Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

El tren del ascenso directo pasa por El Alcoraz

Los azulgranas reciben al Cádiz, líder y a siete puntos de distancia, con la obligación de ganar y en la antesala del derbi aragonés (19.30, Vamos).

Jugadores de la SD Huesca, durante el entrenamiento de este lunes.
Jugadores de la SD Huesca, durante el entrenamiento de este lunes.
SD Huesca

Las opciones de ascenso directo de la SD Huesca se sujetan en los dos próximos partidos. El Cádiz este miércoles en El Alcoraz (19.30, Vamos) y el Real Zaragoza en el derbi aragonés del próximo lunes pondrán a prueba a un equipo que ha aterrizado de manera irregular en la vuelta del campeonato pero que mantiene su altura de miras. El nuevo fútbol premiará a los mejores físicamente; al menos, así lo entiende el técnico Míchel Sánchez, aferrado a las infinitas posibilidades de una plantilla que deberá horadar hoy una roca. El equipo andaluz, el más regular este año, es el líder porque ha ganado más partidos que nadie y pierde muy pocos.

Una trayectoria que no ha descabalgado del ascenso directo a los de Álvaro Cervera en todo el curso. Siete puntos separan a azulgranas de amarillos, por lo que la victoria local es el único camino que aparece desbrozado de maleza. Un empate o una derrota complicarían la empresa. Tan cerca y tan lejos. El Huesca ha sumado una victoria, un empate y una derrota desde la reanudación de la liga y emitido señales preocupantes ante Mirandés (1-2) y Albacete (2-2). El duelo con los manchegos parecía perdido y se recompuso gracias a un Rafa Mir en estado de gracia, con cuatro goles en tres jornadas. El delantero murciano se eleva sobre el resto de compañeros en un bloque que está pagando caros los desórdenes defensivos.

Míchel ha realizado una apuesta clara por las rotaciones. El exigente ritmo, las altas temperaturas, los viajes, la presión y tensión competitivas… Componen un cuadro frente al que los azulgranas están reaccionando con todas sus armas. Y con los pros y contras que esto conlleva. Los problemas físicos y bajas en la defensa han sido por el momento el gran hándicap de un Huesca que ha marcado seis goles y recibido cinco, demasiados para un candidato a regresar a Primera División. Ya han actuado los 22 futbolistas de la plantilla más Nwakali, con relevos y descansos en todas las posiciones y el ánimo de que todos estén frescos hasta el final, cuando previsiblemente se definan las posiciones.

Pese a todo, Josué Sá, Insua, Pulido, Yáñez o Raba han arrastrado molestias en los últimos días. De todos ellos, el cántabro será baja segura por una leve lesión muscular. Tampoco está a tope Pulido, a quien se podría dar descanso para evitar males mayores. Cabe apuntar a la cuarta pareja de centrales titulares (Sá-Insua) en otros tantos partidos para frenar a un rival que, contra lo que se piensa, marca muchos goles: 45, los mismos que la SD Huesca. Y no necesita un juego fluido ni de trazo exquisito para conseguirlo. Mosquera, que descansó en Albacete, parece fijo en un once que puede deparar sorpresas y algún relevo como el de Mikel Rico. Tampoco contó Míchel con parte de la vieja guardia, como Pedro López y Luisinho, y Rubén Yáñez podría volver a ubicarse bajo los palos.

El desafío mayúsculo que supone el Cádiz, además sin el calor de los aficionados, también pone a prueba el carácter local extraviado el día del Mirandés. Ha quedado probado en las tres primeras jornadas del nuevo fútbol que jugar en casa ha perdido significado. Así, una de las grandes virtudes de esta temporada en el Huesca se ha de suplir con otra que permanece. El talento. Fuera de toda duda, a pesar de que sí las despierte el carácter en algunas fases del juego. Se intuye un partido vivo y, a la vez, un ejercicio de paciencia. El líder no ha perdido en los últimos cinco compromisos y esta campaña se ha impuesto en Zaragoza y Almería.

Los amarillos presentarán las bajas del mediapunta Alberto Perea por sanción y Luismi Quezada por lesión y tienen en sus filas a dos exazulgranas, Carlos Akapo y Marcos Mauro, además de una nómina de futbolistas de alta cuna, bregados en mil batallas. Han tenido problemas físicos David Gil, Mauro, Jon Ander Garrido y Filip Malbasic. El líder telonea el derbi aragonés del próximo lunes. Casi nada.

Posibles alineaciones

SD Huesca: Yáñez; Pedro López, Pulido o Insua, Josué Sá, Luisinho, Mosquera, Doukouré, Eugeni, Ferreiro, Raba y Okazaki.

Cádiz: Cifuentes; Akapo, Fali, Cala, Espino; José Mari, Ramos, Álex Fernández, Salvi, Pombo y Lozano.

Árbitro: Trujillo Suárez (comité tinerfeño).

Estadio: El Alcoraz (19.30, Vamos).

Etiquetas
Comentarios