Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La instrucción de la Oikos se amplía 18 meses más

El próximo 15 de junio están llamados a declarar, si la situación sanitaria lo permite, el consejero delegado de la SD Huesca Manolo Torres, el exjugador Íñigo López y empresario Luis Ardid.

Íñigo López, a su salida del juzgado.
Íñigo López, a su salida del juzgado.
Pablo Segura

La instrucción de las dos fases en la que está dividida la Operación Oikos sigue adelante. Aunque en un primer momento el periodo para llevar a cabo las diferentes diligencias tocaba a su fin el 2 de mayo, finalmente éstas podrán seguir desarrollándose después de que, tras oír al ministerio fiscal y a las diferentes partes, el magistrado Ángel de Pedro haya entendido necesario prorrogar el plazo en 18 meses atendiendo a la complejidad del caso. La medida era esperada, no en vano, el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 5 de Huesca en su auto del pasado 6 de marzo, en el que puso sobre la mesa esta cuestión, también llamó a declarar en calidad de investigados a cuarenta personas, además de a la SD Huesca, por lo que escuchar a todas las partes antes de la fecha inicial tope era complicado.

Una de las primeras medidas palpables de la ampliación del plazo es la citación para el 15 de junio de la SD Huesca, que será representada por su consejero delegado, Manolo Torres. Ese día, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita, también deben personarse ante el juez Luis Ardid, responsable de la empresa que facilita el catering a la entidad oscense, y el exjugador Íñigo López. En los tres casos se atribuyen presuntos delitos de corrupción en el deporte, además a Ardid se le suman los cargos de falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales, y a López, el de pertenencia a organización criminal.

La personación ante el juez es vista desde la SD Huesca como una oportunidad de defenderse y de ser desvinculada de la causa. De hecho, es algo que había venido solicitando desde que se produjeron los primeros registros y detenciones el pasado 28 de mayo. A este respecto, la entidad se ha mostrado hasta el momento dispuesta a colaborar y así ha dado traslado al juez de cuanto documento se le ha requerido. Los últimos, unas facturas correspondientes tanto a las obras de reforma de El Alcoraz, como del servicio de catering.

En concreto, Torres será cuestionado por dos partidos, el SD Huesca-Gimnastic de la temporada 2017-18 y el Reus-Valladolid, de la 2016-17; ambos disputados en la jornada 41 de sus correspondientes ejercicios. La investigación del primero sacó a la luz una supuesta trama de amaños de partidos vinculados con apuestas deportivas liderada por los exfutbolistas Carlos Aranda y Raúl Bravo, y con ramificaciones que han llegado hasta Italia. En él las sospechas van encaminadas hacia un acuerdo por el que los azulgranas, unos días después de haber logrado el ascenso a Primera División, se dejaron vencer. Respecto al Reus-Valladolid, epicentro de la segunda fase de la investigación, lo que se estudia es una prima a terceros por ganar de los oscenses a los catalanes.

A las tres comparecencias que ya tienen fecha hay que sumar todas aquellas que se realizarán por vía telemática. En ellas, que son el grueso, se incluye a la plantilla del Reus de la temporada 2016-17, en la que se encontraba el actual jugador del Real Zaragoza, Pichu Atienza. También a un grupo de doce personas residentes en Málaga, donde Aranda regentaba varios salones de juego, que habrían apostado dinero en el Huesca-Gimnástic.

No han sido llamados a declarar de momento tres de los detenidos el 26 de noviembre dentro de la segunda fase de la Oikos, la que hace referencia al Reus-Valladolid: Agustín Lasaosa, expresidente de la SD Huesca, Carlos Laguna, director financiero de la entidad, y Jesús Sanagustín, administrador de la constructora Pryobras. De ellos, los dos últimos han solicitado hacerlo voluntariamente. 

Etiquetas
Comentarios