SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

Torres: "La rebaja salarial protege a la SD Huesca en los peores escenarios"

El consejero delegado de la entidad azulgrana destaca "la buena predisposición del equipo" en las negociaciones llevadas a cabo en los últimos días.

Manolo Torres, consejero delegado de la SD Huesca.
Manolo Torres, consejero delegado de la SD Huesca.
Verónica Lacasa

"Perseguíamos ser capaces de enfrentarnos a un quebranto económico extraordinario como el que podría acarrear la no reanudación de las competiciones y también buscábamos una solución para la familia que conforma el club". Tratando de adelantarse a los acontecimientos y de tener previstas respuestas ante los posibles escenarios que se pueden dar en un futuro en relación con la crisis generada por la pandemia de coronavirus, la SD Huesca hizo público el sábado pasado el acuerdo de reducción de salarios alcanzado con la plantilla y el cuerpo técnico del primer equipo al que se han sumado los principales directivos. La medida, que el consejero delegado, Manolo Torres, observa ahora de forma "muy satisfactoria", es acorde con las ya realizadas por otros conjuntos de Primera y Segunda División y "permite no tener que presentar un ERTE". "Los acuerdos van encaminados a que, si se dan los peores escenarios, el impacto sea mínimo y la institución quede protegida", añade.

Las negociaciones, en las que los capitanes Jorge Pulido, Mikel Rico y David Ferreiro ejercieron de portavoces del equipo, arrancaron poco antes del inicio de Semana Santa y ya el miércoles pasado todo se encontraba muy encaminado tras unas conversaciones fluidas. "Tanto los jugadores como el cuerpo técnico, empezando por el entrenador, han demostrado la mejor de las predisposiciones", reconoce Torres, algo que considera que "responde al estilo del Huesca y de sus futbolistas". "Ha habido coincidencia entre las partes en la forma en la que deben afrontarse estas situaciones", recalca. No en vano, directiva y equipo estuvieron de acuerdo ya en los primeros contactos en que su rebaja salarial implicaría también que no se viesen afectados los emolumentos y contratos del resto de trabajadores de la entidad, que cuenta con más de noventa empleados que en estos momentos están realizando sus funciones desde sus domicilios. "Tratamos de mantener la actividad para que cuando se pueda volver a la normalidad se haga de la mejor manera posible", comenta Torres al respecto.

Así, negro sobre blanco ha quedado dispuesto cómo repercutirá en los sueldos de los miembros del vestuario y de cabezas visibles como el propio consejero delegado, el director general Josete Ortas, el director deportivo Rubén García y el gerente Luis Sanclemente, cada uno de los tres escenarios que ahora mismo se contemplan respecto a la reanudación de la liga y que van desde que ésta no se produzca hasta que se haga con o sin público en la grada. "La peor circunstancia sería no jugar, algo demoledor económicamente por los derechos de televisión", expone Torres, haciendo referencia a un concepto del que a la entidad altoaragonesa todavía le queda por percibir unos 2,5 millones de euros, el 28% del total estipulado para la actual temporada. "La puerta cerrada sería el mal menor, mientras que lo deseable es que la afición pudiese estar en la grada porque al fin y al cabo esto es un espectáculo pensado para ser disfrutado en vivo", continúa su análisis subrayando que "la prioridad debe ser siempre la salud".

El deseo de la SD Huesca es el de que la competición, a la que le restan once jornadas, se pueda llevar a término para pelear hasta el final por el salto a Primera División; en el momento en el que el balón se detuvo, los azulgranas eran cuartos a cinco puntos de distancia de los puestos de ascenso directo. En este sentido se alinea con las intenciones expresadas por la Federación Española de Fútbol y La Liga, tan distantes en muchos otros puntos. "Somos miembros de los dos entes y al final lo que parece más razonable es que ambos trabajen en el cuándo se podrá volver a competir y en el cómo", comenta el consejero delegado.

Más allá del 30 de junio

Al hilo de esto, en la negociación con la plantilla también quedó acordada la prolongación de los contratos de los jugadores cuya vinculación tocaba a su fin el 30 de junio, fecha en la que tradicionalmente se da por concluida la campaña y que en esta ocasión no será así. En las filas azulgranas se encuentran en esta situación Valera, Pedro López, Luisinho y Okazaki. Además, también acababan entonces en un principio las cesiones de Yáñez, Josué Sá, Insua, Datkovic, Doukouré, Miguelón, Raba, Sergio Gómez, Cristo y Mboula. En estos casos, habrá que tener en cuenta a sus clubes de origen, aunque desde el Huesca no se cree que vaya a haber problemas.   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión