Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

"No hay que demonizar a nadie porque se infecte"

Pedro Gracia (Huesca, 1971) ha sumado a sus funciones de director de seguridad de la SD Huesca y responsable de la oficina del jugador la de coordinador del protocolo anti covid-19.

El Alcoraz - Entrevista de contra Pedro Gracia / 06-10-2020 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
Pedro Gracia, el responsable de que se cumpla el protocolo anti covid-19 en la SD Huesca.
Rafael Gobantes

Son ya cinco los meses que se lleva aplicando en Primera y Segunda División el protocolo diseñado para evitar contagios por covid-19 en los equipos.

Trabajando en ello llevamos en realidad más tiempo. En cuanto se paralizó la competición empezamos a elaborar documentos con La Liga para ir planificando el escenario de la vuelta a los entrenamientos y al final incluso se pudo concluir la temporada. Desde entonces hemos seguido atentos a la evolución de las curvas de la epidemia adaptando normas cada vez más rígidas.

¿Qué aspectos de la normativa se han endurecido y por qué?

La evolución de la enfermedad vuelve a ser muy mala y lo que se busca es que nuestro día a día sea lo más seguro posible para preservar la salud del equipo y de los que lo rodean y evitar que se tenga que parar La Liga. Entre lo que se ha modificado, lo fundamental es el uso del vestuario, que en el tramo final de la anterior campaña sí estaba permitido en los partidos y ahora ha quedado muy reducido. Los jugadores no se pueden duchar en ellos ni se les pueden realizar tratamientos de fisioterapia. Es un espacio para cambiarse las botas al llegar, entrar un tiempo limitado en el descanso y recoger algo de ropa limpia al final. Si jugamos fuera marchamos rápido al hotel para asearnos antes de emprender el viaje de vuelta y si estamos en El Alcoraz cada uno se va a su casa.

¿Cómo lo están llevando los jugadores y el cuerpo técnico?

Estaban acostumbrados a una serie de dinámicas que ha habido que variar haciendo un esfuerzo y siempre sin poner pegas. Las normas no son complicadas de cumplir, pero sí incómodas y a ese respecto en el club hemos tenido la suerte de contar con un grupo que se ha adaptado bien.

En la SD Huesca hubo dos positivos a la vuelta de las vacaciones y otros dos tras la primera jornada.

El virus está en todos los sitios y fuera de nuestro ámbito existe la probabilidad de contagiarte. Nos puede ocurrir a cualquiera, por eso no hay que demonizar a nadie porque se infecte. En los dos últimos casos, que no presentaron síntomas y que ya están bien, existía la preocupación de que la infección hubiese proliferado en el vestuario. Pusimos en marcha el protocolo, se confirmó que no había más positivos y pudimos seguir entrenando y compitiendo con normalidad.

¿Qué opinión le mereció lo ocurrido con el Fuenlabrada, donde hubo un brote con 28 contagiados, y la forma en la que condicionó el desenlace de la Segunda División?

En la última temporada salieron las cosas muy bien excepto en el Fuenlabrada, donde explotó la infección de forma masiva. Nos hizo recordar que no nos podíamos relajar. Las medidas que tomamos las asemejo a un cortafuegos. Si enfermo soy una cerilla en el vestuario y lo que hay que parar es que el incendio pase a los demás.

Fue profesor de Educación Física en Bachillerato, ¿esa experiencia le está siendo útil?

Bastante porque lo que hago es una labor muy pedagógica, sobre todo en los primeros días. Ahora lo tenemos todo más mecanizado, pero primero tuve que explicar a la plantilla el protocolo, que tiene ochenta páginas, de una forma sencilla para que los puntos más relevantes quedasen entendidos. Después llegó la reiteración de las normas, porque aún no estábamos habituados al uso de la mascarilla o del gel hidroalcóholico.

El fútbol profesional cuenta con unos medios que no existen en las categorías inferiores o en otros deportes.

Las medidas que estamos tomando no son extrapolables al deporte base y aficionado. Es complicado, porque la forma de comprobar el estado de un grupo son los test y estos son costosos. Ahora vamos a empezar a aplicar los de tipo antígeno, más económicos y podrían ser una solución para que los clubes tengan algo de información.

Etiquetas
Comentarios