Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La huella permanente de Míchel Sánchez

La plantilla de la SD Huesca ha cumplido tres semanas de ‘pretemporada’ y el lunes comenzarán los entrenamientos colectivos.

Un expresivo Míchel Sánchez, durante el entrenamiento del viernes.
Un expresivo Míchel Sánchez, durante el entrenamiento del viernes.
La Liga

El pasado verano, la SD Huesca arrancó la pretemporada un tórrido 8 de julio. Con Míchel Sánchez realizaron las primeras carreras del curso solo siete de los futbolistas que, casi once meses después, preparan el retorno de la competición a la espera de que llegue el tan anhelado fin de semana del 13 y 14 de junio. Para entonces, cuando LaLiga y las autoridades sanitarias hayan pulsado el botón de reinicio, la plantilla azulgrana habrá completado un segundo periodo de puesta a punto muy diferente al primero: con 30 jugadores y tiempo para que el técnico madrileño refresque y desarrolle el ideario futbolístico con el que aspirar al regreso a Primera.

Antes de que se desencadenen los acontecimientos, con un ritmo desenfrenado de partidos cada tres día -tres a la semana- hasta el 19 de julio más un hipotético ‘play off’, Míchel no quiere dejar nada a la improvisación. Metódico y preciso en sus planteamientos de trabajo, sabe que la dinámica en la que se sumergirán estas últimas once jornadas limitará mucho la parcela táctica. Todos los equipos se deberán someter a imprescindibles entrenamientos de recuperación física y descansos en la medida de lo posible, a lo que se han de sumar los seis desplazamientos que ocuparán y restarán más horas todavía a este apartado.

Por todo ello, el entrenador de la SD Huesca trata de refrescar e introducir los conceptos de los que se ha hecho gala en las 31 jornadas disputadas. El cuerpo técnico se muestra convencido de que en la ruta hacia el éxito no cabe desviarse ni un milímetro de los postulados que se comenzaron a introducir aquella tarde del 8 de julio ante un reducido grupo de futbolistas de los que solo Álvaro Fernández, Antonio Valera, Jorge Pulido, Javi Galán, Eugeni Valderrama, Luisinho Correia y David Ferreiro siguen perteneciendo a la primera plantilla. Les acompañaban futbolistas que fueron saliendo de los planes de Míchel en las semanas y meses posteriores, como Gallar, Joaquín, Escriche, Musto o Jovanovic, y se encontraban a las puertas piezas que se irían sumando en los días siguientes como Mikel Rico.

Fue un verano complicado en ese aspecto, en un fuerte contraste con la situación actual y los 30 jugadores de que se disponen desde el arranque de las sesiones individuales que tuvo lugar hace tres semanas, el 11 de mayo. Los clubes profesionales han ido quemando las fases dos y tres dentro de los plazos previstos y con el visto bueno de Sanidad y se aprestan a acceder desde este lunes a la cuarta, a la que se denomina de competición: serán menos de dos semanas antes del tan esperado y aplazado desplazamiento a Málaga, por lo que los azulgranas cerrarán de este modo una atípica pretemporada de 33 días que, de momento, solo reflejan los problemas físicos de Eugeni y de Manu Molina, del Ejea, como contratiempos.

El cuerpo técnico ha planificado un periodo con una elevada carga física que se ha ido matizando con sesiones más livianas, sobre todo los jueves, y este fin de semana después de que se haya indultado a la plantilla con la cancelación del entrenamiento previsto inicialmente este sábado. Las charlas tácticas de Míchel han sido otra constante tanto a nivel individual como grupal y también de forma telemática durante el confinamiento, con el acento puesto en la salida del esférico desde atrás, la presión sobre la salida del rival y el ordenamiento defensivo de todas las líneas, especialmente la de retaguardia. La SD Huesca quiere seguir siendo protagonista con el balón y no sufrir tanto sin él en las transiciones ofensivas del rival.

Uno de los veteranos del vestuario, Pedro López, indicaba esta semana que “todos los equipos tenemos que prepararnos lo mejor posible y a partir de ahí los primeros partidos seguramente cuesten más de lo normal, pero psicológicamente estamos todos concienciados de que será intenso. Ya no vale la racha de hace dos meses, todos empezamos de cero”. La plantilla es consciente de que el margen de error se estrechará y de que un buen inicio tanto en los partidos en El Alcoraz como a domicilio puede marcar el devenir de los azulgranas en pos del ascenso directo.

Etiquetas
Comentarios