Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La primera vez de la SD Huesca sin Mikel Rico

Después de que la temporada pasada no se perdiese ningún partido y de que fuese titular ante el Villarreal, el medio vasco no pudo jugar ante el Cádiz.

Imágenes del partido Villarreal-Huesca
Mikel Rico, durante el partido Villarreal-Huesca
EFE/Reuters

Su ausencia se hizo notar. Por primera vez desde su regreso a la SD Huesca en el verano del año pasado, Mikel Rico no pudo participar en un compromiso liguero de los azulgranas. A sus 35 años y 43 jornadas de liga después, el domingo en la derrota ante el Cádiz por 0-2 no se vistió de corto. Unas molestias físicas que en principio no deberían de impedir que esté disponible para la visita del sábado al Valencia (16.00) se lo impidieron a pesar de que hasta prácticamente el último momento no se decidió su descarte.

Las sensaciones en los entrenamientos previos al que era el primer encuentro en El Alcoraz del curso no habían sido las mejores y su concurso estaba en duda. Aún así, apurando al máximo la decisión, se optó por que el medio vasco quedase concentrado antes del partido junto a los otros veinte futbolistas elegidos por Míchel para medirse a los gaditanos. Los pros y los contras de contar con él se debatieron entonces y finalmente se optó por darle descanso atendiendo también a las exigencias inmediata del calendario. Tras el desplazamiento a Mestalla, la semana que viene habrá que recibir al Atlético de Madrid y cruzarse con el Elche en el Martínez Valero.

Rico es, probablemente con Seoane, el único centrocampista puro presente por el momento en la SD Huesca. Un jugador capaz de dirigir al equipo, incorporarse al ataque y retener al rival. De ahí que sustituirle sea una tarea nada sencilla. Su recambio, como en otras ocasiones, fue Eugeni, que gozó de su primera titularidad en la élite.

El ex del Athletic destaca por sus buenas y cuidadas condiciones físicas. La temporada pasada fue el jugador de Segunda División que más kilómetros recorrió por partido, doce, y el único de los altoaragoneses que participó en todos y cada una de las 42 jornadas, en las que fue titular en cuarenta. Solo se tomó un respiro en las dos eliminatorias coperas. Sobre el campo se mantuvo 3.231 minutos, el cuarto que más tras Pulido, Mosquera y Álvaro, y fue capaz de marcar siete goles, su mejor marca desde que en el curso 2005-06 firmó nueve para el Conquense en Segunda B. Todo ello después de que en la anterior, su última como los de Bilbao, apenas hubiese tomado parte en cuatro partidos.

Para el actual ejercicio, su participación apunta a ser de nuevo relevante. No en vano forma parte del grupo de jugadores veteranos con experiencia en la élite sobre el que se está asentando el proyecto y en el que también están presentes Andrés, Luisinho, Siovas, Mosquera, Ferreiro, y Okazaki. Ante el Villarreal, cita en la que fue titular, sumó su partido 201 en la máxima categoría. Además, entró en la historia del club al convertirse en el tercer futbolista, tras Sastre y Juanjo Camacho, que ha defendido su escudo en Segunda B, Segunda y Primera División. La actual es su tercera etapa con los altoaragoneses. La primera fue en la categoría de bronce en la 2007-08 y la segunda, en la de plata de 2009 a 2011.

Etiquetas
Comentarios