Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Pedro Mosquera, el valor seguro de la SD Huesca

El centrocampista ha jugado todos los minutos del campeonato, como Andrés y Pulido, y confía en las opciones de victoria ante la Real Sociedad.

Pedro Mosquera, durante el entrenamiento de este miércoles en el Pirámide.
Pedro Mosquera, durante un entrenamiento con la SD Huesca.
SD Huesca

Pasan los meses, el virus avanza, crece la incertidumbre… Y hay que aferrarse a certezas. Como la de que Pedro Mosquera siempre esta ahí. Basta echar un vistazo siquiera superficial a un once de la SD Huesca para comprobar que el centrocampista gallego sigue siendo un fijo para el técnico Míchel Sánchez. Ha disputado todos los minutos en lo que va de temporada, un privilegio que solo comparten Andrés Fernández y Jorge Pulido, y apunta asimismo al duelo de este domingo con la Real Sociedad en el Reale Arena-Anoeta (21.00, Movistar LaLiga). Los problemas físicas parecen pasar de largo por un futbolista que solo se perdió tres choques el curso pasado, uno por sanción y dos por decisión técnica.

Tampoco nota el cambio de categoría y, además, cuenta con el reemplazo de uno de los últimos fichajes, el del centrocampista costamarfileño Idrissa Doumbia. Mosquera es el mismo en Primera y Segunda División, piedra angular de una línea en la que por el momento ha contado con varios compañeros. Pero lo que en otros en transitorio en el gallego es permanente. El Huesca comenzó en Villarreal con Mosquera, Mikel Rico y Juan Carlos en la medular, desplazado este último por Jaime Seoane tras la derrota con el Cádiz. El madrileño ha potenciado el fútbol del coruñés, más liberado en su responsabilidad de dar empaque al inicio del juego.

Eugeni suplió a un Mikel Rico que se perdió por problemas físicos las citas con los cadistas y el Valencia y Juan Carlos actuó en Mestalla de inicio. Los elegidos frente al Atlético de Madrid fueron Mosquera, Mikel Rico y Seoane, desplazado este último en Elche por Borja García. El positivo por covid-19 volvió a sacar del once a Rico ante el Real Valladolid y supuso otra oportunidad para Seoane y Borja. Un panorama cambiante en el que Mosquera ha sido un valor estable como en la campaña anterior. Entonces, solo se perdió la jornada 20, la derrota en casa del Mirandés (2-0), por acumulación de amonestaciones y los partidos del tramo final ante Albacete y Sporting de Gijón dentro de la rueda de rotaciones de Míchel Sánchez.

El gallego se ha referido tras el entrenamiento de este viernes a un encuentro “difícil” ante un líder “que juega muy bien al fútbol”. Ha aludido al amistoso de pretemporada, que concluyó con 2-2 en Zubieta, y a un estilo “que nos es conocido y que a la vez nos puede hacer mucho daño” al tiempo que el Huesca se lo puede causar a la Real. No cree que el precedente de agosto pueda servir de guía: “No tiene nada que ver la pretemporada, ellos están a un gran nivel y vamos a tener que hacer las cosas muy bien para ganar”. También se aferra el centrocampista azulgrana a la posibilidad de que al líder le pese al cansancio por el compromiso europeo entre semana ante el Rijeka croata, pero “tienen jugadores acostumbrados a actuar cada tres días y más con la pandemia. A nosotros nos tocó y tampoco supondrá un punto diferencial”.

La llave para que la primera victoria del curso descanse en San Sebastián pasa por “seguir haciendo lo que hacemos y tener algo más de fortuna en las dos áreas. O más acierto, porque estamos haciendo las cosas muy bien. Si seguimos insistiendo va a llegar el triunfo más pronto que tarde”. Mosquera enseña su agradecimiento por la confianza del club, que devuelve “siendo todo lo profesional que puedo en el campo y los entrenamientos. Todavía tenemos margen de mejora y en eso estamos, solo hemos perdido un partido de seis y ya dije el año pasado que también merecíamos más puntos en el arranque del campeonato y terminamos siendo campeones. Iremos de menos a más”.

Alaba de manera indirecta a un Doumbia que “se está acoplando si ha venido es porque la dirección deportiva cree que nos puede aportar cosas” y se manifiesta favorable a contar con diferentes compañeros en el centro del campo: “El míster decide y tratamos de ponerle las cosas difíciles en los entrenamientos”. También percibe el calor de los aficionados, aunque sea en la distancia o en la farmacia, pues “siempre están con nosotros y nos apoyan”.

Maffeo, al margen; Okazaki, con el grupo

En la sesión de este viernes se ha sumado al grupo Shinji Okazaki y se ha mantenido al margen Pablo Maffeo; son las principales dudas para el domingo al margen de las bajas de Mikel Rico por covid-19 y de los lesionados Pedro López y Antonio Valera. Además, se ha conocido el horario de la jornada 9, en la que la SD Huesca recibirá al Eibar en El Alcoraz el sábado 7 de noviembre a las 14.00 (Movistar LaLiga), el mismo horario de una semana antes, el sábado 31 de octubre, ante el Real Madrid en Valdebebas.

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios