Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Chimy Ávila, el comandante que sigue muy presente en la SD Huesca

Se cumple un año del último gol de argentino con los azulgranas. A pesar de que ahora viste la camiseta del Osasuna, su apego por la ciudad y la afición oscense continúa.

El delantero Chimy Ávila celebra el gol de la victoria ante el Sevilla en El Alcoraz.
El delantero Chimy Ávila celebra el gol de la victoria ante el Sevilla en El Alcoraz.
Verónica Lacasa

Moi Gómez centró desde la izquierda y en el corazón del área estaba él con el cañón preparado para con una volea superar a Andrés Fernández. Corría el minuto 77 en el Estadio de la Cerámica y Chimy Ávila conseguía el que acabaría siendo el definitivo 1-1, un empate en la jornada 35 que no evitó que una semana después se acabase consumando el descenso a Segunda División, pero que mantuvo hasta entonces viva la esperanza. Aquel gol, de bella factura como casi todos los que logró en el debut en Primera División, fue el último del ‘Comandante’ con la camiseta de la SD Huesca, un tanto del que este martes se cumple un año.

Han pasado desde entonces 365 días en el que los caminos del club azulgrana y del atacante argentino de 26 años se han separado sobre el terreno de juego, pero no en el plano sentimental. El recuerdo de Chimy, ahora en el Osasuna, se mantiene vivo en la afición altoaragonesa, prendada de su entrega e identificación con la grada en cada partido, y también dentro de él sigue muy presente su estancia de dos campañas en la capital oscense, a la que llegó cedido por el San Lorenzo de su país, siendo constantes sus muestras de cariño. 

La semana pasada felicitó San Jorge a través de las redes sociales adjuntando una imagen de celebración, la de su icónico gol en San Mamés, con la segunda equipación, precisamente la de la cruz de San Jorge, y también quiso ser participe del reciente sesenta aniversario del club mediante un vídeo en el que agradeció “los dos años hermosos que me hicieron pasar con ustedes” y en el que deseó que “ojalá vuelvan a pasar” dejando la puerta de su vuelta entreabierta. De hecho, más que un adiós, siempre ha considerado su salida de El Alcoraz un hasta pronto, siendo constantes sus visitas. Se le pudo ver durante las fiestas de San Lorenzo como un oscense más y ya durante la actual campaña ha acudido a El Alcoraz. Un ejemplo fue el duelo con el Oviedo en noviembre.

“Lo que nunca imaginé es que en Huesca encontraría una casa y una gente que me amara tanto”, declara al respecto en una de los últimas entregas emitidas del programa ‘Informe Robinson’, en el que su mujer, María Bossi, añade que “en Huesca fue donde aprendimos a ser felices”. Su evolución iniciada como azulgrana y continuada como jugador referente de Osasuna durante la primera parte de la temporada ha hecho que los ojos del fútbol nacional se hayan puesto sobre él. Durante el último mercado de invierno incluso se situó en las órbitas del Atlético de Madrid y del FC Barcelona.

Tras haber conseguido siete goles en el ascenso del Huesca a Primera en la campaña 2017-18 y diez en la siguiente en su debut en la élite, con los rojillos llevaba rubricados nueve en liga y dos en Copa del Rey antes de que el 24 de enero se rompiese el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda en la visita a Pamplona del Levante. Desde entonces se encuentra recuperándose dando muestras de que su puesta a punto marcha a buen ritmo.“Una nueva prueba en la vida”, como el mismo dijo sobre su lesión, para alguien muy acostumbrado a superarlas. No en vano, Chimy, criado en un barrio humilde de la ciudad argentina de Rosario dentro de una familia de nueve hermanos, le ha tocado vivir momentos duros dentro y fuera de la cancha. “He hecho el mal y siento que Dios me ha perdonado”, afirma en Informe Robinson.

Al Huesca llegó de la mano de Leo Franco cedido por el San Lorenzo, en el que militaba desde 2015, y fruto del convenio de colaboración que se estableció entre ambas entidades. “Vengo a dar mi mejor versión” fue el propósito que se marcó en su presentación como azulgrana. Una meta por la que sigue esforzándose día a día. Solo así se puede entender a Chimy.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión