Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La Romareda, última llamada al ascenso directo para la SD Huesca

Tras el empate con el Cádiz, los azulgranas se asoman a una disyuntiva: ganar al Real Zaragoza este lunes o centrarse en el ‘play off’.

Varios futbolistas del Huesca, en un lance del partido del miércoles.
Varios futbolistas del Huesca, en un lance del partido del miércoles.
Rafael Gobantes

Ni las sensaciones ni las matemáticas sonríen a la SD Huesca en la reanudación del fútbol. Tras el empate con el Cádiz (1-1) el ascenso directo se ha alejado un poco más. Se encuentra ahora a 74 kilómetros, los que separan la capital oscense de Zaragoza. El lunes en el derbi aragonés de La Romareda (21.45, Vamos) se escenificará también el último asalto a las posiciones que premian con el regreso automático a Primera División. A seis puntos de los blanquillos, a siete de un líder que salió muy vivo de El Alcoraz y con 21 en juego, los azulgranas contemplan el segundo de los escenarios: la disputa del ‘play off’.

El penalti de Luisinho a Salvi en el último suspiro manchó la solidez mostrada por una versión compacta del Huesca ante el primer clasificado, que asumió pocos riesgos para tratar de doblegar a los andaluces con sus mismas armas. El empate mantuvo a los azulgranas en la línea irregular de las cuatro jornadas disputadas este mes de junio con el balance de cinco puntos sumados de 12 posibles. A la victoria en Málaga (1-3) le han sucedido la derrota con el Mirandés (1-2) y los empates con Albacete (2-2) y Cádiz. Cuatro citas con el denominador común de los errores defensivos e individuales y la falta de carácter en momentos clave que han dado al traste con el trabajo coral.

Los seis goles en contra muestran a un equipo con demasiadas lagunas como para optar al primer o segundo puesto. En Málaga, el penalti de Pedro López a Tete llegó precedido por una mala salida de balón de Josué Sá. Ante el Mirandés, dos rápidas acciones de ataque se vieron ayudadas por el mal papel de los centrales, y en Albacete también se recibieron otro dos tantos como fruto de la pasividad y desconexión de los zagueros. La SD Huesca ha marcado en este periodo un gol más, siete, todos ellos firmados por futbolistas ofensivos: cuatro de Rafa Mir y uno de Okazaki, Ferreiro y Dani Raba.

Por primera vez esta campaña, los de Míchel Sánchez no ganaron un partido como locales después de haberse adelantado en el marcador. Siempre que habían anotado primero habían sumado los tres puntos. Los otros conjuntos que empataron, Racing de Santander y Extremadura, firmaron el primer gol y tocó remontar. Y las derrotas en El Alcoraz, con Albacete (0-1), Rayo Vallecano (0-2) y Mirandés presentaron similares circunstancias. Como dificultad añadida, los azulgranas perdieron el ‘golaverage’ particular con el Cádiz después del 1-0 de la primera vuelta. Lo tienen nivelado con el Almería, aunque la diferencia global es muy favorable a los andaluces, y pendiente del derbi aragonés para concluirlo con el Real Zaragoza tras el 2-1 de El Alcoraz.

La SD Huesca, que solo ha habitado en dos de las 35 jornadas en ascenso directo, tratará de reencontrarse en La Romareda con lo que ha sido y lo que puede llegar a ser. La posibilidad de que se termine jugando la fase de ascenso, más ajustada a lo que ha sido el desarrollo de la temporada hasta el momento, exige una versión mejorada de la que se ha mostrado en el nuevo fútbol. Para ello, Míchel sigue fielmente la hoja de ruta con la que trata de dosificar fuerzas para llegar al tramo decisivo en la mejor disposición posible. Con la titularidad de Jordi Mboula ante el Cádiz ya han jugado de inicio los 22 futbolistas de la primera plantilla en estas cuatro jornadas.

El entrenador madrileño ha diseñado cuatro onces muy diferentes entre sí, con seis cambios ante el Mirandés respecto a Málaga, ocho novedades en el Carlos Belmonte y siete el pasado miércoles. Pese a sus molestia físicas, el central Jorge Pulido pudo completar el partido ante el líder y la única baja fue la de Dani Raba con una leve lesión muscular. Su evolución en los próximos días determinará si llega en condiciones al derbi. No hay sancionados y la recuperación anímica será el ingrediente principal de los cuatro días que preceden al lunes especial de La Romareda.

La SD Huesca se encuentra a la misma distancia, siete puntos, del Cádiz, que de una Ponferradina que porfía por acceder al ‘play off’. La ocasión de La Romareda aparece como esencial para arrojar las dudas por la ventana y confirmar a los oscenses como todavía candidatos a todo cada vez con menos tiempo. Los dos puntos que volaron en el último suspiro recordaron también los empates con Elche y Oviedo esta segunda vuelta. Seis puntos con los que la liga se vería de otra forma. Restarán seis jornadas más ante Las Palmas, Deportivo, Alcorcón, Racing de Santander, Numancia y Sporting de Gijón para determinar si la última jornada es un cierre glorioso o precede a las auténticas finales por la consecución del gran objetivo de esta campaña.

Etiquetas
Comentarios