Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca-ud las palmas

Míchel Sánchez: “Es un día triste por la lesión de Doukouré”

El entrenador ha dedicado la victoria ante Las Palmas (1-0), “y ojalá que el ascenso”, al centrocampista, que se ha roto el tendón de Aquiles.

Miembros de Cruz Roja se llevan en camilla a Doukouré tras lesionarse.
Miembros de Cruz Roja se llevan en camilla a Doukouré tras lesionarse.
Rafael Gobantes

Más allá de la victoria ante la UD Las Palmas, el recuerdo y el cariño de toda la SD Huesca se ha enfocado hacia Cheick Doukouré tras lesionarse en el minuto 5 y, según la primera exploración, despedirse de lo que queda de curso tras romperse el tendón de Aquiles de la pierna izquierda con un tiempo de baja estimado de hasta nueve meses. También Míchel Sánchez ha comparecido en la sala de prensa conmocionado por esta desgracia y ha dejado claro que se trataba de “un día triste por la lesión de Doukouré, una persona muy importante en el vestuario. La victoria va por él y ojalá le dediquemos el ascenso”.

Al referirse al análisis del triunfo, el entrenador ha glosado una “primera parte con dominio en la que competimos bien hasta adelantarnos. En la segunda hemos sufrido como equipo, estamos en la pelea y hay que sufrir en ella hasta el final”. Tras el derbi, los oscenses han mostrado “madurez” ante “un equipo muy bien trabajado por Mel y por superar los contratiempo. La idea se ha plasmado a la perfección con mucho desequilibrio por dentro. Nos han faltado piernas por el desgaste de Mikel, Mosquera o Ferreiro aunque quitando el remate de Mantovani ellos no han tenido ninguna clara”.

En esa segunda parte, en suma, “nos hemos juntado y sabido sufrir sin balón. Es el Huesca que yo quiero y chapeau a los jugadores que son los verdaderos protagonistas”. Míchel sostiene que “hemos sido muy regulares a lo largo del año y hay que seguir, lo que pasa que ahora cada punto que te dejes se paga. Hemos sido un equipo vivo en la competición y no hemos visto que se cayera en ningún momento”.

La primera victoria en El Alcoraz de la nueva normalidad era “muy necesaria, somos el mejor equipo de la categoría en casa. Al no tener a nuestra gente echando una mano, aunque sabemos que está ahí, no se compite con ese extra. La fuerza nos da esa victoria”. El domingo, “tenemos que ir a La Coruña a por otra final y pelearla con la ilusión de que podemos estar en lo más alto. Tenemos que estar orgullosos de una plantilla que defiende la camiseta cuando las cosas salen bien y mal”.

El entrenador azulgrana ha antepuesto las “buenas sensaciones” al segundo puesto y ha asegurado que no verá el Girona-Real Zaragoza de este viernes: “Descansaré bien y prepararé el siguiente partido. Estamos en una pelea que tras el empate con el Cádiz parecía que no íbamos a tener”.

Etiquetas
Comentarios