Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Los interrogantes del retorno a Primera División

La SD Huesca trabaja sobre diversos escenarios para planificar la campaña de abonados. Todavía se desconoce cuándo volverá la afición a El Alcoraz.

Fotos partido SD Huesca-Fuenlabrada en El Alcoraz
Partido entre la SD Huesca y el Fuenlabrada, el último por ahora con público en El Alcoraz.
Pablo Segura

El regreso de la SD Huesca a Primera División multiplicará el ya de por sí elevado impacto social del club azulgrana, erigido ya en equipo de la provincia altoaragonesa y sometido como el resto a los rigores de una crisis sanitaria que todavía deja muchos interrogantes. Por ello, la entidad se mantiene a la expectativa en cuestiones como la campaña de abonados o la disputa de los partidos en El Alcoraz el curso 2020-21; todo hace indicar que se mantendrá la puerta cerrada, al menos, en los primeros meses de una competición cuya apertura está prevista inicialmente y si nada se tuerce el fin de semana del 12 y 13 de septiembre.

El club trabaja diferentes escenarios a la espera del dictamen oficial que emane de las autoridades gubernamentales y sanitarias. El más probable ahora mismo, que se mantenga el criterio ya empleado en los cinco encuentros de los meses de junio y julio. Por ello, la campaña de abonados deberá contemplar esta excepcionalidad en sus condiciones y precios. La SD Huesca valora distintas opciones con la dificultad inherente a desconocer cuántos seguidores podrían acceder al estadio desde septiembre, si es que puede hacerlo alguno, y durante cuanto tiempo.

En este momento, el protocolo de LaLiga para los partidos recoge el uso de mascarilla obligatorio, una distancia de seguridad de un metro y medio como mínimo entre los espectadores, la inscripción de los aficionados, la entrada en distintos horarios con entre dos y cuatro tandas y la prohibición de consumir bebida y comida en el interior del recinto. Cada espectador recibiría una botella de agua. Con la reducción del aforo a un tercio, llegado el caso, podrían acceder al estadio azulgrana.

El aforo se vería reducido en torno a un tercio. En el caso de El Alcoraz podrían acceder unas 2.500 personas de entre los más de 6.200 abonados con que cuenta la entidad. Una posibilidad que genera dudas porque, entre otras razones, podría provocar aglomeraciones en los accesos. Los mismos que evitaron por todos los medios en los prolegómenos del duelo con el Numancia que significó el ascenso matemático. Además, se debería llevar a cabo un reparto ‘proporcionado’ de los seguidores en todas las parcelas del estadio cumpliendo a la vez las premisas de las autoridades sanitarias y, en último extremo, tomar la temperatura a todos ellos antes de dejarles entrar.

Otras de las posibilidades contempladas y que emanaba de las mas altas instancias se referiría a un abono mixto que contemplase tanto la posibilidad de acudir al estadio cuando se pueda como la de incluir en su precio el derecho a acceder a la retransmisión televisiva de los partidos del club como local. El club aguarda todavía a la respuesta definitiva de los abonados después de las opciones que ofreció para cerrar el curso anterior, que entroncarán con el siguiente y que se referían a la devolución del 23,8 % del importe del carnet del ejercicio 2019-20; también, a no asumirla, donar esa cantidad a la Fundación Alcoraz o emplearla en el nuevo Fan Club, que garantiza ventajas y descuentos a quienes opten por ella.

La SD Huesca valora la emisión de un carnet físico que, al margen de la cantidad de partidos que puedan jugarse con público, certifique la condición de abonado de las 6.200 personas que, con toda probabilidad, seguirán enganchadas al equipo de Míchel Sánchez en Primera División. Una cifra que se podrá incrementar en su momento puesto que cuando terminen las obras de la grada de General se aumentará el aforo en 344 plazas más hasta cerca de las 8.000. Los guiños y las palabras de agradecimiento hacia los aficionados han sido constantes durante este periodo marcado por la covid-19 y el éxito final del ascenso y el campeonato de liga.

También se encuentra cercanas las posturas con la Diputación Provincial de Huesca para renovar el acuerdo de patrocinio de los dos últimos cursos, en los que se ha lucido el lema de ‘Huesca La Magia’ en las equipaciones. Se espera que durante la primera quincena de agosto se puedan presentar las nuevas equipaciones, todavía con Kelme como patrocinador técnico en el tercero de los cuatro años que se acordaron.

El club ha mantenido un contacto constante con su planta en China, donde se fabrican, para que no se produjera ningún retraso en su preparación y distribución como sí sucedió en la 2018-19 por problemas ajenos a la entidad azulgrana y, ahora, prevenidos ante el temor de que el origen de la pandemia hubiese afectado a este capítulo de la planificación. Las camisetas especiales del ascenso han tenido un enorme éxito, hasta el punto de que en pocos días se agotó la primera edición y tuvo que encargarse una segunda remesa.

Etiquetas
Comentarios