Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

El samurái de la SD Huesca busca su espacio en la élite

Okazaki, que se recupera de la lesión sufrida en Elche, multiplica su alcance mediático en Primera a la estela de otros ilustres futbolistas nipones.

Okazaki, en pugna con el central atlético Felipe.
Okazaki, en pugna con el central del Atlético de Madrid Felipe.
Rafael Gobantes

Además de por su contrastado rendimiento sobre el césped, el papel del delantero de la SD HuescaShinji Okazaki destaca por trascender la esfera futbolística. El nipón se convirtió desde su aterrizaje en septiembre del pasado año en un vehículo mediático de primer orden para el club azulgrana y la provincia de Huesca. Ahora, engrosa la no demasiado larga lista de futbolistas japoneses que han actuado en Primera División. Una nómina que abrió en el año 2000 otro ariete, Shoji Jo en el Real Valladolid, y que ha seguido en los últimos tiempos con ilustres como Takashi Inui, Take Kubo o Gaku Shibasaki. A falta de que se recupere de sus problemas físicos y pueda estar disponible ante los pucelanos el domingo en El Alcoraz (18.30, Movistar LaLiga) sigue siendo una pieza referencial.

Okazaki visitó hace unos días el castillo de Loarre y las fotografías que publicó en la red social Instagram rondan ya los 5.000 ‘me gusta’. Un botón de muestra del alcance de cualquier movimiento del jugador, que sufre una lesión de grado 1 en el bíceps femoral izquierdo. Si no llega a tiempo para medirse al Valladolid se trabajará para que este a punto una semana después en la visita a la Real Sociedad, todavía sin fecha, y a pleno rendimiento una semana después en la ciudad deportiva del Real Madrid. De momento, el punta ha sido titular en los cinco encuentros de Liga y ha sido sustituido tres veces, la última después de hacerse daño en el Martínez Valero de Elche.

A la espera de su primer gol en la élite y el aval de los 12 que marcó el curso pasado en Segunda División, Okazaki desgrana de manera periódica sus reflexiones en una publicación digital japonesa, Nikkei, y se refiere a sus primeras apariciones en la Liga como “difíciles” a la vez que “divertidas” y con el reto por delante de una mayor velocidad mental y física a las que sobreponerse. “Ha podido ser un buen inicio para mí, pero no estoy del todo convencido porque no he hecho goles. Incluso siendo el máximo anotador de la temporada pasada no tengo el puesto asegurado”, reflexiona. Dos años después regresa a la élite y siente con nostalgia esa “presión desde varios puntos de vista”.

En la web del nuevo Fan Club de la SD Huesca, el periodista japonés Ichiro Ozawa explica que “en Japón existe un término llamado “espíritu de la hierba”. Se trata de una expresión que hace referencia a alguien cuya mentalidad es no rendirse. Como el mejor ejemplo de esta frase, los japoneses están fascinados por la historia de un hombre llamado Shinji Okazaki y el desafío que vive en la SD Huesca. Su forma de ser y su carrera deportiva han ido muy ligadas a esa expresión, tan sorprendentemente similar al lema del equipo azulgrana: Fieles siempre, sin reblar. Okazaki tampoco rebla”.

Okazaki es, de momento, el último de la dinastía de jugadores japoneses que han debutado en Primera División y dado un toque exótico al fútbol español. El pionero fue Nobuyuki Zaizen, que llegó al Logroñés en la temporada 1996-97 y no llegó a debutar al quedarse fuera del cupo de extracomunitarios. Shoji Jo marcó dos goles en 15 jornadas con el Real Valladolid antes de verse frenado por una grave lesión de rodilla que le llevó de vuelta al país del Sol Naciente. Después, el balance ha oscilado entre aquellos que no se terminaron de adaptar, como Nakamura en el Espanyol o Kiyotake en el Sevilla, y otros que se han abierto hueco como Inui, ahora en el Eibar, o Gaku en el Leganés, además del emergente Kubo.

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo

Etiquetas
Comentarios