Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca celebra el segundo aniversario de Lugo en pos del regreso a Primera División

Los azulgranas alcanzaron el 21 de mayo de 2018 una gesta que aspiran repetir cuando se reanude la liga a mediados de junio.

21 de mayo. Ascenso histórico. La SD Huesca certifica con su victoria ante el Lugo su ascenso a la Primera División de fútbol por primera vez en su historia tras una campaña de ensueño.
La foto siempre soñada, aldía siguiente del ascenso en Lugo de hace dos campañas.
EFE/J. B.

21 de mayo. Día de celebraciones eternas desde que, hace dos años, la SD Huesca tocara el cielo de la Primera División con su victoria en Lugo (0-2). San Anxo Carro. El segundo aniversario de la mayor gesta azulgrana en más de un siglo de fútbol se celebra en unas condiciones peculiares por inesperadas: con el fútbol español comenzando a salir del estado de congelación provocado por la crisis de la covid-19 y la plantilla a las órdenes de Míchel afrontando su primera semana de trabajo en grupos después de dos meses confinada en sus domicilios. En circunstancias normales, este domingo habría concluido la liga regular con la visita al Sporting en El Molinón, quién sabe si con el ascenso en juego.

El breve paso por la máxima categoría del fútbol nacional alojó en las arcas del club oscense ingresos de 51 millones de euros, cinco veces más que el año anterior, y unos beneficios de cerca de 11 millones, según se especificó en la junta de accionistas del pasado mes de diciembre. Además, los derechos de televisión ascendieron a 44 millones de euros y en este curso, a nueve millones que se suman a los casi diez de la ayuda al descenso. En ese sentido, la viabilidad económica está garantizada a prueba del mordisco generalizado como consecuencia de la pandemia mundial. La medida de reducir salarios de futbolistas, técnicos y altos directivos que se acordó a comienzos de abril supone otra garantía de supervivencia en tiempos de apretarse el cinturón.

A la espera de que se pueda calibrar el impacto económico de esta crisis con la reducción de ingresos por taquillas, la necesaria compensación que se deberá realizar a los abonados que no accedan al El Alcoraz en los cinco últimos encuentros más el hipotético ‘play off’, la SD Huesca se aferra a un doble escenario deportivo que marcará de manera ineludible el devenir del club. El retorno a Primera División redundaría en su buena salud económica, que aún sería mayor, y de continuarse en la categoría de plata ya se trabaja para exprimir el mayor rédito posible del escenario menos deseable.

Con ese objetivo afrontarán los azulgranas las once últimas jornadas del campeonato: lograr el segundo ascenso en solo tres temporadas. Un hito con el que pasaría a formar parte de un selecto grupo de clubes que han logrado este éxito; en algún caso, en varias ocasiones. Los miembros de esta selecta nómina son escasos: solo 15. Tres de ellos, Sevilla, Levante y Deportivo, lo han conseguido en lo que va de siglo XXI. El ejemplo de los gallegos es el más reciente. Subieron a Primera en 2012 para descender al año siguiente y volver a escalar hasta la cúspide a la primeras de cambio con una plantilla en la que aparecían los hoy azulgranas Luisinho, Insua y Juan Carlos Real.

El Levante repitió este mismo ciclo entre 2003 y 2006 y el Sevilla lo hizo entre 1998 y 2001. El Villarreal hizo lo propio entre 1997 y 2000, de modo que lo que intenta ahora el equipo de Míchel Sánchez no supone ni mucho menos una rareza inalcanzable. Real Sociedad, Celta, Racing de Santander, Málaga, Granada, Salamanca, Cádiz, Pontevedra, Extremadura, Mérida y Alcoyano son otros ejemplos, algunos lejanos en el tiempo, a seguir para ganarse el carácter de equipo ascensor primero y tratar de mantenerse arriba el mayor tiempo posible después.

Todo, por volver a obtener una foto como la de aquella noche en el Anxo Carro de Lugo. En la que solo volverían a aparecer de aquel plantel Antonio Valera, Jorge Pulido y David Ferreiro. Algunos de ellos se mantienen en Primera a la espera de que se reordene el tablero y se active la competición: Remiro con la Real Sociedad, Melero con el Levante, Chimy, aunque lesionado, con Osasuna, Cucho en el Mallorca, Moi Gómez en el Villarreal y Vadillo en el Granada. Por supuesto, Joan Francesc Ferrer, Rubi, ahora en el banquillo del Betis.

Como rivales de los azulgranas, Alexander en el Mirandés, Gallar en el Girona, Akapo en el Cádiz, Aguilera en el Alcorcón, Santamaría en el Rayo Vallecano…Otros tomaron latitudes más alejadas, como Jair con rumbo a Israel, Sastre a Chipre, Brezancic de vuelta a Serbia o Rescaldani a Argentina. Rulo, Kilian o Luso han competido en Segunda B y Camacho colgó las botas hace ahora un año. Espejos todos ellos en los que puede mirarse el plantel actual, con el tiempo detenido en aquella visita a Málaga que tendría que haberse llevado a cabo el sábado 14 de marzo y tendrá lugar, si nada se tuerce, a mediados de junio.

Etiquetas
Comentarios