Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Partidillos y tiros a puerta en la segunda sesión por grupos de la SD Huesca

Los porteros ganaron en protagonismo este martes en el Pirámide al poder medirse con sus compañeros por primera vez en más de dos meses.

Mboula encara a Luisinho, en el entrenamiento de este martes.
Mboula encara a Luisinho, en el entrenamiento de este martes.
LaLiga

Era algo que los porteros estaban esperando con ansia, el momento en el que sus compañeros disparasen a los tres palos y ellos se tuviesen que estirar para detener el balón. Tras más de dos meses sin poder realizar en condiciones reales aquello que los diferencia en el mundo del fútbol, este martes por fin pudieron participar activamente en partidillos y ejercicios de tiro dentro de una sesión en la que el balón cobró especial protagonismo. El entrenamiento fue el segundo para la SD Huesca dentro de la fase 3 del protocolo que establece los pasos a seguir para retomar la competición y en él, como será la norma hasta que se alcance el siguiente estadio, el equipo trabajo dividido en tres grupos.

Especialmente activos estuvieron los cancerberos de los turnos 1 y 3. En el primero se encuentra Rubén Yáñez, que tuvo que frenar las acciones de finalización por banda que ensayaron sus compañeros. Además, en este caso, también se practicó con una defensa de cuatro compuesta por Miguelón, Kike Hermoso, Pulido y Luisinho. En el tercero, la presencia de Bardají y Valera facilitó la disputa de partidos en campos de dimensiones reducidas.

Como ya había sucedido en el inicio de la semana, hubo tiempo para los rondos. Además, se ejecutaron ejercicios de posesión y Míchel impartió ligeras charlas de táctica, algo que en las anteriores fases se había tenido que limitar a hacer mediante videoconferencia y, en muchas ocasiones, de forma individualizada.

En el grupo 2, al que se tendrá que incorporar el lesionado Eugeni, que continúa con su puesta a punto en solitario, la nota positiva sigue siendo las buenas sensaciones que está dejando Doukouré y que confirman que su problemas de rodilla que le han impedido jugar en lo que va de temporada han quedado atrás. El centrocampista protagonizó varias carreras explosivas y golpeó el balón sin ningún tipo de temor.

Cristo da el susto

El susto de la matinal lo protagonizó Cristo González. El delantero canario sufrió una contusión en el muslo derecho que le impidió participar en el último de los ejercicios de su grupo, el 1. Precisamente el de los disparos a puerta. De todos modos, no se espera que tenga problemas para estar presente en la sesión del miércoles

Etiquetas
Comentarios