Despliega el menú
SD Huesca

fútbol

La SD Huesca se tiene que conformar con un nuevo empate

Los azulgranas se adelantaron a los cinco minutos con un gol de Sandro, pero Osasuna igualó a uno ya en la segunda parte.

Un nuevo empate y van siete. La victoria sigue siendo una meta que la SD Huesca no acaba de cruzar y que lleva ya diez jornadas persiguiendo. Los de Míchel prácticamente no pierden, solo lo han hecho en tres ocasiones, pero son incapaces de imponerse; ni ante los rivales con miras altas, ni contra los que parten con su mismo objetivo, la permanencia, como era este viernes el caso de Osasuna, conjunto al que por primera vez visitaron en Primera División y frente al que tuvieron que conformarse con un 1-1 que visto el acto inicial sabe a poco, pero que a la luz de la segunda mitad casi resulta un premio.

El nuevo punto permite abandonar, al menos de momento y a la espera de que entre el sábado y el domingo se complete toda la jornada, los puestos de descenso. Con siete puntos, los oscenses empatan con el Celta, que se mide al Sevilla, próximo rival azulgrana, y superan por uno al Levante, que visita al Elche, y al Valladolid, que será recibido por el Granada.

El duelo en E lSadar había sido preparado con mucho mimo por Míchel Sánchez y sus jugadores gracias al parón vivido en la competición a causa de los compromisos internacionales de selecciones y se dejó notar de inicio. A los cinco minutos se festejó el 0-1. Sin embargo, se desaprovecharon las ocasiones posteriores para ampliar la ventaja y después se concedieron demasiadas oportunidades a lo navarros, que se lanzaron a la yugular para rescatar algo de su naufragio inicial frente a un oponente al que le costó reaccionar al aluvión que se le vino encima tras el paso por los vestuarios.

El 1-1 es el segundo consecutivo. En el anterior con el Eibar en El Alcoraz Míchel había calificado el choque de "partidazo" y elogiado el juego de sus hombres. Tanto le gustó que optó por repetir por primera vez esta temporada su once inicial. Pulido, ya recuperado de la gastroenteritis que le había dejado en el banquillo ante los vascos, volvió a quedarse sin jugar y tampoco arrancó el cruce sobre el césped Okazaki, de vuelta cuatro partidos después tras una lesión muscular.

En el primer acercamiento auténtico, llegó el primer gol del Huesca. El ataque se inició desde atrás. Después, Sandro lo aceleró y lo acabó cerrando rubricando el 0-1 gracias a un rechace de Sergio Herrera tras un centro de Rafa Mir. Por segunda vez en toda la temporada, la primera había sido en la jornada inaugural ante el Villarreal, los azulgranas, vestidos de blanco en el estreno de su segunda equipación, se vieron por delante en el marcador.

Su dominio a lo largo de toda la primera parte fue total. Maniataron a un atolondrado bloque rojillo, al que le costó sobreponerse al hecho de verse por detrás, y generaron ocasiones suficientes como para haber aumentado la ventaja. Suyo fue el control del centro del campo con continuos dos contra uno que causaron pérdidas y facilitaron golpear con facilidad buscando la espalda de la zaga local.

El 0-2 lo acarició Ferreiro, también Rafa Mir en una doble ocasión en la que primero se encontró con el cancerbero y en segundo término mandó el balón fuera, e incluso Sandro podría haber conseguido un doblete. Enfrente, la única oposición fue un cabezazo tímido de Rubén García y un disparo lejano de Íñigo Pérez.

El control de la posesión en los primeros minutos llegó a superar el 70% a favor de los oscenses. Después, la balanza se fue equilibrando con los de Jagoba Arrasate tratando de empujar a sus contrincantes hacia atrás. Aún así, el aplomo que lucían no hizo dudar de que al final de los primeros 45 minutos la ventaja sería para los visitantes.

Giro en el guión 

La tónica cambió de forma radical en el arranque de la segunda parte. Desde el banquillo entraron por el lado local Moncayola y Enric Gallego. Los cambios fueron todo un acierto. El primer aviso lo dio en un córner David García. Poco después Budimir percutió a escasos centímetros de Andrés. Éste reaccionó bien, el balón lo recogió Gallego y tampoco encontró la red.

Era necesario mover ficha y Míchel optó por reforzar el centro del campo para tratar de recuperar el control. A los 55 minutos Rafa Mir dejó su sitio a Kelechi Nwakali, que no se hizo con el timón del encuentro.

Toda la templanza, buena colocación y pases claros que habían presidido el primer acto de los altoaragoneses, desaparecieron ante la presión alta de los locales y sus incorporaciones verticales. Donde antes había sangre fría, ahora dominaban los nervios, los malos controles y las entregas comprometidas. El 1-1 se lamentó en un córner sacado en corto que, como minutos antes, remató David García de cabeza.

La única aproximación ofensiva de los oscenses desde la reanudación del encuentro había sido un tiro de Ferreiro blocado no sin problemas por Sergio Herrera. Hacía falta más presencia ofensiva y Sandro entregó su testigo a Okazaki a falta de un cuarto de hora. La efervescencia local se fue apagando, el Huesca cogió aire y pudo por fin hilvanar con cierto sentido, aunque sin generar peligro real. De cara a los últimos minutos entraron Sergio Gómez y Juan Carlos. Sin tiempo por delante, poco pudieron hacer. Las hostilidades cesaron y ambos contendientes se conformaron con el empate.

En vídeo

Partido Osasuna-SD Huesca.
Partido Osasuna-SD Huesca.
Jesus Diges/EFE

La ficha

Osasuna: Sergio Herrera, Roncaglia (Nacho Vidal, 78), Unai García, David García, Juan Cruz (Moncayola, 46), Oier, Íñigo Pérez, Jony (Kike Barja, 84), Torres (Enric Gallego, 46), Rubén García y Budimir (Adrián López, 78).

SD Huesca: Andrés, Pedro López, Insua, Siovas, Galán, Mosquera, Mikel Rico (Juan Carlos, 86), Borja García, Ferreiro (Sergio Gómez, 86), Sandro (Okazaki, 75) y Rafa Mir (Nwakali, 56).

Goles: 0-1, min. 5: Sandor. 1-1, min. 68: David García

Árbitro: Pizarro Gómez (Comité Madrileño). Mostró tarjeta amarilla a los locales Budimir (41), Íñigo Pérez (75) y a los vistantes Insua (21), Pedro López (74), Nwakali (92).

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada de liga de Primera División disputado sin público en el Sadar.

Etiquetas
Comentarios