Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca rebaja la exigencia física en su cuarto entrenamiento

Eugeni, por segundo día, se limitó este jueves a ejercitarse en el gimnasio.

Pulido realiza estiramientos durante el entrenamiento de este jueves.
Pulido realiza estiramientos durante el entrenamiento de este jueves.
La Liga

La cuarta sesión semanal de entrenamientos de la SD Huesca venía siendo ya desde antes del parón e incluso durante el confinamiento la de menos carga y este jueves, tras tres días de trabajo más intenso en lo que está suponiendo el regreso a los ejercicios sobre el terreno de juego, la pauta se repitió. Por encima de lo físico, lo que predominó durante la mañana en el Pirámide fueron el dominio del balón, la bicicleta estática y los estiramientos.

Tras dos meses sin pisar el césped, el aumento de la exigencia está siendo progresivo con el fin minimizar los posibles percances físicos. Los altoaragoneses, debido a que fueron de los últimos en someterse a los test médicos para descartar la presencia de positivos por covid-19 en la plantilla y su entorno, también fueron de los últimos en arrancar la fase 2 del protocolo que guía el regreso a la competición. La vuelta a los entrenamientos individuales sobre el terreno de juego no se produjo hasta el lunes pasado y por ello, a diferencia de otros conjuntos que sí que han programado días de descanso en medio de la semana, Míchel y sus colaboradores optaron por no parar hasta el viernes y dejar a los futbolistas libre el fin de semana.

Después, de cara a la próxima semana, si no hay contratiempos, la previsión es que se puedan comenzar ya los entrenamientos grupales, aunque el número de jugadores que participen en estos sea reducido. El simple hecho de poder interactuar entre ellos, algo ahora completamente prohibido, hará que la variedad de los ejercicios aumente y que sea posible trabajar de una manera más óptima algunos conceptos tácticos. Además, también se entiende en el cuerpo técnico que esa mayor normalidad facilitará la concentración. No en vano, una de las preocupaciones en estos primeros días, al margen de las lesiones, ha sido conseguir que, en un ambiente y unas circunstancias tan atípicas, las sesiones fuesen de calidad y provechosas.

En los dos campos del Pirámide, repartidos en tres turnos y en cinco grupos, se ejercitaron los 29 jugadores que tiene en este momento sanos Míchel. Incluido Doukouré, que, como ya hizo en los entrenamientos inmediatamente anteriores al parón, sigue mostrándose muy recuperado de las dolencias de rodilla que hace más de un año que le mantienen en el dique seco.

En las instalaciones de el Pirámide también estuvo Eugeni, que como el día anterior, se ejercitó en el gimnasio. El medio tarraconense arrastra desde el martes una lesión muscular en el recto anterior del cuádriceps izquierdo.

Etiquetas
Comentarios