Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Luis Suárez, un depredador llega a El Alcoraz

El Atlético de Madrid visitará a la SD Huesca tras su exuberante 6-1 ante el Granada y con el delantero charrúa como reclamo. 

Luis Suárez, en su debut con el Atlético de Madrid.
Luis Suárez, en su debut con el Atlético de Madrid.
EP

Pulido, Siovas y todos los encargados del entramado defensivo de la SD Huesca tomarían buena nota. También Míchel Sánchez y el resto del cuerpo técnico. El Atlético de Madrid se presenta mañana a las 19.30 en El Alcoraz y lo hace con el 6-1 firmado contra el Granada como carta de presentación y con una fiera herida en su orgullo y con hambre en sus filas, Luis Suárez, su rutilante última incorporación en cuyo debut demostró que conserva las garras afiladas.

Lo visto ante los andaluces fueron veinte minutos de reivindicación. Un "aquí estoy yo" que resonó en el Wanda Metropolitano, tuvo eco en todo el mundo del fútbol y dolió en los oídos del Camp Nou. Luis Suárez se estrenó como rojiblanco con el ansia de demostrar que a sus 33 años sigue manteniéndose entre los mejores delanteros y que el FC Barcelona se ha equivocado al dejarle marchar. Entró en el 70’ sustituyendo a Diego Costa cuando el marcador ya era de 3-0 y a la primera jugada le dio el 4-0 a Marcos Llorente con un certero pase al espacio. Después, en el 85’ anotó el 5-0 de cabeza y en el 93’ el definitivo 6-1 tras un remate al poste.

No se recordaba una irrupción tan destacada de un fichaje desde el banquillo desde hace casi 18 años. Corría el lejano mes de octubre de 2002 y Ronaldo Nazario debutaba con la camiseta del Real Madrid después de un fichaje que se convirtió en un auténtico parto, con idas y venidas durante todo el verano hasta el último día de mercado. El ‘Fenómeno’ llegaba tras un Mundial de Corea y Japón en el que se salió para convertir a Brasil en pentacampeón, pero en medio de las dudas sobre el estado físico de un futbolista que había pasado por un auténtico calvario de lesiones de rodilla durante su etapa en el Inter de Milán. Saltó al césped del Santiago Bernabéu a poco menos de media hora para el final del duelo entre el Madrid y el Alavés de la quinta jornada y tardó apenas un minuto en ver puerta, antes de firmar su particular doblete a las primeras de cambio.

Evidentemente, el del domingo también fue el mejor debut de Suárez desde su llegada a Europa. Ni en el Groningen, ni en el Ajax, ni en el Liverpool, ni en el Barcelona había logrado algo así. En su primer destino en el Viejo Continente tardó seis encuentros en inaugurar su cuenta, en el segundo lo logró al segundo duelo, en el tercero lo consiguió al quinto choque y en el último marcó su primer gol al sexto partido de competición oficial.

Ahora, de ser finalmente alineado en algún momento del partido en Huesca, el charrúa pisará por primera vez el terreno de juego de El Alcoraz. Durante las seis campañas en las que vistió la camiseta del FC Barcelona tuvo dos oportunidades de haberlo hecho. Sin embargo, en ninguna de las dos llegó tan siquiera a estar convocado.

La primera, en 2014, se enmarcó en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, con el Huesca como rival de Segunda B, y la segunda en 2019, ya con los dos conjuntos peleando de tú a tú en la máxima categoría. En las dos ocasiones, tanto Luis Enrique primero como Ernesto Valverde después optaron por reservarlo.

Sí que sabe, de todos modos, lo que es marcarle a los oscenses. Lo hizo por partida doble en el 8-2 de la visita al Camp Nou en aquella experiencia inicial en Primera. Ahora, el resultado con el Atlético se espera que sea muy distinto.

Etiquetas
Comentarios