Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Futbolistas de rendimiento contrastado, el objetivo de la SD Huesca

Las incorporaciones de Siovas y Borja García, muy encauzadas, responden al patrón de las anteriores de Andrés, Maffeo y Gastón Silva, jugadores que ya han demostrado su solvencia en Primera División.

El defensa griego, Dimitrios Siovas, celebra un gol del Leganés
El defensa griego, Dimitrios Siovas, celebra un gol del Leganés
Efe

No se quieren dar pasos en falso ni realizar apuestas arriesgadas. La SD Huesca avanza por la senda de lo seguro en lo que a realizar incorporaciones se refiere y por ello su punto de mira está enfocando a futbolistas de solvencia contrastada en la élite. En esa política se enmarcó el regreso de Andrés Fernández, guardameta con 177 partidos en Primera División, y también el fichaje de Pablo Maffeo, lateral derecho que a pesar de su juventud disputó entre los mejores 33 encuentros en el curso 2017-18 con el Girona, lo que le valió para ser fichado por el Stuttgart; ambos destacaron el domingo en el 1-1 ante el Villarreal con el que los azulgranas abrieron su segunda incursión en Primera División. Las mismas esperanzas se tienen puestas en Gastón Silva, central uruguayo que se unió a la disciplina de Míchel Sánchez la semana pasada y que conoce las máximas categorías de España, Italia y Argentina, y también existe la certeza en la entidad altoaragonesa de que el rendimiento del medio ofensivo Borja García y el central Dimitrios Siovas, los próximos en llegar si nada se tuerce a última hora, contribuirá a elevar las prestaciones de la plantilla.

En ambos casos, las negociaciones están más que avanzadas tanto con los jugadores como con sus clubes. Con Borja García, tras acordarse con el Girona su traspaso por 2,5 millones de euros, faltan por definir algunos flecos. Con Siovas, la situación es similar. Pertenece al Leganés, dónde no desea cumplir la temporada de contrato que le resta. Su cláusula de rescisión es de 11,5 millones de euros, cifra que no se alcanzará en el movimiento, y un porcentaje del traspaso irá destinado al Olympiacos, que posee una parte de sus derechos. Ninguno de los dos jugó con los que aún son sus equipos el pasado fin de semana.

Borja García es un deseo cumplido por la directiva de la SD Huesca, interesada en él desde tiempo atrás. De 29 años, en los inicios de su carrera llegó a compartir vestuario en el Rayo con Míchel cuando éste aún se calzaba las botas con tacos. Su paso por Primera División hasta el momento se extiende a lo largo de tres campañas con un bagaje de 98 partidos y cuatro goles.

Su estreno en la máxima categoría se produjo en la 2014-15 de la mano del Córdoba. En aquel curso participó en 28 encuentros y marco un tanto. La siguiente etapa de su trayectoria fue la llegada al Girona, donde ha permanecido cinco años convirtiéndose en uno de sus jugadores más destacados; incluidos los dos ejercicios de los catalanes en la élite. En la 2017-18 fue empleado en 37 ocasiones, 34 de ellas como titular, anotando dos dianas, y en la siguiente se vistió de corto 33 veces, 30 de inicio, y mandó un balón a la red. En el último ejercicio, de vuelta a Segunda División, se quedó sin conseguir el ascenso, el gran objetivo con el que partía el club catalán, que ahora va a tener que reducir drásticamente su techo salarial y puede verse obligado a dar salida a varias de sus perlas como, no en vano, ya ha hecho conMaffeo.

El caso de Siovas tiene paralelismos. El internacional griego, al igual que Borja García, quiere continuar su carrera en Primera División, donde hasta ahora solo ha defendido los colores del Leganés, entidad a la que se incorporó en 2016. De 31 años, con los pepineros ha disputado 97 jornadas entre los mejores, una experiencia que se suma a sus veinte apariciones con el combinado nacional heleno. En los últimos tiempos se ha convertido en un convocado habitual y de hecho estuvo presente a principios de mes en los duelos frente a Kosovo y Eslovenia de la Liga de Naciones.

Etiquetas
Comentarios