó una vez superada la lesión que le había mantenido en el dique seco las cuatro anteriores jornadas, y por último ya en el minuto 86 se optó por Sergio Gómez y Juan Carlos en detrimento de Ferreiro y Mikel Rico.

El libreto no fue muy distinto al acostumbrado. Tres de los cuatro hombres que salieron desde el banquillo figuran entre los cuatro que más veces han actuado como suplentes y lo mismo ocurre con los que fueron sustituidos. 

A lo largo de las diez jornadas ya consumidas, el Huesca ha realizado 44 cambios. En seis ocasiones ha gastado los cinco posibles, en dos se ha quedado en cuatro y en otras tantas, en tres. Ferreiro, con siete, Borja García y Mikel Rico, con cinco cada uno, y Rafa Mir, con cuatro, son los futbolistas que, comenzando como titulares, más veces han abandonado el terreno de juego antes del final. Preferiblemente han dejado su sitio a Sergio Gómez, suplente en seis ocasiones, Ontiveros, en cinco, y Juan Carlos y Nwakali, en cuatro ambos.

Dos de los ocho goles azulgranas han llevado la firma de jugadores que no habían formado de inicio. Sandro logró el definitivo 2-2 ante el Valladolid nada más debutar y Ferreiro marcó el 3-1 en la derrota por 4-1 ante el Madrid.

A excepción de la sustitución de Okazaki frente al Elche por lesión, todas han sido en la segunda parte. Míchel las viene repartiendo de forma homogénea, aunque en los últimos partidos está tendiendo a concentrarlas hacia el final. La mayoría, doce, se han realizado entre el minuto 76 y el 85, mientras que desde el 86’ hasta la conclusión se registran ocho, las mismas que entre el 46’ y el 55’, y el 56’ y el 65’. Las siete restantes se apuntan entre el 66’ y el 75’.

El comportamiento difiere con el de sus rivales. Aunque la gran parte de las modificaciones en el once de sus oponentes también se han experimentado en la misma franja, en los minutos finales estos solo han ejecutado dos cambios mientras que entre el arranque de la segunda parte y el minuto 65 han hecho 21, cinco más.

La posibilidad de dar entrada a cinco futbolistas de refresco introducida tras el confinamiento se reveló como toda una ventaja para la SD Huesca en su pelea por el ascenso la temporada pasada. El fondo de armario del que gozaba se pudo lucir más y no solo acabó logrando el salto de categoría sino que se hizo con el título de liga. Ahora esas soluciones que entonces se vislumbraban en el banquillo no están siendo tan sencillas de hallar. Urge encontrarlas. Se ha consumido un cuarto de la competición y la victoria no llega.  

Etiquetas
Comentarios