Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Míchel: “Estamos frustrados pero nos tenemos que levantar”

Para el entrenador de la SD Huesca, el empate con el Cádiz les deja “afectados” y toca “ganar en Zaragoza para poder aspirar a todo”.

Míchel Sánchez se dirige a los suyos durante el partido con el Cádiz.
Míchel Sánchez se dirige a los suyos durante el partido con el Cádiz.
Rafael Gobantes

Una “sensación de frustración” ha embargado al técnico de la SD Huesca, Míchel Sánchez, tras el empate in extremis del Cádiz (1-1). Unas tablas que agotan una de las vías abiertas hacia los puestos de ascenso directo; sigue abierta la del lunes en La Romareda (21.45, Vamos), pero para retomarla habrá que derrotar al Real Zaragoza. Así, el preparador azulgrana ha analizado en clave esperanzada los días que estan hasta el derbi aragonés: “Nos tenemos que levantar, hay otra ocasión y debemos aprovecharla. Si no, a pelear por el ‘play off’. Se ha hecho un gran trabajo aunque se hayan perdido dos puntos ante el mejor equipo de la categoría".

El preparador se ha mostrado convencido de que “llegará la recompensa si seguimos haciendo las cosas bien. Quedan 21 puntos y podemos recortar los seis de margen a la espera de lo que haga el Almería. Si ganamos en Zaragoza podemos aspirar a todo. Nos daría moral y confianza ganarlo y vamos con esa sensación. Despejar las cabezas y afrontar el partido como lo que es, una final”. Inevitable tener la cita del lunes en la cabeza.

Del mismo modo, la SD Huesca no quiere detenerse en caliente en los porqués de haber sumado solo dos puntos de los últimos nueve en juego. “El balance de estas tres jornadas es el que es. Podíamos tener dos puntos más y no los tenemos. Hay que mirar lo que falta, no hay tiempo para echar la vista atrás. Hay un derbi que es muy atractivo de jugar. Los tres puntos nos meterían en la pelea por todo”, ha añadido Míchel Sánchez.

El empate de este miércoles con el Cádiz “no afecta más por la proximidad del derbi. Afecta lo que ha pasado pero toca levantarse”. Queda una “mala sensación” por la última jugada del partido, el penalti de Luisinho a Salvi. Más allá de este hecho, “el trabajo no ha sido malo. Ya pensamos en el derbi y lo afrontamos con esa ilusión y ganas. No nos podemos ir defraudados, hemos minimizado el potencial del Cádiz con alguna ocasión nuestra. El partido estaba donde queríamos”.

Sin querer individualizarlos, Míchel ha teorizado que “el fútbol es un mundo de errores. No hay que individualizar. Se cometen errores en ciertos aspectos del juego. Ahora lamentarnos qué se pudo hacer no conduce a nada. De los errores se aprende, más allá de la atmósfera que se genere”. Y es que los azulgranas han sido ante el líder “un equipo muy fiable y les he dicho que hay que levantarse. Lo único que podemos hacer es levantarnos y mejorar el resultado de hoy con opciones de sumar los tres puntos en Zaragoza”.

El ritmo ha sido “más lento de lo que quisiéramos en la primera parte, hemos tenido menos fluidez por la entidad del rival pero la situación estaba controlada”. Míchel también ha valorado en el aspecto global el gol de Okazaki, noveno del japonés en lo que va de curso (más los siete anulados) y el alcance que está teniendo el balón parado en la vuelta del fútbol: “La estrategia es importantísima todo el año”.

Los azulgranas retomarán el trabajo este jueves a las 9.30 en el IES Pirámide y no se detendrá hasta el lunes con la expedición a la capital aragonesa. Ninguno de los dos apercibidos de suspensión, Juan Carlos y Josué Sá, han sido amonestados por lo que la única duda para la cita de La Romareda reside en el concurso de Dani Raba, baja este miércoles por una dolencia muscular leve pendiente de evolución. Aunque había arrastrado molestias físicas desde Albacete, Jorge Pulido ha completado los 97 minutos del choque con el Cádiz.

Etiquetas
Comentarios